Ir a contenido

TENDENCIA AL ALZA

'Escape the corset': las coreanas se rebelan contra el maquillaje

El movimiento feminista cuestiona los rígidos cánones de belleza que imperan en el país, potencia mundial de la industria cosmética

Algunas marcas han cambiado ya su estrategia de marketing con productos 'todo en uno' para captar nuevas clientas

Reuters

La activista Lina Bae, una de las más famosas impulsoras del movimiento Escape the corset. / YOUTUBE / LINA BAE

La estudiante surcoreana Yim Ji-su solía sacrificar hasta dos horas de sueño cada mañana por su laboriosa rutina de maquillaje, desde aplicar la base y el corrector hasta acicalarse el cabello y los hombros.

Pero hace unos seis meses, se unió a un creciente grupo de mujeres jóvenes que han abandonado el maquillaje y se han cortado el cabello para rebelarse contra los viejos ideales de belleza que dicen haber sido sometidas en una Corea del Sur dominada por hombres.

El fenómeno ha provocado un debate en la nación obsesionada por la belleza, y las marcas están reconsiderando sus estrategias de marketing para atender al creciente movimiento.

"No somos muñecas, somos seres humanos", explica Yim, estudiante de tercer año de Literatura coreana a la Fundación Thomson Reuters desde la capital, Seúl. Ella va con la cara lavada y el pelo rapado.

Estudiantes universitarias

"Al escapar de este corsé, siento que soy yo otra vez", comenta, y agrega que más estudiantes en su campus también se han subido a este movimiento, Escape the corset. 

Potencia mundial cosmética

La amplia gama de productos cosméticos para el cuidado de la piel de Corea del Sur le ha dado a la industria el nombre de K-Beauty, un término que recuerda al apodo de K-Pop que se refiere a la floreciente escena de la música pop.

Corea del Sur se ha convertido en uno de los 10 principales mercados de belleza del mundo, según la firma de investigación de mercado global Mintel, con muchas mujeres que llegan al extremo de la cirugía plástica para alcanzar estándares de belleza uniformes.

Pero también es conocido como un país socialmente conservador: tiene una de las peores brechas salariales de género entre las naciones desarrolladas, y ocupa el puesto 115 de los 149 países en el informe sobre la brecha de género mundial del 2018 del Foro Económico Mundial.

En este contexto, el descontento entre las mujeres sobre los aspectos patriarcales de la sociedad ha ido creciendo lentamente.

'Me gustaría matarme'

Decenas de miles de mujeres salieron a las calles en Seúl el año pasado para protestar contra el fenómeno de la pornografía con cámara espía, donde las víctimas fueron filmadas de manera ilícita cuando cambiaban o tenían relaciones sexuales.

Casi al mismo tiempo, un pequeño grupo de mujeres también comenzó a unirse a lo que se conoce como el movimiento Escape the corset, llevando a las redes sociales a publicar imágenes de sí mismas destruyendo sus cosméticos.

La estrella de YouTube, Lina Bae, solía ofrecer tutoriales de maquillaje en el sitio para compartir videos, pero en un vídeo viral en junio pasado, reveló el lado oscuro de los rígidos estándares de belleza y el ridículo que tuvo que sufrir.
En su vídeo, que ha atraído casi 7 millones de visitas, Bae dijo que algunos fans le confesaron que se matarían si fueran como ella, y también algunos la llamaron "cerdo".

También explicó que muchas mujeres se sienten tan inseguras de su apariencia que se maquillan hasta bajar al súper de la esquina.

"No soy bonita, pero da igual bien", dice Bae, cuyo nombre real es Bae Eun-jeong, mientras limpia su sombra de ojos de bronce y su lápiz de labios rojo en el vídeo que encabeza este reportaje.

"No podré usar este corsé para siempre", agregó.

Aviso para el sector K-Beauty

A pesar del creciente movimiento, los analistas dijeron que es poco probable que el sector K-Beauty se vea afectado. "Es es un fenómeno que está surgiendo entre las generaciones más jóvenes de Corea del Sur, pero es una tendencia que aún no ha llegado al público en general", afirma Hwa Jun Lee, analista de belleza de Mintel en Seúl. Sin embargo, también advierte a las marcas que no se tomen esta tendencia a la ligera.

Algunas compañías ya han comenzado a responder a este nuevo mercado alejándose un poco de los viejos cánones de belleza y apostando por el "minimalismo" con productos de belleza todo en uno que simplifican las rutinas de cuidado de la piel, explica Lee.

Por su parte, la popular marca coreana de cosméticos Missha ha utilizado en uno de sus últimos espots a una modelo femenina de pelo corto.

"Aunque todavía está en su etapa incipiente, es importante que las marcas noten que el movimiento Escape the corset tiene el potencial de crecer aún más en el futuro", sostiene.
 

Esfuerzo sostenido

Las impulsoras del movimiento aseguran que renunciar al maquillaje es solo el comienzo para lograr una mayor igualdad de género, ya que las mujeres surcoreanas se enfrentan al sexismo cotidiano.

"Se trata de la elección de las mujeres... Se trata de cambiar nuestra cultura cotidiana", dijo Shin Ji-ye, una política de 28 años que el año pasado se postuló para el cargo de alcaldesa de Seúl, si bien perdió.

Sigue a Extra en Facebook