01 abr 2020

Ir a contenido

Hilo en Twitter

Las divertidas anécdotas de una profesora en clase

La tuitera Carla enumeró una serie de desternillantes situaciones con los pequeños

María Aragón

Las divertidas anécdotas de una profesora en clase

Pixabay

Carla no puede quedarse las anécdotas que vive con los pequeños de su clase para ella. Necesitaba compartirlas porque, dice, "el mundo merece que vean la luz".

Así lo decidió y así lo narró en Twitter, donde enumeró una serie de situaciones desternillantes con los pequeños. 

Por ejemplo, el crío que para echar un piropo a la 'profe' le compara con su abuelo. 

De los niños puedes esperar cualquier cosa, como ellos de ti. Porque cómo no se te había ocurrido que después de una semana de baja lo lógico es que llevaras unas pizzas para el desayuno.

La creatividad en ellos está infravalorada. Lo mismo te dibujan algo tan surrealista que eres incapaz de entenderlo, que te montan una película de un solo diente.

Los cumpleaños son sagrados. No nos puede sorprender este enfado.

Y los regalos. Pero no le busques tres pies al gato, no todo puede ser un regalo. Y no, una piedra nunca jamás será un regalo aunque venga de una niña de tres años. Qué te habías pensado...

Por supuesto, tienen derecho a odiarte si ven que lo tuyo es mejor que lo suyo.

Y luego está lo del lenguaje. ¿Dónde ha quedado la creatividad en el mundo adulto?

La edad es relativa...

Pero las habilidades son incuestionables.

Lo que también es cuestionable es el uso de la verdad por parte de estos pequeños. Para qué andarse con medias tintas si el señor calvo de la entrada se parece a su padre.

Y qué decir de la adultez, esa horrible etapa en la que los humanos son gigantes y pretenden ocupar espacios de los niños.

Igual todo esto era porque solo pensaban en siesta.

O simplemente que la profesora es incapaz de entender lo que sienten y piensan porque su vida es totalmente diferente a la de ellos.