Ir a contenido

EN ESTADOS UNIDOS

Detenida una madre por requisarle el teléfono a su hija

La hija decidió denunciarla y junto al exmarido denunciaron que le había robado el móvil

El teléfono requisado, en una captura del vídeo. 

El teléfono requisado, en una captura del vídeo. 

Una mujer ha sido detenida en Estados Unidos por requisarle el teléfono a su hija. La madre se lo quitó como castigo después de darse cuenta de que su hija adolescente estaba descuidando sus notas por dedicarle demasiado tiempo al móvil. 

Según medios estadounidenses y la propia versión de la madre, la hija, tras quedarse sin teléfono, decidió interponer una denuncia ante la policía con apoyo de su padre y exmarido de la mujer. El hombre aseguró ante la policía que el teléfono en cuestión era suyo, y que su exmujer se lo había robado. 

Poco después unos agentes acudieron al domicilio de Jodi May, que acababa de ser madre de un bebé de cuatro semanas, para proceder a su detención. Los agentes le comunicaron que tenían una orden de arresto contra ella por un robo. “Me dijo que me iba a arrestar y le pregunté si podía entregarme el lunes siguiente porque tenía un nuevo bebé y aún no se alimentaba con biberones”, explicó la mujer en Facebook al publicar su propia historia.

Sin embargo, la policía no hizo caso y se la llevó detenida. Jodie ingresó en una celda y allí permaneció durante unas horas hasta que fue liberado bajo una fianza de 200 dólares. Después, en un juicio, se aclaró que el teléfono móvil pertenecía a la niña y no a su padre, con lo que Jodie quedó libre. No obstante, la mujer se enfrentaba a una pena de 93 días de prisión por el hurto.