Ir a contenido

En Estados Unidos

Adelantan la Navidad para Brody, un niño de dos años con un cáncer terminal

Además de los vecinos, las redes sociales se han volcado para enviarle fotos y vídeos desde todo el mundo

María Aragón

Adelantan la Navidad para Brody, un niño de dos años con un cáncer terminal
 cáncer cerebral 

La familia, que reside en Burlington (Kentucky), se ha volcado para hacer que estas últimas semanas de su niño sean lo más divertidas y entretenidas posibles, y su último deseo, concederle unas bonitas Navidades, se ha hecho realidad gracias a su familia, un vecindario volcado y los deseos y felicitaciones de miles de personas a través de las redes sociales.

Team Brody, un grupo de Facebook con más de 7.000 personas volcadas en hacer que Brody viviera la mejor Navidad posible. 

La familia cuenta cómo Brody era un niño normal el pasado 5 de mayo, el día que acudieron al hospital porque el pequeño tenía mareos. Lo que en un inicio parecía una infección de oído fue finalmente el diagnóstico de un raro cáncer que no ha tenido opción de curar.  

"Él no es consciente de la enfermedad", dicen sus padres en una publicación. "Solo quiere divertirse cada minuto. Gracias por estar y rezar por nosotros".

Entre los numerosos planes con el pequeño, uno destacó por su magnitud. Había que adelantar la Navidad en el barrio para que pudiera vivirla como un niño normal. Los vecinos se sumaron iluminando las calles, y las redes sociales se volcaron enviando fotos y vídeos de sus disfraces de Papá Noel, regalos y muchas luces y árboles de Navidad. 

Una noche perfecta donde se cumplió el sueño de esta familia. "El tiempo fue genial y pudo salir a jugar con sus juguetes. Ayer comenzamos a decorar la casa y le dimos una tarjeta de Navidad. Estaba muy emocionado y tenemos que agradecérselo a todo el mundo que pasó por casa ayer", dicen en su última publicación.

Y la Navidad se hizo realidad.

"Gracias por ayudar a que la Navidad sea una realidad para él. Estamos sobrecogidos por vuestra ayuda, por sacar un rato de vuestra ocupada vida y pasar a saludar, rezar y abrazarnos. Solemos quedarnos con lo negativo de la sociedad, porque eso es lo más sencillo. Nos habéis dado una lección de generosidad y amor. Nunca lo olvidaremos".