Ir a contenido

Machismo en Rusia 2018

La periodista María Gómez estalla ante el acoso en el Mundial: "Basta ya de este tipo de hombres"

Intervino en BeMad para explicar cómo los hombres condicionan su trabajo y el miedo que sienten las periodistas en las conexiones

Mamen Hidalgo

María Gómez, junto a una imagen del acoso a una periodista de la cadena alemana Deutsche Welle en el Mundial de Rusia.

María Gómez, junto a una imagen del acoso a una periodista de la cadena alemana Deutsche Welle en el Mundial de Rusia.

Es el Mundial del machismo. Si en anteriores competiciones internacionales nos asombrábamos ante la violencia de los hooligans, en esta ocasión, en Rusia 2018, los protagonistas de la violencia están siendo los acosadores.

En apenas diez días de competición ya han circulado decenas de vídeos de cómo tanto aficionadas como periodistas están sufriendo el acoso por parte de distintas aficiones.

Ante las situaciones a las que se ven sometidas las periodistas en sus conexiones en directo, la periodista de Mediaset María Gómez ha estallado: "Somos trabajadoras, no floreros ni muñequitas. Somos profesionales y pedimos respeto".

En una conexión en directo en BeMad, la periodista española aprovechaba unos minutos para hablar de cómo su trabajo se ha visto condicionado por estas actitudes: "Si recordáis, nosotras al principio hacíamos la conexión en la calle, pero dejamos de hacerla porque un día un listo se nos tiró encima a hacer lo que le ha pasado a una compañera colombiana, a una compañera alemana y a una compañera brasileña que denunciaba así cuando intentaban darle un beso". Y lo denunciaba dando paso a este vídeo:

María contaba que la indignación va creciendo cada día, y que cada vez son más reporteras que se encuentran ante este tipo de situiaciones. "De pronto se abalanzan sobre nosotras o intentan darte un beso mientras estás trabajando. En los momentos en los que hay aficionados directamente se produce una avalancha y tienes miedo de que vaya a pasar cualquier cosa".

Para terminar la conexión, quiso hacer un alegato contra estas "situaciones del pleistoceno" que viven tanto ella como su compañera Cristina. "Me parece surrealista que lo tengamos que pedir. Basta ya de este tipo de actitudes, basta ya de este tipo de hombres. Somos trabajadoras, no somos floreros, no estamos esperando besos que no pedimos, no somos muñequitas que estamos en la calle. Somos profesionales y pedimos simplemente respeto".

Unas palabras que fueron celebradas por el presentador del programa, Nico Abad, quien dijo que denunciarían estas situaciones hasta que dejen de producirse.

Ante la repercusión, la periodista quiso concluir en su perfil de Twitter con un último mensaje: "Queda mucho por hacer, pero hay mucho camino hecho". 

0 Comentarios
cargando