Ir a contenido

MOMENTO ÉPICO DE INTERNET

La vida del padre de la BBC un año después del 'fenómeno viral'

Ahora a Robert E. Kelly le reconocen y le piden selfis en los aeropuertos, en el cine o incluso cuando hace la compra

Ha grabado varios anuncios, le invitan a numerosos eventos y le invitan con más frecuencias a conferencias sobre política asiática

Alexander García

El profesor Robert E Kelly, interrumpido en el directo de las Noticias de la BBC por sus hijos y su esposa, momento que se lleva a sus hijos del despacho. / BBC

Se ha cumplido un año de la famosa intervención de Robert E. Kelly en el canal internacional de la BBCEl 10 de marzo del 2017, mediante una conexión vía Skype, el profesor de Ciencias Políticas estaba hablando en directo sobre la destitución de la presidenta surcoreana Park Geun-hye, cuando de pronto sus dos hijos pequeños irrumpieron en el despacho cual iconos de moda en una pasarela. Al cabo de unos segundos apareció la esposa de KellyKim Jung-A, que, agazapada, se arrastró por la habitación en un intento desesperado por atrapar a los intrusos y sacarlos de allí. "Disculpen, les pido perdón", repitió varias veces Kelly en antena. Todavía desconocía lo que se le venía encima.

La escena se volvió viral en cuestión de horas y Kelly pasó a convertirse en el Papa de la BBC, con más de 27 millones de reproducciones en internet. La repercusión mediática fue tan grande que no le quedó otra que hacer un comunicado y conceder alguna que otra entrevista, donde aclaró varias cuestiones en relación a su familia y el momento vivido (como, por ejemplo, que la mujer que aparecía en el vídeo era su esposa y no una niñera, como mucha gente se imaginó).

Ahora, un año después del incidente, el experto en política ha querido retomar el hilo de su experiencia mediante las preguntas de sus seguidores en Twitter. "Preguntadme lo que queráis: hoy es el aniversario del vídeo #BBCDad". La interacción con los usuarios en la red social le ha servido para escribir un nuevo artículo en The Interpreter, donde reflexiona sobre cómo le ha cambiado la vida desde entonces.

Pérdida del anonimato

Una de las cuestiones que más han influido en la vida de Kelly es el hecho de no poder pasar desapercibido. Le reconocen cuando pisa un aeropuerto, cuando va al cine a ver una película y hasta cuando baja a hacer la compra. "Parece una observación banal, pero es muy raro que gente extraña pida regularmente hacerse fotos contigo. Te sientes como una celebrity. Un policía llegó a pararme para pedirme un selfi". La sensación de ser famoso, admite, es agridulde, porque la fama no le viene dada por méritos propios, sino por una escena rocambolesca y graciosa en la que los verdaderos protagonistas son sus dos "adorables y precoces hijos".

"Un policía de Corea del Sur me paró para pedirme un selfi"

Robert E. Kelly

Profesor de Ciencias Políticas en la Universidad de Pusan (Corea del Sur)

Rentabilidad económica

A raíz del aumento de su notoriedad, Kelly no solo ha ganado más dinero gracias a algunos anuncios publicitarios sino que le invitan a numerosos eventos. "Ahora solicitan con más frecuencia mi opinión sobre política en Asia. Me pidieron que hablara en el Colegio de Defensa Nacional de Omán en Muscat. También fui invitado a Filipinas y China. Normalmente son encuentros bien remunerados". Sus ingresos, reconoce, no han sufrido un cambio drástico pero sí que han incrementado, lo que le ha venido muy bien a su familia.

Fortuna frente a la opinión pública

Según Kelly, dentro de lo que cabe el vídeo ha adquirido un carácter positivo de cara a la opinión pública, algo que no siempre sucede con todos los contenidos virales. Durante los primeros meses no se libró de algunos ataques: desde la derecha le tildaban de "traidor racial", mientras que desde la izquierda intentaban ligar la escena con algún tipo de metáfora del poder social de los hombres blancos en Asia. "Mi esposa fue confundida con una niñera. Pero nosotros no nos sentimos decepcionados por nada de esto. Era predecible". Kelly también ha aprovechado para volver a negar las dos afirmaciones más frecuentes sobre el vídeo: que se realizó con la voluntad de hacerse famoso, y que no se levantó porque no llevaba pantalones.

"No hay ningún contenido ideológico en el vídeo. El episodio fue solo un 'blooper' familiar"

Todos estos ataques han sido contrarrestados por empatía de miles de padres de familia que se sintieron identificados con lo sucedido. Kelly ha recibido durante el último año muchísimos mensajes y llamadas provenientes de todas partes del mundo. "Esta fue la reacción más abrumadora. Recibimos miles de comunicaciones después del vídeo. La gente escribía correos electrónicos, nos solicitaba a través de las redes sociales, nos enviaba regalos, etc., y el 99% de ellos era positivo".

Con un mensaje de agradecimiento hacia estas personas que se vieron a sí mismas "en nuestros zapatos, luchando por equilibrar el trabajo y la vida", ha querido zanjar el tema el Papa de la BBC:  "A todos aquellos que nos escribieron, gracias por sus amables pensamientos y generosos comentarios, especialmente sobre nuestros niños. Nos sentimos halagados por la efusión".

Sigue a Extra en Facebook

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.