Ir a contenido

Una brocha diferente

Dibujos a golpe de tecla

La artista Keira Rathbone utiliza las máquinas de escribir para dibujar paisajes y retratos de famosos

David Parreño Mont / Barcelona

Keira Rathbone con una de sus 40 máquinas de escribir.

Keira Rathbone con una de sus 40 máquinas de escribir. / Alex Griffiths

Keira Rathbone tiene más de 40 máquinas de escribir. Pero no es escritora. Esta artista inglesa las utiliza para dibujar, una técnica con la que ha llegado a retratar Barack ObamaTom Hanks o Marylin Monroe. Pero su inspiración es la calle, entre gente de todas las edades, estilos de vida y nacionalidades.

Keira captura lo natural y espontáneo de un lugar. Con su máquina de escribir, capta la atención de muchos transeúntes. Rathbone relata: "Mientras estoy sentada trabajando en una pieza, atraigo comentarios y miradas, y eso es mágico".

El Hammersmith Bridge de Londres. / Keira Rathbone

Su carrera dio un paso definitivo en el 2009, cuando ilustró el libro 'Obama Music'. Fue un encargo de la dramaturga Bonnie Greer, tras ver la cubierta de un álbum de la banda escocesa Malcolm Middleton. Su original estilo la ha catapultado hasta el punto de que el próximol octubre participará en el lanzamiento en el Reino Unido del primer libro de Tom Hanks, la antología de cuentos 'Uncommon Type'.

Por caminos alternativos

Como todo lo grande, empezó de forma accidental. Keira tenía entonces 16 años, y su mente inquieta le obligaba a buscar caminos alternativos para conseguir lo que se proponía. "Disfrutaba empujando los límites", asegura. "Siempre me ha gustado hacer cosas poco convencionales y encontrar un uso creativo para objetos rudimentarios".

Así fue como decidió estudiar por su cuenta, sin un enfoque concreto. Escribía en la calle con este objeto totalmente obsoleto, y con ello desarrolló su estilo artístico: "Las preguntas y reacciones de las personas han influido en el desarrollo de mi forma de arte", relata.

En un principio, no pensó en usar su máquina de escribir para dibujar. Simplemente, se sentaba con su pequeña Silver Reed naranja. A través del mero hecho de mecanografiar letras, números y símbolos,  empezó espontáneamente a delinear. Entonces, no se dio cuenta de que se convertiría en su principal forma de expresión artística. pero no pasó mucho tiempo antes de verse pintando personas y paisajes callejeros.

Música experimental

Keira Rathbone también se ha unido a varios artistas visuales para experimentar y crear música con la máquina de escribir, distorsionando los sonidos en sus 'performances'.

Pero lo que algunos han llamado 'typewriter art' no es nuevo. El artista Alan Riddell hizo en los años 70 una selección de dibujos de la primera mitad del siglo XX hechos con este aparato. Otro artista conocido por sus obras mecanografiadas es Andrew Belsey, a quien Rathbone conoció en una exposición.

La Fortess Road de Londres. / Keira Rathbone

¿Qué le aporta a keira la máquina de escribir? "Me gusta la naturaleza repetitiva de escribir carácteres en el papel u otro soporte", explica. Rathbone ha expuesto en varias galerías de Londres, pero también en Nueva York y Niza. Sus próximos proyectos incluyen una exposición individual en el histórico New Wimbledon Theatre a principios de octubre.

Los transeúntes del Raval

Rathbone recuerda con cariño cuando expuso en el 2012 en la Galeria Il·lacions de Barcelona, un espacio dedicado al diseño. "Fue la primera vez que me senté en una vista privada y espontáneamente decidí tener a la gente como tema", recuerda. Empezó a dibujar a la multitud que se acercaba a ese rincón del Raval. "Les intrigué y causé una gran reacción", asegura. De aquí salió su obra 'Barcelona Love Letter', que muestra las siluetas difuminadas de varios transeúntes.

Ahora, Keira Rathbone ha fotografiado las 40 máquinas de escribir para crear un catálogo. "Pido disculpas a mi colección, pero las más especiales son las que funcionan", dice con ironía. "Hay un par que son realmente viejas, pero que tienen mucho carácter".

Temas: Tom Hanks Arte