Ir a contenido

ATAQUES VANDÁLICOS

Los tuneos de la sirenita de Copenhague

El símbolo danés por excelencia ha sido teñido con pintura, decapitado e incluso dinamitado

Vega S. Sánchez

La sirenita con burka (2004), con pintura blanca (1972) y de rojo, este martes pasado.

La sirenita con burka (2004), con pintura blanca (1972) y de rojo, este martes pasado. / AP / EFE / REUTERS

La sirenita de Copenhague, símbolo de la ciudad y del conjunto de Dinamarca, ha aparecido este martes pintada de rojo en protesta por la caza de ballenas en las Islas Feroe, territorio autónomo del país. Pero no es la primera vez que ha sufrido un ataque vandálico: la emblemática figura de bronce, que mide algo más de un metro de altura, ha sido teñida en múltiples ocasiones con pintura, ha sido mutilada e, incluso, destruida con explosivos, aunque siempre ha sido restaurada.

Debido a los múltiples actos de sabotaje que ha sufrido desde la década de los 50, el Gobierno danés anunció en el 2007 que iba a alejar un poco más de la costa la estatua de bronce, para evitar también que los turistas se suban a la roca para hacerse fotos junto a la efigie.

La sirenita fue un regalo del fabricante de cerveza Carl Jacobsen a la ciudad en 1913. Con él, homenajeaba al escritor danés Hans Christian Andersen, que escribió 'La sirenita' basándose en tradiciones y cuentos locales. Según la fábula, adaptada a finales del siglo pasado por Disney, la sirenita renunció a su condición marina por amor a un príncipe.

La estatua ha sido cubierta de pintura roja varias veces, incluyendo un episodio en 1961, en el que se le puso un sujetador rojo de pintura (la sirenita está en toples) a juego con el pelo, también tintado de bermellón.

En 1964, la sirenita fue decapitada y su cabeza desapareció, algo que también ocurrió en enero de 1998. Sin embargo en los 60 la cabeza no fue encontrada y se tuvo que volver a fundir una nueva testa con los moldes originales.

La cabeza de la última decapitación fue devuelta de forma anónima a un canal de televisión danés. En 1990 hubo otra intentona de guillotinar a la figura, que acabó con un corte de 18 cm en el cuello. Unos años antes, en 1984, la figura sufrió otra amputación, esta vez la de su brazo derecho, que también fue devuelto posteriormente.

Los tuneos de pintura han sido múltiples: en 1972, por ejemplo, se le echó pintura blanca, y de nuevo rojo en mayo del 2007. El acto más grave ocurrió, sin embargo, en septiembre del 2003, cuando la estatua fue arrancada de su roca, seguramente tras ser dinamitada. La figura fue arrojada al agua -y recuperada por la policía posteriormente- y en su lugar, los vándalos colocaron un muñequito.

A la izquierda, la roca donde estaba la sirenita, cubierta con una lona. Al lado, detalle del muñequito que los vándalos pusieron para sustituirla.

Y actos vandálicos reivindicativos, como el de este martes, serían el del 2004, en que fue cubierta con un burka en protesta por la adhesión de Turquía a la Unión Europea, y en el 2006, en que se colocó un consolador en la mano de la figura, se le echó encima pintura verde y se escribió "8 de marzo", para conmemorar el Día Internaciona de la Mujer.

En mayo del 2007, la sirenita vuelve a 'disfrazarse'; esta vez, con vestimenta musulmana -y pañuelo en la cabeza- y, posteriormente, con la sábana blanca del grupo racista del Ku Klux Klan.

0 Comentarios
cargando