Ir a contenido

Kate Upton desata admiración en su visita a Barcelona

El desfile de Pronovias en la BCN Bridal Week atrajo las miradas dentro y fuera de las pasarelas

Kate Upton, deslumbra en Barceona. 

Kate Upton, deslumbra en Barceona.  / GETTY

Kate Upton atrajo las miradas y causó sensación en el desfile de Pronovias en la BCN Bridal Week. El presidente de Pronovias, Alberto Palatchi, sentó sabiamente a su izquierda a la 'novia de América', que pese a estar en un desfile de trajes de novias vestía una elegante elección larga y negra, a hombro descubierto. La supermodelo del momento no necesitó subir a la pasarela para atraer las miradas de todos y todas. 

Golpe de efecto de la política de comunicación internacional de Pronovias, un acierto de impacto planetario, glamur vestido de color de rosa y carne de cañón para el universo del mira y no toca. Y Palatchi gozó como nadie junto a la prometida del jugador de béisbol Justin Verlander. Y ella brilló hasta acalorar, y eso que Nicole Kimple, novia de Antonio Banderas, y su hermana Bárbara también posaron para la prensa junto a Palatchi. También acudieron a la fiesta, el 'show' más exclusivo del día, Marie Ange Casta (hermana de la evocadora Laetitia Casta) y otra joven a un paso de altar como Ana Boyer Preysler

Kate Upton mostró esa sonrisa perfecta ante los trajes de Pronovias que pasaban ante ella, en primera fila, oteando el paisaje de un atuendo que le pondrán en bandeja si desea casarse con el deportista más envidiado. En la colección Atelier Pronovias 2018, por lo visto en la pasarela, Upton tendrá donde elegir. Sus colegas Romee Strijd, Bregje Heinen, Matha Hunt y Cindy Bruna flotaron en la pasarela y Upton tomó nota de alternativas, aunque todo pinta que si viste de blanco lo hará con algún modelo especialmente diseñado para sus curvas.

Pronovias presentó su colección 'Wish' para el 2018 con el agua como principal protagonista. El director creativo, Hervé Moreau, dijo que la colección Atelier Pronovias 2018 "surgió de invertir la idea de una pasarela tradicional", "quería algo diferente que fuera innovador y rompedor", dijo a EFE. Bordados en gran cantidad para representar las olas, tejidos con gran movimiento como la organza, el chiffon o el satén para recrear los vaivenes del agua. Pero allí sentada estaba ella, de negro y oro, más larga que ninguna, un golpe de efecto maestro para apoyar la pasarela.

0 Comentarios
cargando