Ir a contenido

347 años después de su muerte

Una inteligencia artificial pinta un 'rembrandt'

Una galería de Ámsterdam exhibe la obra, creada por un 'software' tras el análisis de 326 obras del artista más importante de los Países Bajos

Los críticos de arte no se dejan impresionar; creen que no tiene "personalidad"

Laura Estirado

El proyecto The Next Rembrandt o cómo una inteligencia artificial puede pintar un rembrandt. / YOUTUBE / THE NEXT REMBRANDT

"¿Qué será lo siguiente?", se pregunta la voz en off del vídeo 'The Next Rembrandt', que explica un innovador proyecto auspiciado por ING, Microsoft, la Universidad Técnica de Delft y los museos Mauritshuis y Rembrandthuis, por el cual un 'software' y una impresora 3D han 'pintado' -sí, tal cual- un 'rembrandt', una imitación casi perfecta del artista barroco más importante de los Países Bajos.

Cada vez más cerca de lo que nos contaban en 'Blade Runner', 'A.I.', 'Yo, Robot', 'Matrix' o 'Ex machina', un algoritmo de reconocimiento facial combinado con 'software' de aprendizaje ha rastreado 168.263 fragmentos de 346 pinturas del autor de 'La lección de anatomía del doctor Nicolaes Tulp'. Los datos extraídos los ha volcado una impresora 3D y el resultado se exhibe desde la semana pasada en la galería Looiersgracht 60 de Ámsterdam.

TOCAR EL ALMA

Ron Augustus, ejecutivo de Microsoft, asegura que con este proyecto han podido "tocar el alma humana". "Usamos la tecnología y los datos de la misma manera que Rembrandt usó sus pinturas y pinceles para crear algo nuevo".

Ron Augustus

MICROSOFT

 "Usamos la tecnología de la misma manera que Rembrandt usó sus pinturas y pinceles para crear algo nuevo"

Según el estudio estadístico pormenorizado que se ha llevado a cabo durante año y medio, la obra artificial debía ser el retrato de un hombre de raza blanca entre 30 y 40 años, con barba, camisa blanca, sombrero y con el rostro ligeramente ladeado a la derecha. La verosimilitud se logró con una impresión del cuadro con más de 149 millones de píxeles y varias capas para imitar la pintura al óleo.

Esto es, darle la textura de una pintura de más de 350 años. Para ello, los investigadores tuvieron que hacer un estudio tridimensional de todas las obras del artista. Así estimaron la altura ¡en milímetros! de los brochazos del genial pintor. Una tinta especial para impresión 3D hizo el resto.

¿FALTO DE PERSONALIDAD?

Pero, ¿qué opinan los expertos de que la máquina se aproxime tanto a la genialidad humana? La agencia de publicidad del proyecto J Walter Thompson, detrás del proyecto, asegura que detrás de esta creación solo está abrir el debate entre arte y algoritmos. "Solo Rembrandt podría crear un 'rembrandt'", se excusan los miembros del equipo.

Un crítico de 'The New Yorker', Peter Schjeldahl, ha llegado a decir que el 'nuevo Rembrandt' falla tras "una segunda mirada y choca tras una tercera". A su entender el personaje "carece completamente de la personalidad que nunca eludió Rembrandt. Es un actor, actuando". Para él solo es la imitación de un admirador.

¿Será ese el siguiente paso por dar de la inteligencia artificial?

Temas: Arte

0 Comentarios
cargando