Ir a contenido

CONTIENE 'SPOILERS'

Bryan Cranston llora al recordar una escena de 'Breaking Bad'

El famoso Walter White explica entre lágrimas uno de los momentos más impactantes de la serie de culto

LAURA ESTIRADO / BARCELONA

Bryan Cranston rompe a llorar al recordar una escena de la segunda temporada de la serie ’Breaking Bad’. / YOUTUBE / VIDEOBLOG

Una de las series de culto de los últimos tiempos, referente de la nueva era de oro que vive la televisión, 'Breaking Bad', no fue fácil de rodar. Sus actores, años después, aún recuerdan con la emoción a flor de piel algunos de los momentos más impactantes del drama creaco por Vince Gilliam (2008-2013) sobre el profesor de química al que le diagnostican un cáncer de pulmón y se pone a cocinar y vender metanfetamina para dejar un buen colchón a su familia. Bryan Cranston, más conocido por los seriófilos como Walter White, ha participado en el programa de televisión estadounidense 'Inside the Actor Studio', donde no ha podido evitar emocionarse y hasta llorar al recordar una de las escenas más duras del set de rodaje.

Se trata de un momento de la segunda temporada [lo que sigue a continuación, en este párrafo, debería ser obviado por el lector que no ha visto la serie], el episodio 'Phoenix', cuando Walter White llega a casa de su compinche, Jesse Pinkman, y deja morir a Jane, la novia yonqui de este último, cuando, en un acceso de tos mientras duerme, acaba ahogándose entre sus propios vómitos.

"PODRÍA SER MI HIJA"

"Escucha cómo empieza a toser y se acerca a ella por instinto", explicó el actor en directo Cranston, "pero antes de salvarla se para y piensa: 'es una yonki, ha enganchado a Jesse a la heroína. Lo va a matar. Es mejor que no haga nada. No es más que una cría joven. Podría ser mi hija".

En la entrevista, el protagonista de 'Trumbo', aún por estrenar en España, y seria candidata a los Oscar, mencionó que para rodar la escena lo primero que le vino a la mente fue el rostro de su hija, Taylor Dearden, de 22 años.

"Lo que el público no entiende, es que lo que hacemos, los actores tenemos que estar dispuestos a pagar un precio por ello, es un precio emocional que tienes que estar dispuesto a pagar. En algún punto, vi la cara de mi hija en lugar de la de ella, y ese fue el momento en el que entro en 'shock', y dije: 'Dios mío'".

Este es la impactante escena de 'Breaking Bad', la serie número uno en el 'ranking' de IMDB, con un 9,5, por encima de 'Juego de Tronos' y 'The Wire'.