Ir a contenido

Un niño portugués conmueve al consolar a un aficionado francés

El abrazo entre un aficionado francés y un niño portugués tras la final de la Eurocopa

El abrazo entre un aficionado francés y un niño portugués tras la final de la Eurocopa

Un seguidor de Francia no puede parar de llorar. Está abatido, bañado en lágrimas, por la derrota de su selección ante Portugal en la final de la Eurocopa. Un amigo intenta lo imposible, que es levantar el ánimo del aficionado, de unos 30 años de edad. Quizá menos. Entonces se le acerca un niño vestido con la camiseta portuguesa y una gorra y le acaricia  el brazo. El galo acepta el gesto de madurez del pequeño, captado por las cámaras. No solo eso. Sin perder su rictus compungido se despide del menor con un abrazo conmovedor. 
 

Es una imagen poderosa de la camadería que puede impulsar el deporte y en concreto el fútbol. Un magnífico colofón a una Eurocopa que empezó con escenas de terribles de disturbios en Marsella protagonizado por bandas de hooligans de Inglaterra, Rusia, Gales y la propia Francia. El fútbol, viene a constatar este abrazo, es ante todo pasión pero también deportividad.

0 Comentarios
cargando