Ir a contenido

LA EUROCOPA 2016

Éder: "Cristiano me dijo que marcaría, me dio toda su fuerza y energía"

El delantero del Lille nacido en Guinau Bissau se convierte en el héroe de Portugal con su primer gol en partido oficial con la selección

Raúl Paniagua

Éder besa el trofeo de campeones de la Eurocopa.

Éder besa el trofeo de campeones de la Eurocopa. / REUTERS / KAI PFAFFENBACH

Pasaban las dos de la madrugada cuando la selección portuguesa abandonó el estadio de Saint Denis camino de su autocar. Por la zona mixta desfilaron los jugadores haciendo el trenecito y cantando "¡Qué más da, qué más da, si jugamos bien o jugamos mal, la Copa vuela a Portugal!".

Entre ellos estaba Cristiano Ronaldo, saltando casi a la pata coja, totalmente eufórico. Pero él no fue el héroe del partido. Ni siquiera Pepe, nombrado MVP de la final. La gloria recayó en alguien más humilde, más desconocidoÉderzito Antonio Macedo Lopes, 'Éder', el delantero del Lille que condujo a Portugal a su primer título gracias a su maravilloso disparo en el minuto 109 de la prórroga.

En una selección con mucho menos nombre que la de otras generaciones (por ejemplo en la final del 2004 estaban FigoDeco o el mismo Cristiano), emergió el gran Éder para señalar el camino de la gloria. Como el mítico Eusebio, originario de Mozambique, los primeros pasos del nuevo héroe portugués se sitúan también en África.

"PARA EL PUEBLO PORTUGUÉS"

Nacido en Guinea Bissau en 1987, el ariete de 1,88 metros y 81 kilos, silenció el estadio de Saint Denis con su fantástico derechazo, su primer gol en partido oficial en 29 internacionalidades. Los tres anteriores que había marcado fueron en amistosos.

Como el mítico Eusebio, originario de Mozambique, el nuevo héroe luso se crió también en África

"Cristiano me dijo que marcaría, me pasó su fuerza energía. El pueblo portugués se merece esto, lo trabajamos mucho durante todo el torneo", dijo Éder.

El punta no jugaba desde la primera fase, pero Fernando Santos apostó por él en busca del triunfo. El veterano técnico fue más valiente que Deschamps y un actor secundario como Éder tendrá para siempre un capítulo reservado en los libros de historia de la selección portuguesa.

DEL SWANSEA AL LILLE

Para más dolor de los franceses, Éder juega en el campeonato galo, ya que fichó por el Lille en el último mercado de invierno, procedente del Swansea, con el que solo había marcado seis goles. Después de unos meses cedido, firmó contrato con el club francés hasta el 2020.

Con el Sporting de Braga llegó a marcar 13 tantos en la Liga, su mejor registro. Allí llegó procedente del Académica de Coimbra, la ciudad a donde emigró desde Guinea. Disputó tres partidos en el Mundial de Brasil, en los que no marcó, al igual que en toda la fase de clasificación para la Eurocopa.

EL CHARISTEAS LUSO

Pese a su sequía, Santos mantuvo su fe en él. Era el recurso ideal para la prórroga ante Francia. Éder le devolvió la confianza con su primer gol en partido oficial. No pudo elegir mejor escenario.

El delantero de raíces africanas emuló a Charisteas, el jugador griego que catapultó a los helenos hacia el título en el 2004. En el Olimpo del fútbol también hay sitio para los héroes más anónimos. 

0 Comentarios
cargando