Ir a contenido

Lidl invertirá 7,5 millones en el supermercado de los 'Tres Molinos' de Esplugues

El nuevo centro tendrá 1.500 metros cuadrados y dará trabajo a una treintena de personas

ACN / ESPLUGUES

Siete años después de su cierre, los terrenos del mítico restaurante los ‘Tres Molinos’ de Esplugues acogerá el próximo año un nuevo supermercado de la cadena alemana Lidl, que invertirá 7,5 millones de euros.

El nuevo centro, de cuatro plantas, 1.500 metros cuadrados y que dará trabajo a una treintena de personas, mantendrá el carácter emblemático del espacio, respetando los elementos más tradicionales e icónicos.

De esta manera, el establecimiento se integrará con los tres molinos ya existentes, conservará los muros de la fachada que dan a la Ronda de Dalt y tendrá un mirador hacia la ciudad de Barcelona. Durante el acto simbólico de colocación de la primera piedra, el director regional de Expansión e Inmuebles de Lidl en Catalunya, Albert Lavin, destacó que será un “reto” construir una tienda que esté a a la altura de un “espacio tan emblemático y familiar que durante décadas ha sido testimonio de las celebraciones de diferentes generaciones”.

La nueva tienda, la más futurista y moderna de Lidl en Catalunya, contará con cuatro plantas, 150 plazas de aparcamiento, una superficie de más de 1.500 metros cuadrados y diversas medidas de ahorro energético para asegurar la eficiencia del edificio. La compañía invertirá 7,5 millones de euros y generará 30 nuevos puestos de trabajo, procedentes de la bolsa de ocupación de Esplugues, para una plantilla total de 40 personas.

La alcaldesa de Esplugues, Pilar Díaz, destaca que, además de crear ocupación y dotar de servicios al barrio de Finestrelles, el proyecto supone otro beneficio para la ciudad, ya que se ganará una nueva zona verde en el barrio del Gall, que ejecutará Lidl para poder hacer esta actividad comercial en los Tres Molinos.

UN EDIFICIO CON HISTORIA

La historia de los Tres Molinos que hoy presiden este singular espacio se remonta al 1961, cuando se construyó en unos terrenos que durante los años 50 se habían destinado a la celebración de fiestas. Poco tiempo después, la empresa Explotaciones Gastronómicas S. A. decició abrir un restaurante con un aire especial y encargó el proyecto al arquitecto Climent Maynés, que decidió convertir la torre cilíndrica que había en un molino y construir dos más iguales.

En 1984, el Ayuntamiento de Esplugues declaró los molinos como Bien Cultural al considerarlos un elemento atípico y singular del perfil de la ciudad. En 2011, el restaurante cerró sus puertas y, después de un intento fracasado de reconvertirlo en discoteca, el edificio quedó sin actividad y fue deteriorándose hasta el momento actual.

La cadena de supermercados Lidl que ahora busca recuperarlos, está presente en Catalunya desde 1994, cuando abrió su primera tienda en España en Lleida. A día de hoy cuenta con más de 90 establecimientos en Catalunya y da trabajo a 2.700 trabajadores. Su sede central está situada en Montcada i Reixac, municipio donde también se ubica una de sus diez plataformas logísticas en el país.

Más noticias de Esplugues en la edición local de EL PERIÓDICO DE CATALUNYA

Temas: Lidl Comercio

0 Comentarios
cargando