Ir a contenido

Que el 'escándalo de Nadia' no acabe con la solidaridad ciudadana

Laura Castro Mellado

Barcelona

Nadia Nerea y sus padres con Ana Rosa Quintana, el pasado noviembre.

Nadia Nerea y sus padres con Ana Rosa Quintana, el pasado noviembre.

Justo en las fechas en las que más donaciones se registran, sale a la luz el 'caso de Nadia'. A pesar de ser una auténtica vergüenza -si se prueba que es cierto, debemos presumir la inocencia hasta que se demuestre lo contrario- no puedo dejar de preguntarme: ¿Por qué ahora?

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Lo que más rabia despierta en mi interior es el hecho de que la gente tenga tan pocos escrúpulos como para utilizar algo tan serio como una enfermedad para aprovecharse de otras personas.Para aprovecharse de gente que no duda en compartir lo poco que tienen para intentar mejorar la vida de una pequeña. Es indignante. 

Además puede provocar un 'efecto dominó' negativo a partir de la desconfianza que ha creado el caso. Y es lo que menos necesita la sociedad estos días. Es importante que se conozcan estos casos, aunque debería informarse de ellos cuando los hechos ya estuvieran confirmados; pero deberían conocerse aún más aquellos en los que la solidaridad ciudadana ha ayudado a gente que había perdido la esperanza y se la devolvieron la unión de decenas, centenarios o incluso miles de personas. 

Participaciones de loslectores

Másdebates