Contenido de usuario Este contenido ha sido redactado por un usuario de El Periódico y revisado, antes de publicarse, por la redacción de El Periódico.

"Cultivar la empatía salva vidas"

Un grupo de personas sonríen formando un círculo.

Un grupo de personas sonríen formando un círculo. / 123 rf

Los narcisistas creen ser grandes sin poseer grandeza. El narcisismo está devorando nuestra ciudad en este instante. Es normal que estemos ensimismados, ya que, en estas circunstancias, ser un poco narcisista ayuda a sobrevivir. Una consecuencia negativa de ser narcisista es quedarse aislado o en una relación de codependencia tóxica. Sí, la narrativa dominante en la calle es esa, y así aguantamos a Trump durante años. Pero ser un narcisista es una elección propia y poco tiene que ver con la política.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

La respuesta sana a este discurso narcisista impuesto es clara. Una cosa que los narcisistas no tienen es empatía. Por lo tanto, esta batalla se gana empatizando con otros. Tenemos la responsabilidad de cultivar la compasión y la confianza entre nosotros. Hay cursos en Barcelona Activa que dan claves para aumentar la capacidad de empatía. Existen grupos en Meetup donde conectar con personas empáticas y generar comunidad. Están abiertos grupos de ayuda mutua en Activament.org donde se puede encontrar a personas que escuchan sin juzgar. Se puede crear un espacio propio donde cultivar las relaciones sanas.

El cambio positivo es seguro tras dejar la religión 'trumpiana' de mirarse el ombligo. Uno se abre de mente, deja el espejo, comienza a viajar, sale de la zona de confort, se hace amigos nuevos, se transforma. Porque ¿hasta cuándo vamos a fingir que el sol gira a nuestro alrededor? ¿Cuándo vamos a darnos cuenta de que dependemos unos de otros para vivir sanos?

Participaciones de loslectores

Másdebates