Club Entender + Animales y plantas

Plantas trepadoras con flor: Tipos y cuidados

Plantas trepadoras con flor: Tipos y cuidados
4
Se lee en minutos
Vega S. Sánchez
Vega S. Sánchez

Periodista

Especialista en animales, plantas y curiosidades

Escribe desde Barcelona

ver +

Las plantas son seres vivos que producen su propio alimento mediante un proceso denominado fotosíntesis. A través de este captan la energía procedente de la luz del sol y convierten el dióxido de carbono y el agua en azúcares que aprovechan como fuente de energía para su desarrollo.

Mediante este proceso convierten también ese dióxido de carbono que absorben en oxígeno.

Múltiples utilidades

Pero además de para purificar el ambiente -el ser humano y los animales hacen lo contrario cuando respiran: inhalan oxígeno y expulsan dióxido de carbono-, nos alimentan -prácticamente todo lo que comemos proviene de las plantas, ya sea de forma directa o indirecta-, son medicinales, nos proporcionan energía -combustible a través de madera o rastrojos de hojas secas-, materiales para fabricar instrumentos musicales, muebles, barcos, o hasta casas -o fibras para hacer papel, ropa, cuerdas y sogas-, contribuyen a distribuir y purificar el agua -moviéndola del suelo a la atmósfera en el proceso llamado transpiración-, sirven de abono, para enriquecer el suelo agrícola que nos proporciona alimentos-, son vivienda para numerosos animales... y por último, aunque no menos importante, son ornamentales y proporcionan colorido, luz y belleza en cualquier lugar o rincón que se sitúen.

Sobre todo, las plantas trepadoras y enredaderas, ideales para todo tipo de jardín o balcón, pero muy útiles sobre todo cuando no hay mucho espacio, ya que aprovechan el espacio vertical mejor que ninguna otra, con el plus de que también sirven para tapar paredes, rejas y proporcionar una cortina natural y bella con la que preservar la intimidad.

Noticias relacionadas

Sin olvidar que también son un elemento que proporciona frescor frente a los calores estivales, sobre todo cuando se riegan.

Hay muchas plantas trepadoras con flores atractivas que pueden usarse para adornar o tapar una pared o alambrada, pero seleccionamos cinco de las que crecen más rápido:

Flor de luna

Conocida también como dama de noche y flor de vid, la Ipomoea alba es una de las enredaderas de más rápido crecimiento. Sus flores blancas con toques amarillos se abren desde el atardecer hasta el amanecer, transformándose en un increíble espectáculo nocturno. En forma de campana y de agradable perfume, florecen en primavera y hasta comienzos de otoño, y su flor dura todo el año. Puede crecer en cualquier tipo de suelo, ya sea arcilloso o arenoso, pero el riego debe ser frecuente para que nunca se seque por completo. Es decir, en verano dos o tres veces por semana y una sola vez en invierno.


/

Madreselva

También conocida como chupamiel o pata de cabra, engloba a un total de 526 especies de Lonicera caprifolium, aunque solo 108 son especies reconocidas y suelen ser plantas trepadoras de hoja caduca con un crecimiento rápido y que requiere de semisombra. Necesita un riego regular y un suelo bien drenado. Florece durante todo el periodo cálido, normalmente primavera y verano, con flores que proporcionan un agradable aroma que es más intenso de noche. Las flores pueden tener varios colores dependiendo de la especie.


/

Clematis

A pesar de que la clematis terniflora no es una enredadera que crezca a mucha altura, sí se extiende de forma horizontal y a gran velocidad, garantizando una cobertura total de paredes, verjas o cualquier superficie en tiempo récord. Resistente a casi cualquier tipo de clima, se caracteriza por tener flores con mucha fragancia, de color blanco y en forma de estrella, similares a la flor de campanilla, que llena todo el jardín con un embriagador aroma, en los meses de las estaciones que abarcan el final del verano y el principio del otoño. Comienza a morir cuando empieza a hacer frío, en la época de invierno.


/

Campsis radicans

También llamada trompeta, es una planta trepadora de crecimiento rápido y enérgico que da unas flores anaranjadas grandes y vistosas en forma de trompeta. La época de floración es entre primavera y verano. Necesita de un suelo fértil y no apelmazado, y de una exposición al sol y riego moderado; es decir, puede crecer en sol y sombra y sobrevivir a condiciones de calor o frío e incluso sequía. Los colibrís se sienten fuertemente atraídos por esta planta, por lo que, si tienes ejemplares en los alrededores, no dudes de que acudirán a tu balcón o jardín a disfrutar de tus trompetas.


/

Buganvilla

Es una planta espinosa y de crecimiento vigoroso, muy apreciada por su espectacular floración (de colores fúcsias, rosas, blancos...) y porque no exige mucho mantenimiento. Puede llegar a alcanzar los 8 metros de altura y si el clima es suave y cálido, puede florecer durante todo el año (excepto invierno). En verano tolera temperaturas de hasta 38ºC pero es sensible a las heladas: aguanta temperaturas de 5ºC pero a -3ºC o inferiores muestra daños. Es conveniente ponerle guías para que trepe de forma ordenada.


/

Club Entender + Animales y plantas de EL PERIÓDICO

En el Club Entender + Animales y plantas de EL PERIÓDICO somos amantes de los seres vivos y nos interesa todo lo relacionado con ellos. Aquí te explicaremos todo lo relacionado con tus mascotas y cómo sacar el máximo provecho de tus plantas, siempre desde un punto de vista ecológico y sostenible. Es muy fácil unirse al club. Regístrate en Entre Todos y escríbenos, explicando tus inquietudes o compartiendo tus propias experiencias.