Club Entender + Animales y plantas

Siete plantas y hierbas medicinales: formas de preparar y para qué sirven

Siete plantas y hierbas medicinales: formas de preparar y para qué sirven
5
Se lee en minutos
Vega S. Sánchez
Vega S. Sánchez

Periodista

Especialista en animales, plantas y curiosidades

Escribe desde Barcelona

ver +

La fitoterapia -del griego phytós y therapia, es decir, plantas y tratamiento- o medicina herbal es una terapia de medicina alternativa que ha existido desde siempre. Los primeros médicos curaban o aliviaban síntomas o enfermedades con plantas medicinales.

Hoy en día, que se conocen los principios activos de las plantas, sus indicaciones y sus posibles efectos secundarios, plantas y hierbas son la base con la que se fabrican los fármacos, los principios activos de cualquier medicamento.

Es decir, los medicamentos están fabricados en su mayoría a partir de principios activos que se sintetizan químicamente en el laboratorio, pero una buena parte de los que utilizamos para tratar enfermedades han sido descubiertos primero en el mundo natural y se conocen en ciencia como componentes bioactivos.

Taxol, quinina y morfina

Un ejemplo es el taxol, un fármaco contra el cáncer cuyo principio activo, el paclitaxel, procede de una variedad del árbol del tejo -taxus brevifolia- y tiene una gran acción antitumoral.

Más antigua, la quinina se extrae de la corteza del árbol de la quina y se usaba para tratar la malaria. De ahí el origen de la tónica: el polvo de quinina era intensamente amargo y difícil de tragar. Y los colonos británicos lo diluyeron en agua azucarada para crear el agua tónica en países como la India.

También la aspirina, usada desde finales del siglo XIX como analgésico y antipirético, tenía en sus orígenes salicina, que se obtiene de la corteza del sauce y a partir de la cual se fabrica ahora el ácido acetilsalicílico. 

De las plantas también obtenemos fármacos como la morfina, que procede del opio y se obtiene del fruto inmaduro de la amapola real o adormidera. Obviando que es una de las drogas más antiguas utilizadas por el ser humano, no fue hasta el siglo XIX cuando el científico alemán Friedrich Wilhelm Adam Serturner logró aislarla para posteriormente crear un fármaco que conseguía aliviar el dolor.

Cómo usar las plantas

La Organización Mundial de la Salud define a la planta medicinal como "aquel vegetal que contiene principios activos secundarios capaces de prevenir, paliar o curar una enfermedad". Pero el éxito del poder medicinal de una planta radica en saber cómo utilizarla.

Noticias relacionadas

Aunque las plantas medicinales suelen clasificarse en función de sus propiedades (digestivas, diuréticas, protectoras de la función hepática, etcétera) "una misma especie, dependiendo de cómo la utilicemos, puede tener distintos efectos sobre el organismo", asegura Llorenç Teixé, propietario junto a su mujer Trini Ferran de las herboristerías Manantial de Salud (la marca comercial de Herbocat).

Teixé comenta que las plantas medicinales son infinitas y que todas ellas "tienen más de una propiedad [medicinal], dependiendo de si se extrae el compuesto de la hoja, la raíz, el fruto...".

Naranjo

Para Teixé, es una de las más "excepcionales", puesto que tiene múltiples propiedades. La infusión preparada con las hojas se utiliza para tratar afecciones digestivas (cólicos, dispepsia, inapetencia, náuseas... ) y respiratorias (bronquitis, tos, resfriados). Las flores, ya sea infusionadas o en forma de jarabe, son un tranquilizante natural y antidepresivas, además de que quitan el dolor de cabeza y combaten el insomnio. Por último, el fruto aporta vitamina C y es un alimento quema grasas y que ayuda a perder peso por su contenido en fibra. La cáscara del mismo, infusionada, es beneficiosa para combatir el estreñimiento.

Tomillo

Una de las plantas que se puede encontrar en las cocinas es una de las más beneficiosas para nuestro organismo. "Si se hierve durante un minuto tiene propiedades antisépticas", asegura Teixé, es decir, desinfecta y fortalece el sistema inmunitario. "Si se hierve durante 10 minutos, adquiere propiedades astringentes", es decir, provoca estreñimiento. Además, inhalar sus vahos ayuda a expectorar y es antitusivo, balsámico y diurético.

Camomila

La manzanilla, cuyo nombre científico es chamaemelum nobile o anthemis nobilis, alivia los problemas gastrointestinales, trata las infecciones cutáneas y es antiséptica: es eficaz para combatir o prevenir las bacterias, virus y hongos. La mayoría de sus efectos naturales son adecuados para tratar los síntomas asociados a la menopausia, puesto que sus propiedades digestivas hacen que esta flor sea perfecta para tratar los cólicos pélvicos, algo muy frecuente entre la mayoría de las mujeres durante esta etapa de su vida. También sus efectos como sedante natural son algo que resulta de mucha ayuda para relajar el cuerpo y ayudar a conciliar el sueño normal. "En concentraciones altas, es antiinflamatoria", señala Teixé.

Matalahúva o anís verde

A pesar de que destaca su capacidad para quitar los gases intestinales, es también fundamental para mejorar la salud abdominal, puesto que es digestiva. Perfecta para infusionar, es diurética, expectorante, analgésica, antimicrobiana y alivia molestias respiratorias, desde la tos hasta la gripe.

Comino

Muy presente también como condimento en las cocinas, desde la antigüedad ha sido muy usado para solucionar problemas digestivos, hinchazón, flatulencias, episodios de fiebre e incluso enfermedades del corazón. También como diurético, para calmar calambres musculares y como relajante.

Malva o malvavisco

Su flor es perfecta para calmar la tos irritativa y la sequedad de garganta, sirve también para tratar problemas del aparato digestivo, la bronquitis o las lesiones bucales. Usada tópicamente, es buena contra las erupciones cutáneas, las úlceras y las hemorroides. Su raíz, en infusión, también es expectorante y digestiva, además de un analgésico y antiséptico ligero.

Cola de caballo

"Si se hierve durante dos minutos, la cola de caballo es una planta diurética", explica Teixé, y se usa para combatir la retención de líquidos. "Si se hierve durante diez minutos, destaca por su alto contenido en oligoelementos y minerales", señala, como el silicio orgánico, el potasio o el calcio, por lo que se utiliza para la calvicie y las uñas quebradizas, además de para tratamientos tópicos de heridas y quemaduras.

Club Entender + Animales y plantas de EL PERIÓDICO

En el Club Entender + Animales y plantas de EL PERIÓDICO somos amantes de los seres vivos y nos interesa todo lo relacionado con ellos. Aquí te explicaremos todo lo relacionado con tus mascotas y cómo sacar el máximo provecho de tus plantas, siempre desde un punto de vista ecológico y sostenible. Es muy fácil unirse al club. Regístrate en Entre Todos y escríbenos, explicando tus inquietudes o compartiendo tus propias experiencias.