Cosmética natural casera: 5 recetas fáciles de hacer

Cosmética natural casera: 5 recetas fáciles de hacer
  • "Es económica y está al alcance de todo el mundo, de hecho puedes conseguir una crema cargada de propiedades sin necesidad de gastar mucho dinero", asegura una experta del sector, en pleno auge en España

  • Desde un desmaquillante de ojos bifásico, hasta un bálsamo labial o una crema hidratante multiusos, estas sencillas elaboraciones te sacarán de más de un apuro

11
Se lee en minutos
Laura Estirado
Laura Estirado

Periodista

Especialista en Gente, Moda, Tendencias, Estilo y Redes

Escribe desde Barcelona

ver +

Desde hace ya algunos años, la cosmética natural casera ha vivido un tremendo auge y, sin duda, estos meses en los que hemos pasado más tiempo en casa no ha hecho sino aumentar el interés por este sector por parte de aquellos consumidores que se preocupan por su salud y su bienestar y que buscan disfrutar de cosméticos saludables y libres de aditivos químicos y tóxicos. Productos que, además, son respetuosos con el medio ambiente. A todo esto hay que sumar la moda que internet y las redes sociales han puesto al alcance de todos, la tendencia que hoy se conoce como el DIY (en inglés, 'Do It Yoursel': "Hazlo tú mismo"). ¿Acaso hay algo mejor que el hecho de sentirse bien con uno mismo, tras conseguir crear un producto con tus propias manos, que, además, resulta de gran utilidad y beneficioso para nuestro cutis o nuestro cabello? 

Desde Hacer Cremas, uno de los blogs con más prédica en España y con más de 104.000 seguidores en Instagram, constatan este 'boom'. "Los pedidos de ingredientes a nuestra tienda [Gran Velada] han crecido en los últimos meses. Todos tenemos que pasar más tiempo en casa, así que mucha gente lo aprovecha haciendo sus propias elaboraciones y las cosmética no es ajena a la moda DIY. Además, la pandemia ha favorecido las compras por internet, y como somos un 'e-commerce' creemos que eso también ha favorecido al aumento de la demanda", explica desde la compañía Yolanda Aznar

Todas estas ventajas han hecho que el sector de la cosmética natural haya crecido en ventas en Europa entre un 30% y un 40% en la última década, con fuerte implantación en países como Italia, Francia, Alemania, Reino Unido, y, por supuesto, en España, que se ha convertido en el mercado con mayor crecimiento. Por ejemplo, la demanda de este tipo de productos cosméticos naturales fue de un 20% entre junio de 2017 y junio de 2018, según datos de la Sociedad Española de Químicos Cosméticos; registrando un volumen de 800 millones de euros (el 12% de mercado total español de belleza), de los cuales 30 millones corresponden a cosmética certificada ecológica.

Porque aquí toca hacer un inciso y diferenciar entre cosmética natural y la ecológica. Mientras la primera se refiere a productos formulados con ingredientes de origen natural, la segunda subraya el respeto al medio ambiente. La cosmética natural incluye en su formulación un 90% de materias primas de origen vegetal o animal, por lo tanto, no es vegana. Y la otra debe probar que un mínimo de su formulación proviene de la agricultura ecológica, y que no se experimenta en animales. En este sentido, todos y cada uno de los productos que se utilizan en la cosmética casera son totalmente naturales y se obtienen directamente de la naturaleza, a través de diferentes granjas de cultivo orgánico que cuentan con todos los certificados y que garantizan la máxima seguridad.

¿Por qué utilizar cosmética natural?

Las personas que aún no se han aventurado en este mundo quizá tengan dudas sobre la composición y efectividad de este tipo de cosmética. Pero deben saber que tienen múltiples beneficios:

  • Los aceites que se utilizan son 100% aceites vegetales y esenciales puros extraídos directamente de todo tipo de plantas.

  • Todos los ingredientes que se usan para hacer las mezclas se obtienen directamente de la agricultura orgánica.

  • Los cosméticos naturales caseros estarán totalmente libres de conservantes, colorantes o aditivos.

  • No han sido probados previamente en animales ni contienen ningún tipo de producto extraído directamente de los animales.

Se trata de empezar poco a poco para cada vez ir subiendo el nivel e ir experimentando con todos los ingredientes. Algunos de los más importantes son aceites esenciales (potente fragancia extraída de plantas); aceites vegetales (fundamentales en muchas elaboraciones porque aportan vitaminas, nutrientes y múltiples propiedades); antioxidantes (vitaminas y enzimas); arcillas (elementos sólidos compuestos por una gran número de silicio, óxido de hierro, magnesio...); ceras y mantecas (dan un aspecto más o menos denso al cosmético); colorantes vegetales (dan color al cosmético no así a la piel); conservantes (aditivos que ayuda a que el producto estético preserve su condición y calidad prolongando su vida útil); emulsionantes o emulgente tensioactivo (sustancia que se usa para que los ingredientes de la receta se mantengan unidos y homogéneos); espesantes (complejos como la pectina de manzana dan densidad a la mezcla); fragancias naturales (aportan aroma), y humectantes (ayudan a crear una barrera entre la piel y el medio exterior para que el agua no se evapore).

Los aceites vegetales son algunos de los ingredientes básicos de la cosmética natural casera.

/

¿Cuáles son sus ventajas?

Desde Hacer Cremas aseguran que "son muchísimas". "Tienes el control sobre los ingredientes sabiendo en todo momento qué añades a tus cosméticos, evitando parabenos, siliconas, derivados del petróleo... Como eliges tú los ingredientes, escoges aquellos que mejor se adaptan a las necesidades de tu piel. Que una crema sea de una marca carísima no quiere decir que vaya a dar un buen resultado en cualquier piel", sostiene Aznar, que además apunta otros dos interesantes motivos: "Es económica y está al alcance de todo el mundo, de hecho puedes conseguir una crema cargada de propiedades sin necesidad de gastar mucho dinero, y te llevas la satisfacción personal de hacer un producto de calidad completamente personalizado".

A la calidad y el precio hay que sumar la eficacia en esta receta de éxito. Y es que si tenemos en cuenta las similitudes existentes entre las células vegetales y las que poseemos en la piel, lo cierto es que los productos cosméticos naturales se integran de una forma muy eficaz y realmente beneficiosa en nuestro metabolismo.

¿Resulta complicado?

Otra de las blogueras decanas es Yolanda, titulada en Dermocosmética y Aromaterapia y autora de El Balcón Verde, página desde donde hace más de una década comparte sus conocimientos y cursillos. "He cumplido 50 años y siempre me dicen que no se me nota la edad. Cuido mi piel únicamente con cosmética casera que yo misma elaboro con ingredientes naturales", asegura la experta. A su juicio "es muy fácil" pero recomienda ir "paso a paso". Por ejemplo, "empezar con recetas sencillas, de dos o tres ingredientes". "Cuando yo empecé solo tenía dos aceites vegetales, una manteca y cera de abeja que compré en una herboristería. Puedo garantizar que con solo esos ingredientes se pueden hacer elaboraciones muy variadas", explica. Tampoco hay que agobiarse con los utensilios necesarios ("se pueden encontrar en cualquier tienda de menaje de cocina"), y podemos reutilizar frascos y botes de cristal para conservar los cosméticos. Además "son los mejores", subraya Yolanda.

Kit básico y dónde encontrarlo

Hay 3 ingredientes imprescindibles y muy versátiles. 

1/ Los mejores aceites

Con un solo aceite vegetal puedes hacer tu propio aceite facial o corporal nutritivo e hidratante. Para comenzar, en El Balcón Verde recomiendan el de oliva, almendras, caléndula, coco y jojoba. No es necesario que compres todos. Si tienes niños te puede interesar tener en casa el aceite de almendras o de caléndula, que son perfectos para pieles sensibles.

2/ Manteca de karité

Es ideal para pieles muy secas y dañadas y los niños pueden utilizarla.  La manteca de karité sin mezclar es perfecta para nutrir las manos y los pies estropeados.  

3/ Cera de abeja

La cera de abeja es un ingrediente imprescindible porque evita la deshidratación de la piel. Se utiliza mucho en bálsamos labiales y corporales.

En herboristerías hay gran variedad de plantas y flores secas, y también los ingredientes antes mencionados. En supermercados y tiendas de barrio podrás hacerte con harinas, azúcar, sal, frutas y verduras que se usan en mascarillas y exfoliantes. Además, en internet hay muchas tiendas donde encontrar los ingredientes. Aquí tienes un par: Cremas Caseras o Factoría Natura.

Si has llegado hasta aquí es porque realmente quieres empezar a practicar. Aquí van 5 recetas de cosmética natural casera muy fáciles de hacer.

Desmaquillante de ojos bifásico

Para retirar sin esfuerzo de los ojos el rímel, 'eyeliner' o las sombras. Es fundamental quitar toda esa capa de maquillaje para mantener los ojos sanos.


Ingredientes:

Aceite de almendras dulces (60 gr.)

Agua desmineralizada (80 gr.)

Aceite de ricino (60 gr.)

Vitamina E (2 gotas)

Envase

Bálsamo labial de chocolate

Rápida y sencilla receta, ideal para quienes están comenzando a elaborar sus propios productos de belleza.



Ingredientes:



Manteca de cacao (15 gr.)

Cera carnauba (15 gr.)

Aceite de ricino (39 gr.)

Azúcar (18 gr.)

Esencia de chocolate balm (3 gr.)

Envase


Elaboración:



. Mezclamos la manteca de cacao, la cera carnauba, el aceite de ricino y el azúcar en un recipiente.

. Ponemos el recipiente al baño maría, a temperatura suave, para que se fundan la manteca y la cera.

. Cuando estén todos los ingredientes fundidos, añadimos 3 gr. de esencia balm y removemos.

. Llenamos los tarritos y dejamos enfriar por completo para poder usarlo.

Crema hidratante multiusos

Stevie es una de las 'influencers' que lideran en las redes el movimiento 'zero waste' (residuo cero) y también es la autora de la receta de una crema muy untuosa capaz incluso de curar heriditas, pequeños eczemas y acné gracias a las propiedades naturales de la miel.


Ingredientes:

1 cucharada de miel pura

1 cucharada de manteca de karité

3 cucharadas de aceite de oliva

3 cucharadas de cera de abeja

Unas gotas de propóleo


Elaboración:

. Calienta al baño maría la manteca de karité, el aceite y la cera de abeja hasta que consigas una mezcla homogénea.

. Añade unas 40 gotas de propóleo y una cucharada de miel natural.

. Mueve bien hasta que consigas una mezcla consistente. Deja reposar.

Exfoliante de té verde para el cuerpo

Es recomendable hacer una exfoliación a la semana o cada 15 días si tienes la piel sensible. La exfoliación corporal elimina las células muertas y limpia en profundidad los poros.


Ingredientes:

100 gramos de manteca de karité

16 gramos de semillas de chia

20 gramos de té verde

10 gramos de arcilla blanca

1 gota de vitamina E (conserva el exfoliante durante 3 meses)


Elaboración:

. Pesa 100 gramos de manteca de karité y colócala en una jarra de cristal. Caliéntala al baño maría. A fuego lento y despacio.

. Mientras tanto pesa las semillas de chía y reserva.

. Pesa el té verde en hojas y tritúralo en un molinillo de café (o similar).

. Mezcla las semillas de chía con el té verde triturado y reserva la mezcla en un bol de cristal.

 . Cuando la manteca de karité se ha desecho entonces añade las semillas de chía y el té verde. Remueve bien. Mantén la jarra todavía al baño maría durante 5 minutos.

. Mientras tanto pesa la arcilla blanca y resérvala.

. Al cabo de 5 minutos apaga el fuego y retírala. En este momento añade la arcilla blanca y la Vitamina E. Remueve con una cuchara de madera (nunca de metal). Deja la mezcla reposar 5 minutos.

. Vuelve a remover para mezclar bien todos los ingredientes.

. Vierte la mezcla dentro del molde con mucho cuidado. Si ves que las semillas de chia se te quedan en el fondo de la jarra con una cuchara ayúdalas a que caigan dentro de cada molde. Intenta que queden bien distribuida para que te alcancen para todos los moldes.

. Deja enfriar durante 24 horas.

Crema de manos reparadora

Para manos estropeadas que necesitan una dosis extra de hidratación y nutrición.


Ingredientes:

18 gramos de aceite de almendras dulces

40 gramos de aceite de aguacate

25 gramos de manteca de karité

15 gramos de cera de abeja blanca

35 gotas de aceite esencial de lavanda

15 gotas de vitamina E


Elaboración:

. Pesa la cera de abeja y los aceites. Ponlos en una olla para calentar al baño maría.

. Calienta la cera de abeja y los aceites despacio. Cuando la cera se haya desecho apaga el fuego y espera 5 minutos sin quitar la olla del fuego.

. Agrega la manteca de karité y deja que se deshaga con el calor.

. Cuando la manteca se haya desecho agrega el aceite esencial y la vitamina E.

. Envasa y deja solidificar.  Espera a utilizarla 24 horas.

Noticias relacionadas

Club de Estilo de EL PERIÓDICO

En el Club de Estilo de EL PERIÓDICO nos gusta estar a la última, nos interesa la moda, la belleza, la decoración y los regalos. Aquí te explicaremos las últimas tendencias que más se llevan en la calle y en las redes sociales, y te daremos trucos para que no se te escape nada. Es muy fácil unirse al club. Regístrate en Entre Todos y escríbenos, explicando tus inquietudes o compartiendo tus propias experiencias.