GENTE CORRIENTE

Manel Fernández: "Exhibes el coche, explicas las mejoras, cuentas batallitas..."

Taxista, amante de los coches antiguos y organizador de la Trobada de Vehicles Clàssics de Santa Coloma de Gramenet

Manel Fernández: "Exhibes el coche, explicas las mejoras, cuentas batallitas..."

ROBERT RAMOS

3
Se lee en minutos
Mauricio Bernal
Mauricio Bernal

Periodista

ver +

Alguna corriente subterránea conecta sin duda el oficio de Manel Fernández, taxista, con su afición, los coches. Los coches en un sentido amplio: corredor amateur de rallys desde sus veintes, coleccionista de máquinas de cierta vetustez (no cosas como un T de Ford, pero sí cosas como un Golf MK1) y organizador de la Trobada de Vehicles Clàssics de Santa Coloma de Gramenet, que hace unos días celebró su sexta edición. Lo que viene a llamarse amor por el vehículo. La entrevista tiene lugar en Talleres Velasco, uno de los de toda la vida en el barrio del Singuerlín, donde tiene algunos de sus coches en modo de 'stand-by'; eso es, modo taller.

-Una afición cara… ¿De cuántos coches estamos hablando?

-Es cara en varios sentidos. También hablamos de esfuerzo, sacrificio, tiempo... Lo cual tiene más valor cuando tienes familia.

-Entiendo. Veo ahí un…

-Los coches: tengo un Seat Marbella, un Golf MK1, un Golf MK2, un Seat 124/2000, un Peugeot 205 GT, un Golf Cabrio… Ese es más para salir a pasear.

-Cuénteme, ¿cómo acabó montando un encuentro de clásicos?

-Básicamente porque había ido a muchas concentraciones y me pareció que debíamos tener la nuestra, la de Santa Coloma. Igual que nosotros íbamos a otros sitios, queríamos que la gente viniera aquí.

-¿Nosotros?

-Los primeros encuentros los organizamos con un amigo, Daniel Correa. Él tenía un desguace a las afueras, el Desguace La Roca, y ahí los montábamos. Eran concentraciones populares.

-¿Qué quiere decir?

-Una concentración de coches antiguos significa de coches de más de 25 años. En Santa Coloma ya se había organizado algún encuentro de estos, pero de coches de antes del 45. Eso los hacía más elitistas.

-Pero dejaron el desguace. Esta última fue en Can Zam.

-Sí… Lo que pasa es que hemos, cómo decirlo: hemos vuelto a empezar. Habíamos hecho cinco encuentros, el último en el 2016, y al año siguiente enfermó Daniel, y al siguiente enfermé yo…

-¿Y ahora?

-Ahora lo hemos montado con Ferran Sibila, de la Associació de Vehicles Històrics. Nos conocimos en enero, hablamos del tema, nos dimos cuenta de que compartíamos la misma pasión… Y pensamos que sería bueno hacerlo más de cara a la ciudad. Por eso lo hicimos en Can Zam. Bueno, por eso y porque…

-Porque…

-Porque en el año 86 corrí ahí mi primer rally. Entonces era distinto, una explanada donde se podían hacer esas cosas. Me hacía ilusión. De hecho, me sirvió para reencontrarme con gente de la escudería que no veía desde aquella época.

-¿Qué escudería? ¿Cómo se llamaba?

-Tot Motor, se llamaba.

-Entiendo que hay mucha afición. Mucha gente con coches antiguos.

-Ha habido un 'boom' de clásicos. Antes, hace 20 años, no era así. Cada fin de semana hay seis o siete encuentros. O 10, o 12. Si uno tiene un coche antiguo se puede pasar los fines de semana de encuentro en encuentro. Yo tengo la sensación de que en Santa Coloma hay mucho coche antiguo que no conocemos.

-Dígame, el objetivo de estos encuentros, ¿cuál es, exactamente? ¿Exhibir el propio coche?

-El objetivo es exhibirlo, sí, pero no solamente. La gente va para explicar las mejoras que le ha hecho al coche, para contar sus batallitas… En cierto modo somos bastante frikis.

-Me imagino que a partir de ahora la idea es darle continuidad.

-Claro. De hecho, sin volvernos elitistas, nos gustaría subir el listón y conseguir traer coches de antes de los 40. Pero es difícil.

Noticias relacionadas

-¿Por qué?

-Básicamente, porque la gente que tiene estos coches está muy mayor. Son personas que ya no tienen el entusiasmo para ir a estas citas.