Ir a contenido

Gente corriente

Ikechukwu Odeja: "Todo lo que sé de Biafra lo he aprendido en Europa"

En África era comerciante de cortinas, pero emigró a Europa y se convirtió en activista por la independencia de Biafra.

Gemma Tramullas

Ikechukwu Odeja: "Todo lo que sé de Biafra lo he aprendido en Europa"

MAITE CRUZ

A finales de los años 60 del siglo pasado, Europa se estremecía ante las imágenes de la hambruna en Biafra, en el sureste de Nigeria. El impacto emocional quedó en la memoria pero el conflicto político que provocó aquella situación se fue desvaneciendo. Ikechukwu Odeja (Biafra, 1977) llegó a Europa en 2006 huyendo de la violencia contra los igbos en Nigeria y se instaló en Barcelona. Desde aquí descubrió la historia de su pueblo, uno de los conflictos más sangrientos del África poscolonial que amenaza con reproducirse.

Usted solía escribir su nombre como Ikechukwu Christian Odeja.

Nosotros tenemos dos nombres y un apellido. Ikechukwu es de mi tribu y significa “poder de Dios” y Christian es el nombre inglés que tienen que ponerte para poderte bautizar. Pero este me lo he quitado. Ya soy mayorcito para decidir cómo quiero llamarme.

Pertenece al pueblo igbo, que es mayoría en Biafra.

Mi lengua materna es el igbo, pero en la escuela solo aprendí inglés. Había un cartel que decía: No se permite hablar igbo. Tampoco estudiamos la historia de Biafra. El gobierno de Nigeria no quiere que nos preguntemos quiénes somos, de dónde venimos y porqué estamos en esta parte del mundo. Saben que volveríamos a intentarlo.

¿A intentar la independencia?

Sí. Cada 30 de mayo salimos a la calle a recordar la declaración de independencia de 1967. La Nigeria actual se la inventaron los ingleses en 1914 y a los igbos nos están matando desde entonces. Hausas, igbos y yorubas somos muy distintos para vivir en un mismo país. En el norte son musulmanes, mientras en el sur somos cristianos, no vestimos la misma ropa, no comemos lo mismo… Mi pasaporte es de Nigeria porque me obligan, pero mi país es Biafra.

La guerra de Biafra provocó un millón de muertos y sepultó la declaración.

Otras fuentes hablan de hasta seis millones. Pero no es la guerra de Biafra, es la guerra de Nigeria, apoyada por casi todas las potencias mundiales, contra Biafra. Nosotros siempre hemos sido gente de paz.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Usted nació después de la guerra.

No sabía casi nada. Mencionar Biafra en Nigeria es como tirar una bomba, la gente entra en pánico. Cerca de mi pueblo había un pozo de agua enorme que me llamaba mucho la atención cuando era niño. Después de mucho insistir, mi abuelo me contó que fue un refugio durante la guerra. Era lo único que sabía. La gente tenía miedo y no quería recordar.  

¿Cuándo empieza a interesarse por la historia de su país?

Todo lo que sé de Biafra lo he aprendido en Europa, gracias a internet y a Radio Biafra, que emite desde Inglaterra y fue fundada por nuestro líder, Nnamdi Kanu en 2009. Él ha difundido nuestra historia y ha unido a los biafreños que estamos repartidos por todo el mundo.

¿Qué le llevó a dejar su país?

La mayoría de igbos vive en Lagos, en el suroeste, o en Abuja, la capital. Mi padre tuvo 4 esposas y de mis 19 hermanos ninguno vive en Biafra porque allí no hay futuro. Yo tenía una tienda de cortinas en un mercado de Lagos donde la mayoría somos igbos y una noche de 2005 el gobernador lo mandó quemar. Cuando vi mi tienda en llamas me desmayé. Los bomberos no me ayudaron y solo quedaron las cenizas.

¿Piensa que podría volver a estallar una guerra?

Es posible y si eso sucede yo voy a ir. Si me matan, por lo menos moriré en mi tierra y moriré feliz. Nnamdi Kanu dice que Nigeria está construida sobre una mentira y que su única arma es la verdad, pero no sé hasta cuándo podremos resistir. Solo queremos vivir en libertad y dignamente. Si Europa quiere frenar la inmigración, que nos ayude a celebrar un referéndum para saber cuánta gente quiere salir de Nigeria. La mayoría volveríamos.