Ir a contenido

GENTE CORRIENTE

Víctor Sánchez: "Mi demanda no es por dinero, sino por principios"

Aunque solo es un primer paso, le ha ganado la partida a Deliveroo. El pez chico se ha comido al grande

Nacho Herrero

Víctor Sánchez, rider que ha ganado una demanda contra Deliveroo.

Víctor Sánchez, rider que ha ganado una demanda contra Deliveroo. / MIGUEL LORENZO

Víctor Sánchez (València, 1989) ha sacado la cadena de la rueda de Deliveroo y, por extensión, de las empresas de reparto que usan falsos autónomos. Este 'rider' valenciano rechazó una propuesta de más de 10.000 euros por retirar su denuncia sabiendo que en el mejor de los casos solo se iba a llevar 700. Eso es lo que se embolsó al ganar su demanda. Algunos héroes no llevan capa y van en bicicleta.

-Otra vez David ganándole una batalla a Goliat…

-Bueno, una pequeña batalla. Tampoco es una victoria total, porque han recurrido y va para largo; pero es una pequeña victoria, sí.

-Y eso que a David le tentaron con cinco cifras, ¿lo entendió como un soborno?

-Era un soborno claro; además, ya lo habían hecho en Madrid. Teníamos la idea de que podía pasar y desde el primer momento tuve clarísimo que no iba a aceptarlo, porque esto va más allá de 730 euros, de cinco cifras o de dos. No es una cuestión de dinero, es una cuestión de principios y de que están haciendo algo de forma irregular.

-No parece muy habitual rechazar propuestas así. ¿A ellos les extrañó?

-Sí, de hecho insistieron bastante en que debería aceptarlo, porque era la última vez que iban a ofrecer dinero. Me decían que era una buena cifra y que nunca iba a encontrar nada mejor, que el finiquito iba a ser muchísimo menos… Durante un tiempo me metieron bastante presión.

-¿De dónde le vienen esos ideales?

-Es algo que tengo desde siempre. He vivido varias huelgas generales en la industria y siempre he tenido esa concepción de clase y de lucha social.

-Parece que es algo pasado de moda, o así se quiere hacer ver tal vez para desincentivarla...

-Han conseguido que esté pasado de moda, están incitando a ello. Con la crisis han conseguido que la gente esté desesperada por conseguir cualquier tipo de trabajo y que no luche por sus condiciones; aguanta lo que hay hasta que encuentra algo mejor.

-¿Qué culpa han tenido los grandes sindicatos en todo esto?

-No toda, pero una gran parte. Cuando aceptas despidos colectivos sin luchar por los derechos de esos trabajadores y asumes que la patronal tiene todo el poder estás dejando indefensos a los trabajadores y deslegitimando la lucha.

-¿Qué le ha llegado tras la victoria?

-Primero, que estoy loco por rechazar la cifra que me ofrecieron. Después, felicitaciones y orgullo. Eso está bien que se diga, pero yo preferiría que, en vez de estar orgullosos por alguien que está luchando, lucharan ellos por lo que tienen que ganar.

-¿Piensa que este asunto va a pasarle factura para que le contraten?

-Ahora mismo no estoy preocupado porque tengo otro trabajo y, además, por suerte o por desgracia, este tipo de cosas se olvida a los dos días, en cuanto el tema deja de salir en los medios.

-Quedan por delante aún varios procesos más, incluidas demandas colectivas. ¿Con qué resultado acabaría contento?

-Con que se normalice la situación, que sean trabajadores por cuenta ajena, que es lo que deberían de ser, y si no que sean autónomos de verdad. Una empresa que se dedica al reparto no puede funcionar con autónomos de verdad. No es operativo.

-Aquellos que dicen que el empleo está mejorando no trabajan en estos puestos, ¿no?

-Claro. A los políticos, a los grandes partidos y a la patronal no les interesa acabar con este modelo de negocio, porque lo que hace es quitar a gente del paro. A pesar de que tengan unos contratos precarios y unas condiciones nefastas, les da lo mismo, porque lo que cuentan son las cifras y está aumentando el número de afiliados.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

-Lleva varios tatuajes alusivos a la bicicleta. ¿Cómo se subió a ella?

-Realmente, porque no tenía otra forma de moverme.  A los 13 o 14 años no tenía dinero y acababa gastándome todos mis ingresos en el transporte publico; así que coger la bici era una forma para poder moverme.

-¿Cómo ve las políticas que sacan los coches de las ciudades para dejar espacio a la bici, al transporte público y a los peatones?

-Las veo bien, por el tema de la contaminación, pero también porque el coche crea mucho estrés, mucho ruido. Andar o ir en bici es más sano para el medioambiente y para las personas.

0 Comentarios
cargando