Ir a contenido

GENTE CORRIENTE

Iván Penalba: "En las carreras de 24 horas, como y hago pis en marcha"

El 'running' y la solidaridad son las dos pasiones de este plusmarquista al que una lesión apartó del mundo del fútbol

Nacho Herrero

Iván Penalba, en un entrenamiento en La Rambleta, en València.

Iván Penalba, en un entrenamiento en La Rambleta, en València. / MIGUEL LORENZO

Iván Penalba (València, 1991) iba para futbolista, pero una lesión de espalda le obligó a empezar a correr y ahora no hay quien lo pare. El pasado mes de junio batió (por segunda vez) el récord de España al completar 273 kilómetros en 24 horas. Todo un día dando vueltas a una pista de atletismo. 

-Empecemos por el principio. Cuando se habla de carreras de 24 horas, ¿quiere decir estar todo un día corriendo o se puede andar a ratos?

-Bueno, cada uno puede hacer lo que quiera, pero yo no suelo parar. Lo hago todo en marcha, incluso como y hago pis mientras corro.

-Por partes. ¿Qué come y cómo lo come?

-Fundamentalmente, bebidas naturales y alimentos triturados. Puedo comer, por ejemplo, un sándwich con miel o papillas de bebé, que van muy bien.

-¿Y el tema del baño?

-En las últimas carreras que he hecho había unos matorrales cerca y unos baños a pie de pista, así que me detenía unos segundos y seguía.

Iván Penalba, en un entrenamiento, en València /MIGUEL LORENZO

-Son muchas horas. ¿Habla con alguien?

-Yo me concentro en mí mismo. Me suelo evadir de todo y me concentro en cada paso. Trato de dividir la carrera en partes, en pequeños retos de media hora o de una hora. Me pongo microobjetivos para distraer la mente.

-Entiendo que la cabeza es casi más importante que las piernas…

-El físico es muy importante, es evidente, pero el factor psicológico es clave. Durante una carrera así tienes que hacer frente a infinidad de circunstancias adversas que debes ir afrontando.

-¿Le da muchas vueltas a la cabeza mientras corre?

-Sí, al final vas pensando en todo. Yo, por ejemplo, soy un comilón y pienso mucho en el homenaje que me voy a dar después. Piensas muchas tonterías y también nuevos retos. Te vas conociendo a ti mismo: es lo que más me gusta; descubres cosas de tu mente y sueñas con cosas que ni te habías parado a pensar.

-¿Cómo se lleva con el dolor?

-Son carreras en las que el dolor está presente. Tienes que aprender a vivir con él. La mente te dice constantemente que pares, que te rindas, con cualquier excusa. Son minicrisis para las que tienes que estar preparado.

-Hace unos meses batió por primera vez el récord de España de 24 horas al recorrer 249,384 kms. en Sudáfrica. ¿Qué hacía allí?

-Ha sido la mejor experiencia de mi vida. Conocí a Johan (Van der Merwe) en el Mundial de Irlanda y me brindó la oportunidad de ir allí con él y entrenarme con los mejores del mundo. Para protegerme, me llevó a su casa. Todos allí son gente tremendamente bondadosa. Fue un aprendizaje deportivo y cultural continuo.

-El récord no le duró mucho, pero ya lo tiene de nuevo…

-Sí, lo mejoró un compañero (Nicolás de las Heras) y hace unas semanas, en las 24 horas de Alemania, lo volví a batir. Iba con la idea de conseguir el de las 12 horas, pero cuando lo hice (151,974 kms.) me sentí tan bien que lo hablé con mi entrenador y mi familia y seguí otras 12. Habían venido mis padres y mi abuela. Vivimos el sueño juntos. Al final, hice 273,674 kms.

-¿Cómo organiza su vida para poder afrontar estos retos?

-Hacer ultrafondos debe ser tu estilo de vida. Todos los días hago doble sesión de entrenamientos y, a veces, triple. Un día normal me levanto a las 5.00 y hago un primer entrenamiento; desayuno y después trabajo o hago recados, como y vuelvo a entrenar o a trabajar, si tengo turno; después, a cenar y a dormir pronto. No me puedo permitir ni cenar fuera ni salir de fiesta, pero tampoco lo necesito.

-Hablaba de la comida, ¿es muy estricto?

-Como muchísimo, pero todo sano. No me limito la cantidad o a una comida. Como todo lo que me apetece, pero ni fritos ni bollería industrial ni cosas así.

-Y todo esto Creando Sonrisas, pues así se llama su proyecto solidario…

-Lo tengo desde mi primera carrera. El deporte y la solidaridad son mis pasiones, así que todas mis carreras tienen un fin solidario: una recogida de alimentos o la ayuda a un fin social o a una oenegé, como Down Valencia.

-¿Cuál es su próximo reto?

-El Mundial de mayo del año que viene en Austria, en el que espero estar con la selección, aunque antes haré distintas pruebas para prepararme.

0 Comentarios
cargando