Ir a contenido
Raquel Sánchez Montes: "Un mes antes del Sónar ya pienso 'looks' para el festival"

Raquel Sánchez Montes: "Un mes antes del Sónar ya pienso 'looks' para el festival"

Viene expresamente desde Guangzhou (China) para asistir al electrofestín de Barcelona.

Núria Navarro

Este jueves, la tribu del Sónar intentará geolocalizar entre la multitud a Raquel Sánchez Montes (Ávila, 1979), una analista de tendencias que siempre anticipa en el festival los estilos que vendrán. ¿Es 'cool'? La que más. ¿Avanzada? Por supuesto. Pero lo singular es que viene expresamente desde Guangzhou, China, donde vive y trabaja desde hace tres años. 

Sin proponérselo, es usted un 'must' del festival. Algunos me han dicho que si no me ven, es como si no hubiera Sónar. [Ríe]

Haga un adelanto de lo que llevará, va. He comprado especialmente una falda de los londinenses Vinti Andrews que se ha convertido en vestido porque soy pequeñita.

Con chanclas de piscina no irá, ¿verdad? ¡No pueden faltar! Lo importante es encontrar la armonía.

Chanclas de piscina. / instagram

¿Tarda mucho en decidir qué poner en la maleta? Estoy un mes pensando 'looks' para el Sónar. Este año me centraré en algo muy de China...

¿Un 'qipao' rojo abotonado hasta la garganta? Camisetas 'funny fakes' para todos los días. Llevan impresos nombres 'fake' de grandes marcas –Pucci por Gucci, por ejemplo–. Y luego están las gafas. Traigo nueve de las 105 de mi colección.

¡'Look' armonioso de Sánchez Montes. / instagram

Qué difícil estar a la altura de la propia imagen, ¿no? En moda busco lo que me hace persona única. Pero soy la mar de normal. Una chica de pueblo.

¡Qué me dice! Nací y crecí en Cepeda de La Mora, un municipio de Ávila de 80 habitantes, donde mi padre regentaba el bar. Viví allí hasta que cerraron el colegio. Hice la secundaria en Ávila.

Que no es París ni Milán. Venir de un pueblo pequeñito acrecentó mi curiosidad natural. Mi primer contacto con la moda fue en Madrid, donde estudié un máster de comunicación y moda. Allí me influyó enormemente Isabel Berzm, con quien trabajé cuatro años. Ella me educó el gusto. 

De Madrid a China median 10.000 kilómetros. ¿Qué pasó entretanto? Fui 'freelance' en Nueva York y  un 'cazatalentos' me llamó para trabajar en Tempe, la rama de accesorios del Grupo Inditex, con sede en Alicante. Allí trabé amistad con una chica china. Unas vacaciones fui a verla, me encantó y le dije: "Yo quiero vivir aquí". Necesitaban una analista de tendencias, hice la entrevista en París y a los cuatro meses me instalaba en Guangzhou.

¿Y? Se vive bien. Tengo muchos amigos chinos. Son hospitalarios y me ayudan en todo. Y mi trabajo consiste en hacer 'reports' de tendencias, buscar referencias, crear conceptos. También estoy metida en un proyecto personal de 'real fashion'.

¿'Real fashion'? Fotografío a gente mayor de China y de otros países vecinos. Llevan un 'look' que es muy moda. Pura espontaneidad. Quiero hacer una biblia de estilo a partir de ellos.

Una representación de 'real fashion', según la analista.  / instagram

Y aun así viene al Sónar. 14 años sin fallar. ¡Es el inicio de mi año nuevo! El punto de partida de todo. Mi fuente de inspiración. Este año, además, he traído a tres amigos chinos, con sus parejas. Empalmaremos días y noches.

Descanse en algún momento, mujer. No me canso. Todo el mundo dice que tengo una energía que no es normal. Me hace mucha ilusión ver a Laurent Garnier, a Lorenzo Senni –un básico para mí desde el 2013–, a Miss Kittin & Kim Ann, y descubrir cosas nuevas en el Escenario XS... El Sónar es más que música. Es arte, es moda, es tecnología. 

Temas: Moda Sónar China

0 Comentarios
cargando