24 nov 2020

Ir a contenido

Escapadas y planes

La aventura del turismo ornitológico

Los mejores lugares en Catalunya para observar aves

Carme Escales

Niños con prismáticos observando las aves del Estany d’Ivars i Vila-sana (Pla d’Urgell).

Niños con prismáticos observando las aves del Estany d’Ivars i Vila-sana (Pla d’Urgell). / ORIOL CLAVERA / ARA LLEIDA

Permanecer tantos días en casa sin salir ha propiciado una calma para el disfrute de sonidos que nuestra vida en estado pre-covid no conocía. El canto de los pájaros al despertar, que muy pocos disfrutaban, quizás en alguna barriada tranquila en la ciudad, pero sobre todo fuera de ella, ahora es accesible a muchos más.

En Barcelona, donde existen unas 200 especies de aves, apenas somos conscientes tan solo de dos: las tan temidas palomas y las gaviotas. Pero el confinamiento nos ha regalado el silencio necesario para percibir el sonido de muchos otros pájaros. Y verlos. Verlos y poderlos fotografiar en la barandilla del balcón o reposando sobre una maceta en el patio o el jardín de casa, dentro de la ciudad. De ahí que las inscripciones a los cursillos ‘on line’ gratuitos para aprender a descubrir qué pájaros vemos desde casa organizados por el Institut Català d’Ornitologia (ICO) durante este tiempo de confinamiento, literalmente vuelan.

Mediante fichas explicativas con dibujos y nombre, han ayudado a identificar los pájaros desde el propio jardín o balcón, dando a conocer muchas especies de aves urbanas. Ha sido la manera también de difundir el programa que el ICO dedica a los Ocells als Jardins, un proyecto con el que aprender a reconocer y contar regularmente las aves desde donde vivimos, en un parque público o en el balcón o ventana de casa. “Desde el ICO, como otras asociaciones y organizaciones, desarrollamos proyectos de ciencia ciudadana, a través de los cuales difundimos la educación ambiental, al mismo tiempo que, gracias a la participación de la gente, recogemos datos que sirven para realizar estudios y tomar decisiones ambientales”, explica Marina Cuito, técnica del área de divulgación y formación del ICO. Ornitho es otro de los proyectos del ICO, un portal web dedicado al intercambio de información sobre las observaciones de aves, mamíferos, anfibios, reptiles, peces de aguas continentales, libélulas, mariposas diurnas, cicadas, ortópteros, cangrejos de río, bivalvos de agua dulce y orquídeas de Cataluña.

Pero, como afirma Cuito, “la gracia de la ornitología es poder salir al campo en busca de las diferentes especies de aves”. Así que aquí ponemos rumbo a algunos de los lugares más propicios para localizarlas en Catalunya.

Entretodos

¿A qué lugar de Catalunya tienes muchas ganas de ir?

Explícanos el destino turístico, rincón, bar o comercio a donde irás en cuanto la desescalada lo permita

           

Terres de l’Ebre. Especies de tierra y de mar

La desembocadura del Ebre es uno de los enclaves naturalísticos de Catalunya que concentran una gran cantidad de especies de ave. Muchas de ellas se pueden ver en tierra, pero hay otras que únicamente se ven en el mar. Por eso la Associació Picampall organiza salidas en barca para poder observarlos. Con un centenar de personas asociadas en la actualidad, esta entidad nació como escuela de naturaleza para todo aquel que sienta interés por saber más del espacio natural que nos rodea. Presentan un calendario de actividades para todos los públicos relacionadas con el patrimonio natural y los ecosistemas. “Picampall es el nombre local de una subespecie autóctona del escribano palustre (repicatalons)”, puntualiza uno de los fotógrafos que más horas ha pasado fotografiando aves, paisajes e interacción humana en el Delta, Mariano Cebolla. “Desde la asociación, organizamos actividades de campo, a nivel básico, para quien empieza desde cero, hasta salidas más específicas, como puede ser la observación de rapaces nocturnas”, dice.

            El Delta, en concreto en la población de La Ràpita, es donde anidan también el centro de educación ambiental Plegadis, que cuenta con una escuela de ornitología, y otras instalaciones que trabajan para la recuperación y difusión de los ecosistemas en el Delta, Món Natura Delta. Impulsado por la Fundació Catalunya La Pedrera, tiene en la observación de aves en los ecosistemas del lugar un punto de anclaje de atractivas propuestas de iniciación a la ornitología, también adaptados a familias con niños.

Participantes de una de las ediciones del Delta Birding Festival organizado por Món Natura Delta /FUNDACIÓ CATALUNYA LA PEDRERA

            En su rincón virtual del ornitólogo, dan a conocer noticias sobre las aves en el territorio. También difunden información para quien tenga ganas de activarse en el mundo de las aves sin salir de casa, como por ejemplo, la posibilidad de colgar observaciones que se puedan hacer desde un domicilio particular en aplicaciones móviles como las de Naturalist, Nausfera o eBird o los concursos que ICO y SEO BirdLife organizan sobre adivinanzas y cuestiones sobre ornitología.

            Desde Món Natura Delta, además, se organiza cada año el Delta Birding Festival, que ofrece conferencias, cursos, talleres y concursos y una gran feria de productos y servicios para los ornitólogos y para quien disfruta de la naturaleza en general. La próxima edición que debía celebrarse en septiembre, se retomará en el 2021.

       

Aves acuáticas en el Delta de l'Ebre / fundació catalunya la pedrera

    

Delta del Llobregat. La primera escuela

Hasta 359 especies diferentes de aves han sido localizadas en los espacios naturales del Delta del Llobregat. “Todos los grandes aficionados a la ornitología hemos empezado a observar aves allí por la gran diversidad de especies que concentra”, explica Cesc Capdevila, guía interpretador de naturaleza afincado actualmente en el Pallars Sobirà, pero conocedor de cualquier rincón donde las aves anidan o hacen parada en sus viajes migratorios por Catalunya. Tal como explica, Catalunya es una gran potencia ornitológica a nivel estatal y cuenta con algunos de los expertos en aves mejor preparados de Europa. “En Catalunya se ha gestado uno de los libros referentes internacionalmente: el Handbook of the Birds of the world” (Lynx Edicions), en colaboración con gente de todo el mundo, pero desde aquí, porque tenemos la gran suerte de tener en Catalunya muchos hábitats diferentes en muy poco espacio, de ahí que tengamos tanta variedad de especies”, destaca Capdevila.

            En Catalunya, según detalla este guía especialista, entre aves que anidan aquí y aves migrantes que pasan, se pueden observar más de 400 tipos diferentes, en tierra y en el mar. Cesc Capdevila nos recuerda que hay muchísimos miradores con plafones informativos para observar aves en Catalunya. El de la Magarola, en el Parc Natural de Collserola, es uno de ellos. Y, para observar a finales de agosto, inicios de septiembre, aves migratorias, el guía nos indica el Turó Galliner, en la comarca del Alt Urgell.

Un momento del espectáculo de aves rapaces en Cim d'Àligues (Vallès Oriental). /CIM D'ÀLIGUES

Pla d’Urgell. Patos y cigüeñas en el estanque

Otro enclave interesante para la observación de pájaros es el Estany d’Ivars i Vila-sana. Está en la comarca del Pla d’Urgell y es la mayor zona húmeda de las comarcas del interior de Catalunya. En ella las aves tienen uno de sus hábitats preferidos, que es resultado de un proyecto de recuperación de una antigua laguna. Desde ella se han podido observar más de 200 especies diferentes, que anidan en el estanque o que lo tienen como lugar de paso en su vuelo migratorio.

            En verano, podremos ver entre otras aves al ánade real o azulón, la cigüeña blanca o el aguilucho lagunero. En realidad, nos encontramos en un espacio referente en Catalunya. Los observadores de aves (birdwatchers) que viajan a Catalunya desde Europa y otros continentes, lo hacen en busca de especies que no pueden ver o muy poco en sus países. Y algunas de ellas se encuentran en la zona de Ponent, desde los Pirineos hasta el Aiguabarreig de l’Ebre, el Cinca y la zona sur del río Segre. Por ello, la demarcación de Lleida es un área considerada excepcional para el turismo ornitológico. En la web del patronato de turismo de la Diputación de Lleida se facilita información de los lugares más propicios para la observación de aves, así como de los alojamientos y servicios complentarios próximos a ellos, y las agencias de guías ornitológicos que operan en las comarcas de Lleida.

Parc Natural del Alt Pirineu y Parc Nacional d’Aigüestortes i Estany de Sant Maurici

En el Pirineo nos adentramos para descubrir otra diversidad de especies. El quebrantahuesos, el urogallo, la perdiz pardilla o el tritón pirenaico son parte del patrimonio faunístico de lugares como el Parc Natural de l’Alt Pirineu, la mayor extensión de reserva natural de Catalunya. De urogallo en concreto, cuentan con 150 machos censados, lo cual significa la población más numerosa de todo el territorio estatal.

            Tanto el Parc Natural de l’Alt Pirineu como el Parc Nacional d’Aigüestortes i Estany de Sant Maurici ofrecen en sus webs un calendario de actividades durante todo el año que incluye salidas, cursos y talleres vinculados a la ornitología. La Associació de Guies Intèrprets del Parc Natural de l’Alt Pirineu dispone de especialistas en naturaleza y ornitología, figura muy recomendable especialmente para aquellos que se estrenan en la observación de aves. Cesc Capdevila preside dicha asociación de guías. Él en concreto cuenta más de 30 años de afición a la ornitología y sabe bien que no es tan fácil ver a determinadas especies por mucho que se sepa que están allí. Los guías como él nos acompañan a una mejor aproximación al mundo de las aves, sobre todo, acentuando el respeto a todas ellas y sus hábitats naturales. Solo a través del conocimiento de ciertos trucos y recomendaciones en base a cómo viven y qué necesitan los pájaros para sobrevivir y reproducirse la observación puede compaginarse con la conservación de las especies. Sobre todo pensando en las más amenazadas.

En la comarca del Pallars Jussà, la reserva de l'Espai Natural Protegit de la Serra de Boumort destaca por ser el único lugar de Europa donde se reproducen las cuatro especies de buitres del continente: buitre leonado, buitre negro (reintroducido recientemente), quebrantahuesos y alimoche.

Solsonès. El vuelo de las rapaces

En la comarca del Solsonès, el pueblo de Odèn alberga un refugio de vida silvestre. Es el proyecto de una familia que comparte su vida con animales salvajes que han sido lesionados o maltratados por personas. Gracias a las visitas que reciben, muchas de familias, pueden cuidar a los animales. La visita al Zoo del Pirineu que así han creado incluye un espectáculo de vuelo libre de aves rapaces. Gracias a su ubicación privilegiada, los buitres y las águilas salvajes a menudo intervienen en el espectáculo.

Además de explicar cómo cuidan a halcones o águilas, realizan cursos de cetrería, un arte de acompañar a las rapaces en su vuelo que, nos recuerdan, ha sido declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO.

Empordà. Aiguamolls, paraíso de aves

El Parc Natural dels Aiguamolls de l’Empordà es otra de las grandes mecas de la ornitología en Catalunya, referente también para estudiosos de las aves de otros países. En el parque se han observado 338 especies distintas, de las cuales 82 son nidificantes regulares en allí.  El parque es zona de especial protección para las aves (ZEPA) desde 1987 y en 1993 la reserva pasó a formar parte del Convenio de humedales de importancia internacional, especialmente como hábitat para aves acuáticas. Y Birdlife International, asociación global de organizaciones de conservación (ONG) que se esfuerza por conservar las aves, sus hábitats y la biodiversidad global, también reconoce el gran valor de la reserva del Empordà para la ornitología.

El parque es zona de refugio y descanso de numerosas aves migratorias (tanto en primavera como en otoño) entre África y Europa. Su gran  variedad de hábitats y biótopos hace que podamos encontrar allí especies limícolas, acuáticas, rapaces y paseriformes, muchas protegidas y algunas amenazadas o en peligro de extinción. Viven allí algunas parejas de avetoro y avetorillo común, garza imperial, el aguilucho lagunero o el carricerín real. Sus censos de población de aves acuáticas invernantes sitúan la zona de Els Aiguamolls como la segunda en importancia de Cataluña, después del delta del Ebro. Rapaces y golondrinas entre tantas otras especies merecen una visita, guiada o por libre a esta reserva. En la web del parque se informa sobre las actividades que se organizan.

Vallès Oriental. El majestuoso espectáculo de las águilas

El estudio y protección de las aves rapaces ha hecho posible Cim d’Àligues, un espacio al aire libre, abierto a todo el mundo que ayuda a crear conciencia sobre los valores en la naturaleza de las aves rapaces. Un paseo de media hora da comienzo a la visita. En ella, un guía nos habla de las especies de aves del recinto y cómo trabajan con ellas. Las veremos en sus espacios avícolas, donde han nacido, lugares que son reproducción de sus hábitas naturales en vida salvaje. Sabremos qué comen y cómo se comportan. Y después, veremos  alas aves dibujar con su vuelo coreografías espectaculares. Sentados en las gradas de un anfiteatro, asistiremos al espectáculo de 45 minutos en un mirador del valle y del cielo, escenario de danzas aéreas. Las protagonistas son esas aves rapaces que solemos ver solo de lejos. Una experiencia impresionante.

Un ave rapaz sobrevuela la zona de público en el anfiteatro de Cim d'Àligues / CIM D'ÀLIGUES

Maresme. El canto de los pájaros

Desde Arenys de Munt, el biólogo, consultor y comunicador ambiental y guía de naturaleza en viajes al Este de Europa, Pere Alzina, también ha sabido aprovechar el tiempo durante el confinamiento. Vía Twitter (@BeyondBCN) ha organizado concursos de canto de pájaros, los ganadores de los cuales recibirán un curso gratuito de canto de pájaros. Alzina precisa que el confinamiento no ha provocado tanto la proliferación de aves en áreas urbanas, sino que ha cambiado en los vecinos de estas zonas la percepción de los pájaros, gracias en gran parte al mayor silencio conseguido por la parada impuesta por la emergencia sanitaria. El impulsor de Beyond Barcelona un espacio desde el que organiza salidas de campo para realizar observación y escucha de aves, a través de su Twitter ha facilitado las imágenes de gorrión común, mirlo, herrerillo común (mallerrenga blava), abubilla (puput) y cuco (cucut) para facilitar la memorización visual de los pájaros. “He priorizado los pájaros que podemos escuchar desde casa”, precisa Pere Alzina, que ya prepara una nueva edición de su concurso.

Temas Turismo