<

01 dic 2020

Ir a contenido

ENTREVISTA EN COLABORACIÓN CON BBVA

"Apostamos por la economía circular y la trazabilidad"

Euromed es una compañía líder en la producción de extractos vegetales estandarizados y principios activos naturales

Su CEO, Francisco Javier Roig Almirall, explica la importancia para la empresa de controlar la cadena de suministro de principio a fin

Núria Bonet

Francisco Javier Roig Almirall, CEO de Almirall.

Francisco Javier Roig Almirall, CEO de Almirall.

¿En qué se diferencia el negocio de Euromed?

Somos una compañía líder en la producción de extractos vegetales estandarizados y principios activos naturales para las industrias farmacéutica, nutracéutica y cosmética. Nace en 1971 y trabaja en el campo farmacéutico y de complementos nutricionales, productos que exigen rigor y trazabilidad.

¿Qué implica poder establecer la trazabilidad el producto?

-Euromed apuesta por la economía circular y la trazabilidad. Siempre nos hemos preocupado de controlar toda la supply chain (cadena de suministro), desde el origen hasta el final. Así pues, controlamos desde los procedimientos que siguen los agricultores y su materia prima ya que hay que cumplir con estándares de calidad y sobre todo de impurezas, evitando el uso de herbicidas para cumplir con la regulación de pesticidas, controlando el suelo para evitar los metales pesados y realizando los controles microbiológicos pertinentes . Desde la compañía llevamos el control de forma directa: La integración vertical y el control de calidad de lote a lote proporcionan extractos botánicos premium totalmente trazables y con identidad verificada.

¿Qué proyectos les han permitido dar un paso más en el objetivo de trazabilidad y sostenibilidad?

Con nuestro proyecto Economía Circular y, concretamente, con el trabajo del cardo mariano y el sabal, que son paradigmáticos. Tenemos cultivos de cardo mariano alrededor del mundo: plantamos la semilla y mejoramos su calidad para acabar aislando su principio activo, la silimarina, que se ha demostrado beneficiosa para enfermedades hepáticas. Recogemos y prensamos la semilla de la que obtenemos aceite,  por un lado, y por el otro la parte soluble donde reside la silimarina. El residuo del aceite se destina a biodiesel y a aplicaciones cosmética.

¿Qué innovación sostenible han aplicado a vuestros procesos de producción?

Anteriormente, recogíamos y tratábamos los residuos, que finalmente se quemaban, lo que suponía emisiones de CO2 y un gasto adicional para la compañía. Ahora eliminamos los sobrantes residuales que generamos en nuestra producción dedicándolos a compostaje y a  alimentación animal con propiedades terapéuticas y fisiológicas para los animales. Obviamente, supone un ahorro para la compañía cerrando de esta forma el círculo.

Euromed colabora, además, con la compañía Archroma.

que  elaboran tintes  naturales a partir de nuestros residuos y los emplean para teñir prendas de vestir. En sus etiquetas se explica  toda la trazabilidad del producto, desde el origen hasta el final. Se trata de una cadena global donde se cierra el círculo.

¿Y con el sabal también han logrado una mayor sostenibilidad?

En el caso del sabal, se trata de una planta silvestre que crece en Georgia y Florida. Tiene aplicaciones terapéuticas para la próstata y para evitar la caída del cabello. Recolectamos su fruto y ya en la planta de producción iniciamos la extracción de los ácidos grasos. Los residuos que generamos se dedican, en parte a compostaje, en parte a tintes naturales para la ropa. En este caso también cerramos el círculo hasta el final, damos vida a estos residuos. Además la empresa ha contribuido a preservar los manglares de la zona considerados como parques naturales.

¿Qué ha impulsado a Euromed a apostar por la sostenibilidad y trazabilidad?

Está a la orden del día. El sector cada vez controla más el impacto en el medioambiente y más teniendo en cuenta que se trata de un grupo que trabaja con el medio natural, dedicado a la fitofarmacia. No se trata solo de una cuestión de prestigio, contribuimos a no crear un impacto medioambiental negativo, sería un contrasentido por nuestra parte no hacerlo así.

Tanto es así, que trabajamos con varios organismos internacionales evitando que en el mercado hayan possibles adulteraciones de los extractos vegetales, pràctica bastante común en mercados de productos nutracéuticos, donde no hay una harmonización de la regulación como en ES.UU. y en Asia, por ejemplo.

¿Qué les aporta?

Valor añadido. Nuestros productos requieren mucha analítica y es por ello que en algunos casos debemos desarrollar nuevos métodos de análisis que ni  siquiera existían. Tenemos un gran know how de analítica y producción, colaboramos con las farmacopees y otros organismes oficiales. Nuestros estándares de calidad son más rigurosos y estrictos y esto encarece el proceso productivo, lo que hace que nuestro producto sea un poco más caro pero con un elevado valor añadido.

¿Cómo valoran la aportación de BBVA a Euromed en términos de Sostenibilidad, y como os han acompañado?

De la mano de BBVA lanzamos una línea de Confirming Sostenible que nos ha permitido dar mayor facilidad de pago a aquellos agricultores y proveedores que estén homologados como sostenibles y orgánicos. Esta iniciativa nos ha permitido, por tanto, financiar la sostenibilidad, que es uno de los pilares de nuestra cadena de valor.

Temas BBVA