24 feb 2020

Ir a contenido

Solunion, gestión del riesgo comercial

Seguro de crédito, la mejor ayuda para pymes

La desaceleración aumentará las insolvencias empresariales en un 8%

Los pequeños negocios también sufren las crisis macroeconómicas

Contratar un seguro de crédito minimiza los riesgos.

Contratar un seguro de crédito minimiza los riesgos.

Los efectos de la crisis del año 2008 en nuestro país siguen estando muy presentes. Especialmente en la coyuntura actual, cuando, según el análisis que realiza Solunion de los datos recabados por su accionista, Euler Hermes, se espera que en 2020 se va a producir un crecimiento plano e inferior al conocido en los últimos años.

Esta situación irá acompañada de unos mercados más volátiles, en los que van a destacar los flujos de capital volubles. Esto afectará al precio de los productos básicos, a las monedas y a los flujos de capital hacia mercados emergentes. Evidentemente, este contexto económico afectará a las empresas, de las que se espera que en 2020 tengan un aumento de las insolvencias de un 8%.

En general, el sector empresarial del país conoce la necesidad de proteger la salud financiera de sus negocios para garantizar la continuidad de los mismos. En el caso de pymes, aunque su estructura empresarial es más pequeña y sencilla, necesitan la misma protección financiera que una compañía más grande. También para ellos, los cambios macroeconómicos pueden causar que se paralice la continuidad de sus negocios y que, por lo tanto, terminen inmersos en distintas situaciones que afectarían a su rentabilidad y solvencia.

No siempre es fácil: las pymes  no tienen los mismos recursos ni los mismos contactos que las grandes empresas, por lo que muchas veces es complicado encontrar información financiera y comercial, con la que poder prevenir desaceleraciones y, al mismo tiempo, poder protegerse. La dimensión de una empresa no la excluye de sufrir las consecuencias coyunturales, por lo que el riesgo del impago está siempre ahí.

Soluciones

La prevención y una gestión del riesgo a tiempo suponen una protección para este tipo de compañías. De esta manera, pueden asegurar la solvencia de las mismas y evitar situaciones de impago muy complicadas. En este sentido destaca el seguro de crédito: la principal herramienta frente al riesgo de impago, ya que ayuda a la prospección de mercados y a dirigir ventas hacia los socios más fiables. La información siempre ofrece seguridad y más teniendo en cuenta que la falta de previsión es el principal factor que hace que los cobros pendientes sean especialmente conflictivos en la internacionalización. Solunion, empresa dedicada a los seguros de crédito, de caución, y servicios relacionados con la gestión del riesgo comercial, ofrece este tipo de seguros, los cuales interesan por la cobertura, pero también, por la gestión del riesgo previa, convirtiéndose en una guía para las pymes con la que saber dónde y con quién operar.

Solunion informa sobre posibles cambios en la calidad crediticia de la cartera de clientes de la empresa y la orienta en sus decisiones estratégicas de exportación, como un verdadero socio comercial; cubre el impago en caso de producirse, a través del recobro o la indemnización; y ayuda a las pymes a llegar más allá con productos específicos.

Apostar por la seguridad

Solunion, empresa participada por Mapfre y Euler Hermes, comenzó a operar en 2013 en España y Argentina y ofrece sus productos y servicios en 10 países más de Latinoamérica de la mano de Mapfre. La función de la empresa es poner al servicio de sus clientes una red internacional de vigilancia de riesgos, desde la que analiza la estabilidad financiera de empresas, países y sectores de actividad, respondiendo a las necesidades de sus asegurados en todo el mundo. Para conseguir ayudar a las empresas, Solunion ofrece productos y servicios de seguro de crédito, caución, recobro y otras soluciones de gestión del riesgo comercial a compañías de todos los tamaños y sectores, que desarrollan su actividad tanto en el mercado doméstico como en el internacional. También aporta información comercial, prospección de mercados, gestión de recobro e indemnización. Y, además, pone al servicio de sus clientes una red internacional de vigilancia de riesgos desde la que analiza la estabilidad financiera de más de 40 millones de empresas.

Temas Empresas