Ir a contenido

Crisis climática

Ana Lafuente: "La integración de las energías limpias en la red y el vehículo eléctrico van a facilitar la descarbonización"

"El beneficio que suponen las redes inteligentes se pudo ver en la respuesta del sistema eléctrico durante la gota fría del mes pasado"

Víctor M. Romero

Ana Lafuente, directora de i-DE (Iberdrola) para Comunitat Valenciana y Región de Murcia.

Ana Lafuente, directora de i-DE (Iberdrola) para Comunitat Valenciana y Región de Murcia. / Álex Domínguez

Eliminación de subsidios a combustibles fósiles, reducción del 45% de las emisiones para 2030 y neutralidad de carbono en 2050. Estos son algunos de los objetivos marcados en la pasada edición de la Cumbre de Acción Climática de la ONU el pasado mes de septiembre. ¿Ve factible que se puedan conseguir estos hitos en el plazo marcado? Desde Iberdrola creemos que es factible ese escenario. Hoy en día, la tecnología nos acompaña, hay concienciación social que nos puede ayudar y estamos convencidos en que un escenario 100% renovable es económica y técnicamente viable sin ningún sobrecoste para el ciudadano.

La descarbonización de la economía es uno de los retos más importantes. ¿Cuáles son los principales problemas que encontramos a la hora de optar por energías limpias y renovables? Se ha avanzado mucho pero todavía existen barreras. Tecnológicamente no hay barreras, pero hacen faltan políticas que nos acompañen y que acompañen a la tecnología. Cuando hablamos de tramitaciones podemos decir que son un ralentizador del proceso. Estas políticas nos deberían acompañar tanto en el ámbito nacional como en el europeo. Por primera vez, tenemos un Plan de Integración de Energía y Clima a nivel nacional que nos va a ayudar a generar esa política más concreta que, por supuesto, cada comunidad autónoma tiene que tener su extensión.

i-DE, la nueva marca de la actividad de distribución eléctrica de Iberdrola, ha hecho un importante esfuerzo en ampliar y mejorar su red inteligente. ¿Cómo puede ayudar i-DE a la lucha contra el cambio climático? La red tiene un papel fundamental en ese escenario de energía limpia y en ella tenemos que trabajar para generar la infraestructura necesaria que permita integrar las energías limpias. Pero, además, la red tiene que aportar inteligencia que nos facilite la gestión de la propia red, dando la flexibilidad que hace falta para esa integración de energías limpias. En resumen, el objetivo es la descarbonización y hay dos ejes que van a facilitarla: el vehículo eléctrico y la integración de las energías limpias. La red es la plataforma donde se integran estos dos mundos y se convierte en un facilitador de esa evolución. i-DE está trabajando en ese sentido y tenemos estudios internos que nos dicen que la red no va a ser un problema para la electrificación e integración. Somos facilitadores de este proceso de descarbonización.

"En Iberdrola estamos convencidos de que un escenario 100% renovable es económica y técnicamente viable sin ningún sobrecoste para el ciudadano"

Ana Lafuente

Directora de i-DE (Iberdrola) para Comunitat Valenciana y Región de Murcia

i-DE prevé inversiones de 150 millones de euros en los próximos diez años en la Comunitat Valenciana para ayudar a desarrollar ciudades inteligentes. ¿Cuáles son, en su opinión, las señas de identidad de una ciudad inteligente? Identificamos a la 'smart city' con tres características: sostenibilidad, eficiencia y servicio al ciudadano. En ese marco, hemos generado el proyecto de Smart Cities en el que consideramos cuatro ejes de trabajo: fomentar la movilidad eléctrica, crear la infraestructura necesaria para permitir esta movilidad, generar información al consumidor que le ayude a tomar decisiones sobre eficiencia energética y dar la información al nivel de agregación necesaria para que los diferentes agentes visualicen y tomen conciencia de lo que supone las medidas de sostenibilidad.

i-DE está apostando por mejorar los sistemas de inteligencia y automatización de las redes de distribución eléctrica. ¿Cuál fue su capacidad de respuesta durante las lluvias del pasado mes en la Comunitat Valenciana? El beneficio que suponen las redes inteligentes se pudo ver en la respuesta del sistema eléctrico durante la gota fría del mes pasado. Las lluvias fueron similares a las que cayeron durante las inundaciones de 1987 y nos costó un mes reparar algunas redes dañadas en la Comunitat Valenciana. Ahora, el 70 % de los afectados por cortes de luz recuperó el servicio en treinta minutos. Además, en este episodio de la DANA también fue muy importante la coordinación con la UME, las administraciones públicas y fuerzas de seguridad. Gracias a ellos pudimos entrar en algunas poblaciones como Dolores para poder actuar de forma presencial y resolver las incidencias.

¿Están llevando esta red inteligente a otros países en los que tienen presencia? Sí. Nosotros tenemos presencia en Estados Unidos, Brasil y Reino Unido y estamos llevando nuestra experiencia a ellos. Estamos exportando a EEUU y a Brasil nuestra red inteligente, ya que su uso y ventajas son muy claros en situaciones de emergencia a la hora de llevar a cabo una reposición.

El coche eléctrico y los nuevos tipos de movilidad son puntos estratégicos de cara a un futuro más sostenible. ¿Por qué el uso del coche eléctrico todavía sigue siendo residual? ¿Qué papel juega la instalación de puntos de recarga para impulsar definitivamente el mercado del vehículo eléctrico? En 2030 está previsto que 5 millones de coches eléctricos circulen en España. Una de las barreras, que no es la única, es el precio y creo que hay recorrido en eficiencia en costes de las baterías. En lo que se refiere a los puntos de recarga, estos son una barrera clara porque el usuario tiene la incertidumbre de «hasta dónde llego». El no tener certeza de dónde repostar es una barrera clara. Por ello, abogamos por tener un plan de puntos de recarga eficiente y nosotros tenemos una posición privilegiada para ayudar a definir cuál puede ser la plataforma de puntos de recarga.

Ustedes están en conversaciones con diferentes ayuntamientos y diputaciones del Mediterráneo para colaborar e implantar medidas que ayuden a reducir las emisiones de CO2. ¿Cómo han sido estos encuentros? Dentro de nuestras relaciones los ritmos y el nivel de madurez de los diferentes municipios son muy diferentes. Algunos no están interesados en este momento y hay otros que sí. Nosotros estamos operando de un modo en el que damos la información al ayuntamiento para que ellos puedan licitar esos puntos de recarga, ya que vemos que puede generar negocio, permitiendo que terceras partes puedan ofertar para hacer esos puntos de recarga. La financiación no debería ser una limitación para los ayuntamientos.

¿Cuáles son, en su opinión, las energías renovables que tendrán más implantación en los próximos años? La energía fotovoltaica y eólica. Yo creo que la eólica 'offshore' empieza a tener su hueco a nivel europeo y mundial. Aunque diría que todas las 100% renovables tienen su hueco. La hidráulica de bombeo puede convertirse en energía base, ya que, además de renovable, te da una gran flexibilidad de respuesta en el sistema. Pero creo que todas las energías tendrán su hueco. Y también tendrá mucha importancia la energía del particular, de autoconsumo, que se tendrá que conectar e integrar con el resto.

¿Está la sociedad concienciada de los riesgos a los que se enfrenta la Humanidad por el estado actual del medioambiente? La juventud ha avanzado mucho en esta sensibilización pero todavía tenemos que continuar dando soluciones a ese cambio climático. Todavía queda mucho por hacer.

Temas: Iberdrola