¿Qué hace Hacienda con tu dinero si no marcas la casilla solidaria ni la Iglesia en la declaración de la renta?

¿Qué hace Hacienda con tu dinero si no marcas la casilla solidaria ni la Iglesia en la declaración de la renta?
1
Se lee en minutos
Lola Gutiérrez

La casilla 105, llamada de Asignación a la Iglesia Católica, es la casilla que Hacienda pone a disposición de los contribuyentes por si quieren destinar el 0,7% de sus tributos al sostenimiento económico de la Iglesia Católica.

Tras ella, está la casilla 106, llamada de Asignación a actividades de interés social, es decir, a organizaciones no gubernamentales, es la casilla que la Agencia Tributaria pone a disposición de los usuarios para destinar el 0,7% de sus impuestos a fines sociales.

Marcar la o las casillas

Si el contribuyente quiere destinar el 0,7% de sus impuestos al sostenimiento de la Iglesia Católica, debe marcar la casilla 105. Si, por contra, lo quiere destinar a oenegés y actividades de interés social -atención a las personas con necesidades de atención integral socio-sanitaria, atención a las personas con necesidades educativas o de inserción laboral, fomento de la seguridad ciudadana y prevención de la delincuencia, protección del medio ambiente y cooperación al desarrollo-, debe marcar la casilla 106.

También existe la opción de marcar ambos, en cuyo caso tanto la Iglesia como las distintas actividades de interés social recibirán cada una un 0,7%, por lo que la asignación tributaria total ascendería a un 1,4% de la cuota.

No pagas más

En cualquier caso, sea cuál sea la casilla que marques, no pagarás más en el impuesto sobre la renta (IRPF) ni te devolverán menos.

Noticias relacionadas

Pero, ¿qué pasa si no quieres destinar nada de tu dinero ni a la Iglesia Católica ni a fines sociales?

Esa es una opción que también existe. De hecho, en ese caso debes dejar ambas casillas en blanco y el dinero se asignará a los Presupuestos Generales del Estado (PGE) con destino a fines generales.