Entrenos en el mar

El equipo suizo de Alinghi Red Bull Racing de la Copa América de vela ya ruge en la costa de Barcelona

El monocasco A40 ensaya a toda velocidad con un grupo de 120 personas ya instaladas en la capital catalana

AC40 de Alinghi Red Bull Racing de la Copa América de Vela entrenando este miércoles frente a la costa de Barcelona.

Cristina Buesa

Cristina Buesa

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

Sin sonido, la figura de la embarcación es esbelta y parece hasta grácil. No obstante, al estar junto a ella, el rugido es ensordecedor, fruto de la velocidad y de la fricción con el mar. El Alinghi Red Bull Racing se pasea por la costa de Barcelona desde hace varias semanas porque la Copa América de vela, aunque la competición no se celebra hasta septiembre y octubre del 2024, tiene mucho que hacer en la ciudad antes, durante y después.

Con el de este miércoles ya llevan 58 entrenos. De momento los suizos son los dueños de la lámina de agua porque sus contrincantes (neozelandeses, americanos, británicos, italianos y franceses) no desembarcarán en la capital catalana hasta junio, momento en el que obligatoriamente tendrán que ensayar con sus monocascos.

Calcular viento y olas

No pasan desapercibidos. De hecho, iluminan el Hotel W de rojo la noche antes que salen al mar, cuando la previsión meteorológica les promete un buen día. Uno de los miembros del Alinghi Red Bull, el que diseña las enormes velas, describe lo que hacen sus compañeros a pocos metros: "Se ensayan los giros en la boya. Se toma mucha velocidad y es cuando se eleva con el 'foil', pero al acercarse al cambio de sentido hay que reducir y calcular viento y olas", relata Brad Favelle. De hecho, para adentrarse entre tres y seis millas de la costa de Barcelona y practicar, el AC40 puede llegar a los 45 nudos.

Tres lanchas perseguidoras

La Fórmula 1 del mar arrastra decenas de ingenieros. En estas sesiones que recorren la geografía metropolitana (con las grúas del puerto pero también las chimeneas de Sant Adrià de Besòs o los rascacielos de Diagonal Mar) no solo está la tripulación propiamente dicha. Tres lanchas persiguen a la misma velocidad al monocasco: en dos de ellas va el equipo que lo testa y la otra son los 'espías'.

 El AC40 de Alinghi Red Bull Racing de la Copa América de Vela entrenando frente a la costa de Barcelona.

 El AC40 de Alinghi Red Bull Racing de la Copa América de Vela entrenando frente a la costa de Barcelona. / Cristina Buesa

Se trata del 'Recon', el servicio de la organización que graba y toma fotos cada día que se entrena, dron incluido. Y hace públicos los avances de los equipos, para que todos tengan la misma información. Los profesionales de reconocimiento solo son un eslabón más de la Copa porque la llegada escalonada de los equipos no ha hecho más que empezar. De Alinghi Red Bull ya hay 120 personas viviendo en Barcelona, Sant Cugat del Vallès, Mataró... Y rugiendo en el mar.

Las bases, en breve

El <strong>Port de Barcelona</strong> les ha regalado este miércoles buenas noticias. Las sabían porque precisamente uno de los motivos por los que se eligió este destino fue gracias a que no era necesario construir nueva infraestructura: en las próximas semanas, poco a poco, los seis equipos tendrán sus bases, donde guardarán sus AC40 (y después los AC75), tendrán un espacio administrativo, de acogida y hasta una tienda para vender productos de sus marcas, explica una portavoz de Alinghi Red Bull.