Sector pesquero

La UE plantea un nuevo recorte de 12 días para la pesca de arrastre y pone en peligro la continuidad de la flota mediterránea

Las cofradías de las cinco comunidades autónomas del Mediterráneo muestran su rechazo frontal a la medida y advierten de que buena parte de las embarcaciones se van a ver obligadas a parar

La UE plantea un nuevo recorte de 12 días para la pesca de arrastre y pone en peligro la continuidad de la flota mediterránea
3
Se lee en minutos
M. Vilaplana

Se veía venir y, al final, los peores temores han acabado cumpliéndose. Y es que la Unión Europea (UE) ha puesto sobre la mesa un nuevo tijeretazo de 12 días para la pesca de arrastre, lo que ha situado al sector definitivamente contra las cuerdas. La propuesta, eso sí, ha tenido la virtud de poner de acuerdo a las organizaciones pesqueras de las cinco comunidades autónomas del Mediterráneo, que han expresado su rechazo frontal a esta iniciativa, sobre la base de que pondría en peligro la continuidad de gran parte de la flota. También la Conselleria de Agricultura y Pesca de la Generalitat Valenciana se ha mostrado en contra de este nuevo recorte, que se plantea sin que se hayan evaluado los efectos de las medidas que ya se habían venido implementando en los últimos años.

La política de recortes de los días de pesca en aguas del Mediterráneo ya había supuesto para las 130 embarcaciones de arrastre de la provincia de Alicante que solo pudieran salir a faenar este año 165 jornadas de las 240 de las que disfrutaban hace apenas dos ejercicios. Una reducción que, aparte de comportar una caída del 20% en las capturas, lo que supone 1.800 toneladas de pescado menos, también estaba estrechando los márgenes de ganancias y comprometiendo la continuidad de 800 empleos. Pues bien, siendo ya muy complicada la situación, la UE pretende darle otra vuelta de tuerca con un nuevo recorte del 7,5% que, en principio, se traduciría en 12 jornadas. La propuesta será la base de discusión del próximo Consejo de Ministros de Pesca que se celebrará en Bruselas los próximos días 11 y 12 de este mes, con un sector que ya se ha puesto en pie de guerra.

Carta al ministerio

Y es que las organizaciones pesqueras de Catalunya, Baleares, Murcia, Andalucía y la Comunidad Valenciana han remitido una carta a la secretaria general de Pesca del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, Alicia Villauriz, en la que le trasladan la imposibilidad de asumir nuevas restricciones. Igualmente, apuntan que, en una pesquería multiespecífica como es la mediterránea, resulta inviable alcanzar al unísono el rendimiento máximo sostenible en todas las especies sin haber evaluado siquiera el impacto de las medidas ya adoptadas, por lo que reiteran la necesidad de aplazar ese objetivo, trasladándolo de 2025 a 2030.

Noticias relacionadas

Así lo subraya el secretario de la Federación Provincial de Cofradías de Pescadores de Alicante, Juan Mulet, quien no duda a la hora de señalar que, si la propuesta acaba prosperando, "la mitad de la flota de arrastre se va a ver obligada a parar. Es del todo inviable salir a faenar solo medio año, porque eso no hay negocio que lo resista. Además, las compensaciones que estamos recibiendo son del todo insuficientes y los trabajadores se están comiendo el paro. La realidad, al final, es que la UE no respeta a los pescadores del Mediterráneo".

Por su parte, el secretario autonómico de Agricultura y Pesca, Roger Llanes, muestra su pleno respaldo al sector, "porque -apunta- se le está conduciendo a un callejón sin salida, sin haber analizado siquiera la efectividad de las medidas que se han venido poniendo en marcha estos últimos años, con el aval del Instituto Nacional de Oceonagrafía". Llanes recuerda que el ministerio español ya votó el año pasado en contra de este tipo de restricciones, y que también, en esta ocasión, va a defender al sector. "El problema -enfatiza- es que desde Bruselas se está tratando a la pesca mediterránea como si fuese industrial, cuando, en realidad, de lo que hablamos son de artes tradicionales".