Conflicto salarial

Los trabajadores de la estiba del Puerto de Barcelona convocan 11 días de huelga a partir del martes

  • Los empleados de las empresas de estibadores del muelle de la capital catalana pararán durante 11 días para exigir subidas salariales acordes al IPC

Puerto de Barcelona.

Puerto de Barcelona. / Óscar Ferrer

2
Se lee en minutos
Gabriel Ubieto
Gabriel Ubieto

Redactor

Especialista en Mercado laboral, empresas, pensiones y las diferentes derivadas del mundo del trabajo

Escribe desde Barcelona

ver +

Los trabajadores de empresas de estibadoras del Puerto de Barcelona irán a la huelga a partir de este próximo martes 13 de diciembre y hasta el 23 de diciembre, un día antes de Nochebuena. Así lo han acordado los trabajadores en asamblea, organizados por las coordinadoras sindicales USTP y OTEP, que dejan la puerta abierta a prorrogar el conflicto si las empresas no se sientan a negociar y aceptan subir los salarios acorde a lo que está subiendo el IPC. Si las partes no alcanzan antes del martes un acuerdo, el Puerto de Barcelona acabará el año de la misma manera que lo empezó: con una huelga en curso. En aquella ocasión no fueron los trabajadores de la estiba, sino los amarradores del muelle, que comenzaron el ejercicio también con un paro indefinido y lastrando durante dos semanas la logística de la capital catalana.

Los conflictos salariales que esta semana han afectado a Mercabarna, donde los empleados de frutas y verduras han reclamado mayores sueldos, llegan también al Puerto de Barcelona. Los empleados de la estiba reclaman que sus nóminas suban de igual manera que están subiendo los precios, más un1% adicional. Y las empresas no están dispuestas a asumir dichos números. Según la versión de los trabajadores, la última oferta que tienen de la patronal es de un incremento del 3% en tablas salariales -frente a un IPC que actualmente está en el 6,8%- y un 2% de los salarios en una paga única en el mes de enero.

Noticias relacionadas

Desde las coordinadores sindicales consideran que las pretensiones empresariales no casan con las reivindicaciones de los trabajadores y dan las negociaciones por "agotadas", según recoge un comunicado de este pasado miércoles. Es por ello que, ya con el preaviso de huelga registrado ante la autoridad laboral competente, los sindicatos han convocado a los trabajadores a una última asamblea el próximo 12 de diciembre para informar de la situación y tomar las decisiones oportunas en relación a los 11 días de paro convocados.

La capital catalana vivirá a partir de la semana que viene una huelga en el puerto y otra de limpieza en los edificios y locales. Allí CCOO y UGT han convocado a partir del jueves 15 de diciembre un paro que atañe a unos 60.000 trabajadores de toda Catalunya. El motivo es el mismo: el convenio de limpieza está por renovar y las centrales exigen mayores incrementos salariales de los que, por el momento, está dispuesta a aceptar la patronal. El mismo día que está previsto que empiece la huelga de estibadores, el personal de limpieza está citado a una mediación en el Departament de Treball para tratar de desencallar la situación y evitar los paros.