Temporada de nieve

La ocupación hostelera del Pirineo rozará el lleno este puente de diciembre

El 98% de los establecimientos turísticos de montaña prevé abrir en estas fechas mientras que los de la costa viven una situación dispar

Una responsable de unos apartamentos turísticos en Girona acondiciona una de las habitaciones.

Una responsable de unos apartamentos turísticos en Girona acondiciona una de las habitaciones. / ALEIX FREIXAS / ACN

4
Se lee en minutos
EFE
ACN
Europa Press

El turismo de nieve liderará la ocupación hotelera durante el doble puente de diciembre. En concreto, los establecimientos turísticos del Pirineo catalán rozarán el 100% de ocupación y el 98% estarán abiertos, ha indicado la directora general de Turismo de la Generalitat, Marta Domènech. En el resto del territorio, la ocupación será dispar. Aun así, se prevé que en el segundo fin de semana haya más incidencia turística en el conjunto de Catalunya, con un 92% de ocupación media, frente al 85% previsto para el primero, pero se trata de "una variación baja", informa la responsable.

Que las estaciones de esquí han abierto, aunque sea a medio gas, beneficia al turismo de la región. El presidente de la Asociación de Estaciones de Montaña (ACEM), Joaquim Alsina, afirma que los hoteles de pie de pista están al "100%" porque "la gente tiene muchas ganas de esquiar". De hecho, y pese a que 2021 fue un año bueno tras la pandemia, las reservas para esta temporada están entre un 15 y un 20% por encima de las del año pasado, ha concretado. "Se superarán ampliamente las cifras de 2019", ha afirmado.

Su homónimo en la Federació de Hostaleria de Lleida, Josep Castellarnau, apunta que los hoteles de la provincia rozarán una ocupación media de entre el 80% y el 90%. La ocupación de los apartamentos turísticos cercanos a las pistas de esquí del Pirineo también rondará el 70%, según la Federació Catalana d'Apartaments Turístics (Federatur).

Por otro lado, el presidente de la Federació Catalana de Càmpings, Miquel Gotanegra, ha puntualizado que, con las estaciones de esquí en funcionamiento, "habrá mucha incidencia en los entornos de los parques naturales, donde hay más experiencias de actividades de montaña".

Turismo en la: 50% de reservas "en el mejor de los casos"

Girona y Tarragona no tendrán un puente tan plácido. La Federació d'Hostaleria de les Comarques de Girona prevé una ocupación de entre el 60% y el 65% de media. Eso sí, sube hasta el 90% en las comarcas pirenaicas los dos fines de semanas.

El litoral será el más damnificado. "El frío es un freno para el turismo de costa", recuerda el presidente de Federatur, David Riba. Sustenta sus palabras con las previsiones que tiene la entidad: la ocupación de los apartamentos en el litoral, tanto el de Tarragona como el de Girona, es de "un 50% en el mejor de los casos", puntualiza Riba.

"Si las estaciones de esquí ya pueden abrir, los clientes preferirán ir a la montaña", añade la presidenta de la Federació Empresarial d'Hostaleria i Turisme de la provincia de Tarragona (FEHT), Berta Cabré. En un comunicado asegura que se trata de un puente más orientado a las zonas de frío y nieve, y no tanto a las de sol y playa. Así, las cifras de la FEHT exponen que los hoteles vacacionales abiertos este puente en Tarragona representarán un 20% del total, y esperan llegar a un 65% de ocupación, y de cámpings hay abiertos un 25% del total, con un 75% de ocupación.

En cambio, Domènech se muestra más positiva respecto a la ocupación en las zonas de playa. Aunque admite que el porcentaje de apertura en la costa no es muy elevado, asegura que está "en ocupaciones altas", lo que demuestra la desestacionalización del turismo de costa. Un fenómeno que atribuye a que los inviernos en Catalunya cada año son más moderados y la gente "encuentra bonito pasar tiempo en la costa, algo que antes no se daba", precisa.

Un puente "complicado" por el calendario"

Gotanegra ha considerado que es un puente "complicado" porque abarca dos fines de semana y esto hace que la ocupación turística suba en sábados y domingos y haya menos movimiento entre semana.

Por otro lado, Riba cree que hay que tener en cuenta que son unos festivos en los que la ocupación depende de si coinciden en fin de semana o no, y el hecho de que este año los festivos sean martes y jueves provoca una disminución del turismo porque, a su parecer, convierte el fin de semana en "uno de normal".

La Federació d'Hostaleria de les Comarques de Girona también apunta a que el doble puente será "anómalo", ya que los festivos se sitúan en medio de la semana y las escuelas están abiertas dos días, por lo que la ocupación será fluctuante.

Barcelona no notará los días festivos

Noticias relacionadas

El sector coincide en que este puente mueve el turismo local y nacional y no deja tanta incidencia en zonas donde el foco turístico se basa en el turismo internacional, como es el caso de la ciudad de Barcelona. Riba sostiene que el turismo internacional en la capital catalana será "prácticamente el mismo que cuando no hay puente" y, por tanto, no incidirá en los próximos días festivos.

Domènech lo confirma, pero mantiene el optimismo, asegurando que aunque no suba significativamente el turismo internacional por el puente, Barcelona "seguirá cubierta" con "turistas motivados" por las compras de Navidad.