Proyecto que avanza

El Ministerio de Transportes da luz verde a la nueva autovía del Baix Llobregat

La futura B-25 tendrá 2,26 kilómetros y conectará la C-32 con la Ronda Litoral desde el nudo de Sant Boi y Cornellà

El presupuesto de licitación de los trabajos es de 76,4 millones de euros

El Ministerio de Transportes da luz verde a la nueva autovía del Baix Llobregat

MANU MITRU

1
Se lee en minutos
Cristina Buesa
Cristina Buesa

Periodista

ver +

El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana trata de aliviar los cuellos de botella de los accesos metropolitanos de Barcelona. La futura B-25, autovía de nueva creación, conectará la Ronda Litoral (A-2 en este punto) y la C-32 en el Baix Llobregat a lo largo de 2,26 kilómetros. Un tramo corto pero que aspira a descongestionar en parte un nudo de comunicaciones con problemas de tráfico diarios. Se trata de un proyecto del que se empezó a hablar con los Juegos Olímpicos de 1992.

El Consejo de Ministros aprobó el proyecto a mediados de octubre y este lunes ha anunciado la licitación de los trabajos por un importe de 76,4 millones de euros, que incluyen un carril bici de 750 metros de longitud y tres metros de ancho. Inicialmente se había hablado de 63 millones de inversión, pero el aumento de precio responde al IVA, han explicado fuentes del ministerio.

Actuación sobre otras estructuras

"Nos esforzamos en mejorar las infraestructuras existentes con criterios de eficiencia" explicó la ministra Raquel Sánchez el mes pasado en Sant Boi, y añadió que se actuaría sobre 24 estructuras ya sean de nueva construcción, ampliaciones, modificaciones o sustituciones de los sistemas de contención de las existentes.

Además, como se trata de una zona periurbana, se tendrán que desviar y reponer numerosos servicios, como los de líneas eléctricas, de telecomunicaciones u otros suministros.

Noticias relacionadas

La ejecución de esta autovía ha sufrido arranques y parones a lo largo del tiempo. Los últimos trabajos se habían iniciado en 2009, pero quedaron pospuestos hasta hace un par de años, cuando además se la bautizó con la nomenclatura de B-25.

Alternativa a la C-245

La nueva autovía será una alternativa a la congestionada C-245, que atraviesa muchos municipios de la comarca y que cada vez es más urbana y, por ende, más lenta. El proyecto de trazado se aprobó provisionalmente en septiembre de 2021 y en su momento el periodo de ejecución se había estimado en tres años, aunque ahora Transportes no lo especifica. Los más beneficiados serán los residentes en Sant Boi, aunque la conexión viaria mejorará las comunicaciones a Cornellà o El Prat de Llobregat, en este último caso con el enlace de Mas Blau.