Energía

El Gobierno cifra en 3,7% la bajada del consumo eléctrico en la primera semana del plan de ahorro

La vicepresidenta Teresa Ribera celebra "la manera en la que el ruido ha sido interpretado por la sociedad española en la dirección correcta", en relación a la críticas del Partido Popular

El Gobierno cifra en 3,7% la bajada del consumo eléctrico en la primera semana del plan de ahorro

Epi_rc_es

4
Se lee en minutos
Sara Ledo
Sara Ledo

Periodista

ver +

Balance de la primera semana con el plan de ahorro en marcha: el consumo de electricidad ha caído un 3,7% entre el lunes 8 y el domingo 14 respecto a la semana anterior, según ha revelado este martes la vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera. Estas cifras están en línea con los cálculos previos del Ejecutivo de que estas medidas ahorren más de la mitad del 7% de reducción de gas comprometido con Bruselas, según ha añadido Ribera.

En una rueda de prensa desde Menorca, la vicepresidenta ha achacado este descenso del consumo a una "mayor sensibilidad entre hogares y empresas por el uso responsable de la energía y también por las medidas del decreto ley que pedían la reducción de la temperatura del termostato para refrigerarnos y el apagado de escaparates y edificios públicos" y ha lanzado un dardo al Partido Popular al "agradecer" la solidaridad de la sociedad español "con Europa" y "la manera en la que el ruido ha sido interpretado por la sociedad española en la dirección correcta", en relación a declaraciones como las de la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, que llegó a pedir el desacato de la norma. "No vale criticar siempre y buscar un problema para cada una de las soluciones", ha agregado Ribera.

Con todo, la ministra ha pedido prudencia al tratarse de datos "preliminares" que, además, no se pueden atribuir solo a las medidas del plan de ahorro del Gobierno. Así, si la comparación se realiza con la semana equivalente del año anterior, el consumo la semana pasada cayó un 1,8%, según los cálculos facilitados tras las declaraciones de la ministra por el departamento que dirige, en el que agregan que la comparación entre semanas "no es estrictamente comparable" al existir factores que alteran las condiciones de contorno cada semana como la temperatura, laboralidad o la recuperación de la demanda de energía eléctrica post covid. Si se aíslan todos estos hechos, la demanda total de energía eléctrica se estima que ha disminuido un 6% en la segunda de agosto del año 2022 respecto a la misma semana equivalente del año 2021 “corregida”.

La vicepresidenta también ha sacado pecho sobre otra de sus medidas estrella, el tope al precio del gas que ha llevado a los precios de la electricidad en España a situarse muy por debajo de sus socios europeos, y que ha supuesto un ahorro para los consumidores que ha cuantificado en 1.383 millones de euros, "unos 22 millones de euros al día". El mecanismo, que entró en vigor el pasado 15 de junio, cumplió esta semana dos meses en funcionamiento con una media de 254,74 euros por megavatio-hora (MWh) --suma del precio ‘pool’ y la compensación- frente al resto de países europeos, con precios medios por encima de los 300 euros MWh, a excepción de Reino Unido, con 275 euros MWh. "Son cifras muy significativas que ponen de manifiesto que este ajuste ha funcionado como reaseguro para los consumidores españoles", ha añadido Ribera.

Noticias relacionadas

El plan de ahorro forma una de las primeras piezas del plan de contingencia, que elabora el Gobierno para enviar a Bruselas antes de finales de septiembre y al que pretende dar forma con las propuestas del sector, la industria, los consumidores y los grupos políticos, que deben enviar sus planteamientos antes de finales de mes. En ningún caso, ha vuelto a insistir la vicepresidenta, habrá restricciones al consumo para hogares e industria en España, pero sí se prestará atención a las propuestas del sector industrial como flexibilizar contratos de gas, extender el uso de la cogeneración con "soluciones más eficientes" o sustituir el gas natural por gases renovables y se incentivará la eficiencia en hogares para impulsar el autoconsumo o el cambio de calderas por bombas de calor.

Así, además de las medidas de ahorro y eficiencia, las otras dos patas del plan de contingencia pasan por el impulso de cambios de combustible --en el caso español, ha dicho, pasa por electrificar determinados procesos e impulsar los gases renovables--, así como "respaldar al resto de socios europeos en peores condiciones a través de medidas de solidaridad". En este sentido, Ribera ha defendido que las interconexiones energética han dejado de ser un "asunto bilateral" para formar parte de "políticas europeas" que permiten cubrir "distintos objetivos a la vez y cuestiones que piden la implicación de la Comisión Europea y de los distintos Estados miembros". Mientras que, sobre una posible negativa de Francia a continuar el desarrollo de un gasoducto similar al MidCat, que atraviese Catalunya, ha recordado al país de Emmanuel Macron que ahora es él quien "pide energía a todos sus vecinos" y, por lo tanto, "está en buenas condiciones de entender por qué construir Europa pasa por una política común". "Estoy segura de que será un debate importante en los próximos meses", ha concluido.