Crisis energética

Alemania gravará con 2,4 céntimos el kilovatio de gas para ayudar a las energéticas

  • La nueva tasa para hogares y empresas se aplicará a partir del 1 de octubre y supondrá unos 480 euros por hogar

  • Los ingresos servirán para aliviar las pérdidas de las empresas gasistas

Imagen del gasoducto Nord Stream en Lubmin (Alemania).

Imagen del gasoducto Nord Stream en Lubmin (Alemania). / JOHN MACDOUGALL / AFP

2
Se lee en minutos
El Periódico

El Gobierno alemán aplicará al gas una tasa de 2,4 céntimos por kilovatio hora a partir del 1 de octubre con el doble fin de desincentivar su consumo en hogares y empresas y de obtener ingresos con los que aliviar las pérdidas de las empresas gasistas afectadas por el recorte del suministro ruso. El Trading Hub Europe (THE), la sociedad conjunta formada por las operadoras de gas en Alemania, informó este lunes de que la llamada "tasa de neutraliad de suministro de gas" adoptada por el Gobierno germano el pasado 9 de agosto finalmente será de 2,4 céntimos. El ministro alemán de Economía y Protección del Clima, Robert Habeck, había anticipado que el importe de la nueva tasa del gas iba a estar "entre 1,5 y 5 céntimos por kilovatio hora". Los cálculos de la sociedad gasista THE finalmente han fijado esta tasa en 2,4 céntimos.

Habeck dijo este lunes que el impuesto, que se extiende hasta el 1 de abril de 2024, le costaría a un hogar soltero promedio alrededor de 97 euros al año, una pareja pagaría alrededor de 194 euros más y un hogar de 4 personas tendría costos adicionales de alrededor de 290 euros. Otras estimaciones, a partir del comparador de precios Verivox, eleva al entorno de 480 euros el coste para una familia de cuatro miembros en una vivienda unifamiliar. El Gobierno alemán prevé ayudas compensatorias para los hogares con menor nivel de renta, según confirmó Habeck.

"El gravamen es consecuencia de la guerra de agresión ilegal de Putin contra Ucrania y la escasez de energía artificial causada por Rusia", dijo el ministro de Economía. Según explicó, esta medida, que reparte entre los consumidores el mayor coste del gas, "es necesaria para mantener el suministro de calor y energía en los hogares privados y la economía. De lo contrario, se pondría en peligro la seguridad del suministro". "La alternativa -añadió- podría ser el colapso del mercado alemán de energía y de la mayor parte del europeo".

Noticias relacionadas

La aplicación del suplemento -diseñado para cubrir hasta el 90% de los gastos extraordinarios de los importadores- estará restringida hasta el 1 de abril de 2024; hasta entonces, su importe puede ser revisado y actualizado cada tres meses para reflejar la evolución de dichos gastos.

Los beneficiarios del nuevo mecanismo sobre los precios del gas serán las empresas de suministro de energía directamente afectadas por los costes adicionales a raíz de la sustancial reducción en las importaciones de gas ruso. Berlín tuvo que acudir el pasado mes de julio al rescate de Uniper, el mayor importador alemán de gas ruso y cuyo principal accionistas es la finlandesa Fortum, adquiriendo una participación del 30% en la empresa a cambio de inyectar más de 7.000 millones de euros.