Protestas

El caos aéreo por huelgas en el sector continúa en otro agosto caliente

Lejos de apaciguarse los conflictos en las plantillas de las aerolíneas, este mes siguen los paros entre los tripulantes de cabina de Ryanair y los pilotos de easyjet | Los controladores también preparan acciones, se les acabó "la paciencia"

Unos pasajeros consultando los horarios de vuelo.

Unos pasajeros consultando los horarios de vuelo.

2
Se lee en minutos
Myriam B. Moneo

Las escenas de pasajeros desesperados en los aeropuertos al ver sus planes de viaje truncados por cancelaciones de vuelos y retrasos seguirán siendo la tónica dominante este agosto. Continúa la huelga de los tripulantes de cabina (TCP) de Ryanair, a partir del próximo 8 de agosto, con paros de lunes a jueves. Y en EasyJet, después de sellar la paz con los TCP de sus bases en España, arranca ahora la protesta de sus pilotos desde el día 12. Mientras, en Vueling los tripulantes de cabina han convocado una manifestación para este martes frente a su sede en Barcelona y los controladores aéreos ya han avisado de que se les ha acabado "la paciencia" y plantean acciones para este mes, según ha advertido su sindicato, USCA.

Este es el panorama que confirma un agosto caliente en los aeropuertos españoles por mor de las reivindicaciones laborales de los trabajadores del sector, que persiguen mejoras en sus convenios, que habían dejado aparcadas por la pandemia y con la recuperación del turismo han vuelto a recuperarlas. Se suma, además el caos generalizado en los aeródromos europeos por falta de personal tanto en las aerolíneas como en los aeropuertos o la huelga que también llevarán a cabo los pilotos de Lufthansa, después de que el domingo votaran a favor de secundarla, si bien aún no han definido las fechas.

El conflicto más enconado en el sector aéreo español es de los tripulantes de cabina de Ryanair, que lejos de solucionarse se extenderá hasta enero de 2023, según anunciaron la semana pasada los sindicatos convocantes, USO y el Sitcpla. Estos paros están convocados todas la semanas de lunes a jueves. Las centrales denuncian que la aerolínea irlandesa "no ha mostrado el más mínimo intento de acercamiento" mientras manifiesta su negativa a dialogar. A sus reivindicaciones —la aplicación de la legislación española en materia laboral y sindical, como el respeto al ejercicio del derecho de huelga, en las diez bases en España—, se suma la readmisión de los once trabajadores despedidos durante las huelgas de junio y julio y la paralización y archivo de los expedientes sancionadores a un centenar de TCP.

Noticias relacionadas

En easyJet la protesta ahora la protagoniza sus pilotos, que exigen, como hicieron los tripulantes de cabina, las mismas condiciones que en otros países donde opera la compañía. A través del Sepla han convocado paros de tres días los fines de semana, el primero el viernes 12, 13 y 14 de agosto; seguirán el 19, 20 y 21 y el 27, 28 y 29. Pretende recuperar las condiciones laborales previas a la pandemia y negociar el segundo convenio colectivo.

Otro conflicto que amenaza el tráfico aéreo es el que podrían protagonizar también los controladores. Desde USCA, su sindicato mayoritario, comunicaron la semana pasado que iniciarán "acciones sindicales" este agosto ante el incumplimiento de lo acordado recientemente con la secretaria de Estado, Isabel Pardo de Vera. A finales de junio sus delegados sindicales se reunieron en Barcelona y dieron una tregua al ministerio. Ahora, advierten que "ante el engaño no cabe negociación alguna"; denuncian una "falta endémica" de personal y plantillas envejecidas. y reclaman un nuevo convenio.