Nuevo sistema de cotización

Escrivá ofrece cuotas de entre 230 y 590 euros para cerrar la reforma de autónomos

La Seguridad Social baja las cuotas mínimas y sube las máximas para acercarse a las organizaciones sindicales

Escrivá ofrece cuotas de entre 230 y 590 euros para cerrar la reforma de autónomos

Efe

3
Se lee en minutos
Gabriel Ubieto
Gabriel Ubieto

Redactor

Especialista en Mercado laboral, empresas, pensiones y las diferentes derivadas del mundo del trabajo

Escribe desde Barcelona

ver +

El Ministerio de Inclusión y Seguridad Social apura las negociaciones para la reforma de las cotizaciones de autónomos. Este lunes ha presentado una nueva propuesta que baja la cuota mínima a 230 euros y sube la máxima a 590 euros, con la que ha conseguido aproximar posiciones con las organizaciones más representativas del colectivo y estar un paso más cerca de poder cerrar ya esta carpeta. Desde el ministerio dirigido por José Luís Escrivá han destacado "significativos avances" de la cita de esta semana y ATA, Uatae y Upta se han limitado a reclamarle modificaciones que son ya de matiz para concluir una negociación que entra en tiempo de descuento.

Las conversaciones están ya en los acabados y poco margen deja ya la Seguridad Social para cambiar la horquilla entre cuota mínima y máxima. Una de las claves pendientes por cerrar de la negociación ya no es esa, sino el horizonte de aplicación de los mismos. Es decir, si a partir del 2023 la cuota mínima será de 230 euros y la máxima de 590 euros o la entrada en vigor será progresiva y habrá otras cuantías transitorias. También si la actual reforma incluye una referencia explícita a la obligación de reabrir esta cuestión en 2026 para una segunda reforma con mayor distancia entre cuotas.

La reforma para adaptar las cotizaciones de los autónomos a sus "ingresos reales" no ha gustado hasta ahora en ATA, afín a la CEOE y que se ha resistido a entrar al acuerdo. No gustaba por el aumento de cuotas que supondría para uno de cada tres autónomos, concentrados en los ingresos altos. No obstante, la entidad presidida por Lorenzo Amor ha ido entrando a las conversaciones y ve viable acabar apoyándola, una vez Escrivá moderó los cambios más ambiciosos que pretendió en un primer momento, con cuotas de hasta 1.125 euros mensuales (casi el doble que la de la última oferta).

Otro cambio que ha gustado en ATA es que el último borrador reestructura los tramos de 13 a 15 -siendo el más bajo de 670 euros para abajo y el más alto de 6.000 euros para arriba-, rebajando así la presión sobre parte de las capas altas. Falta por concretar qué tarifa plana conservará la propuesta última o si habrá destope o no de las bases para los autónomos sénior. "Estamos en unos momentos muy cercanos a que pueda haber un preacuerdo, pero está cogido con alfileres", ha indicado.

Reglamento aprobado para salir del paso

"Cumple con las expectativas", ha declarado el presidente de Upta, Eduardo Abad, sobre la última propuesta. Escrivá se ha movido estos meses tratando de mantener un equilibrio también con las organizaciones afines a UGT y CCOO, que en las últimas semanas le han apretado para establecer menos cuotas para quien menos ingresa y algo más de cuotas para quien más. La penúltima oferta fijaba la cuota más baja en 245 euros y la más alta en 565 euros. Y la última baja 15 euros la mínima y sube 15 euros la más alta. Desde Uatae reclaman mayores bonificaciones para los tramos bajos, para que así baje la cuota pero no la cotización a la que esta da derecho, a costa ello del erario público.

Noticias relacionadas

Upta y Uatae coinciden en reclamarle a Escrivá que las nuevas cuotas serán de aplicación para los tramos más bajos desde el 1 de enero del 2023 y ahí marcan una línea roja. La negociación está pues en el terreno de los matices y el Gobierno ha pegado este lunes una patada adelante en su Consejo de Ministros para conseguir tiempo y a su vez poder decirle a la Unión Europea que ha cumplido con sus promesas. Pues en el Plan de Recuperación figura que la reforma del régimen especial de cotización de los trabajadores autónomos debía estar acabado el 30 de junio.

Y este lunes el Consejo de Ministros ha aprobado el reglamento que regirá el nuevo sistema de cotizaciones. Es decir, las normas que imperarán para que un autónomo pueda cambiar, por ejemplo, hasta seis veces al año de cuota para afinar cual es la contribución que le corresponde según sus rendimientos netos. Ahora solo falta que Escrivá acabe de cerrar con las organizaciones de autónomos cuales son las cuotas.