Plan de Recuperación

La Comisión avala un nuevo desembolso de 12.000 millones de fondos europeos a España

  • Bruselas ve optimistas los primeros cálculos del Gobierno sobre la reforma de las pensiones pero esperará a conocer todos los elementos antes de una evaluación final

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen. / Lenoir/dpa

3
Se lee en minutos
Rosa María Sánchez
Rosa María Sánchez

Redactora jefe

Especialista en Macroeconomía, presupuestos, impuestos y pensiones.

Escribe desde Madrid

ver +

La Comisión Europea ha aprobado este lunes una evaluación preliminar positiva del segundo pago de subvenciones solicitado por España (de 12.000 millones de euros) en el marco del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia (MRR), el instrumento clave de 'Next Generation EU'.

El 30 de abril de 2022, España presentó a la Comisión la solicitud de este pago basada en la consecución de los 40 hitos y objetivos establecidos en la Decisión de Ejecución del Consejo para el segundo tramo, entre los que se incluye la reforma laboral y la primera parte de la de las pensiones (revalorización automática con el IPC e incentivos para alargar la vida laboral), así como otras medidas e inversiones en los ámbitos de la transición ecológica, las profesiones reguladas, la conectividad digital y la I+D. Otros ámbitos cubiertos por los objetivos cumplidos son la sanidad, la educación, el apoyo a los grupos vulnerables, el espíritu empresarial y las microempresas, la prevención del fraude fiscal y la fiscalidad ecológica (tasa sobre los plásticos de un solo uso), así como un gasto público eficaz y sostenible, según el comunicado emitido por la Comisión Europea.

El desembolso de este segundo tramo -el mayor de los previstos para España, hasta 2026- podría producirse a partir de finales de julio, una vez que culmine la evaluación del Comité Económico y Financiero (CEF). Con estos 12.000 millones ya se elevará a 31.000 millones la cifra total de desembolsos a España a cargo del mecanismo 'Next Generation EU', aproximadamente del 45% de los casi 70.000 millones en subvenciones asignados al país. En agosto pasado España recibió un anticipo de 9.000 millones y en diciembre, el primer desembolso (10.000 millones), vinculado al cumplimiento de objetivos hasta junio de 2021. El segundo desembolso (12.000 millones) está vinculado al cumplimiento de los hitos y reformas programados, de forma orientativa, hasta diciembre de 2021.

«Hoy tengo buenas noticias para España. Consideramos que España ha realizado avances suficientes en la ejecución de su plan nacional de recuperación como para recibir un segundo pago de 'Next Generation EU'. Una vez que los Estados miembros hayan dado luz verde, España recibirá 12 000 millones de euros", ha afirmado este lunes la presidenta der la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.

La reforma de las pensiones, en observación

En general, en su informe preliminar la Comisión Europea considera que se han "cumplido satisfactoriamente" las 26 reformas y 11 inversiones comprometidas por España como condición previa para la aprobación de este segundo desembolso, de 12.000 millones. Sin embargo, las dos primeras medidas comprometidas y cumplidas en materia de pensiones -actualización con el IPC e incentivos a alargar la vida laboral- suscitan importantes dudas en la Comisión Europea desde el punto de vista de la sostenibilidad del sistema.

En particular, en su informe preliminar, la Comisión Europea asume el cálculo del ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, que estima que la indexación de las pensiones con el IPC supondrá un mayor gasto de hasta 2,7 puntos de PIB en 2050. Sin embargo considera demasiado optimista el cálculo del ministro que prevé ahorros en el sistema de entre el 1,1% y el 1,6% del PIB en el horizonte de 2050 como consecuencia de las medidas orientadas a aumentar la edad efectiva de jubilación.

Noticias relacionadas

Tampoco comparte la Comisión Europea los cálculos que ha hecho Escrivá sobre el nuevo factor de sostenibilidad (Mecanismo de Equidad Intergeneracional). En contra de lo que estima el ministerio, Bruselas no comparte la impresión de que este nuevo factor de sostenibilidad será "fiscalmente neutral" respecto al heredado del PP, al que sustituye. "Los servicios de la Comisión consideran que es probable que [el nuevo mecanismo] conduzca a un aumento significativo del gasto público como porcentaje del PIB a lo largo del tiempo", se afirma en el informe preliminar.

En todo caso, estas observaciones no han impedido que Bruselas haya considerado que "se ha cumplido satisfactoriamente" el hito relativo a las dos primeras reformas del sistema de pensiones (indexación y alargamiento de la vida laboral). La Comisión Europea esperará a que el Gobierno complete de aquí a final de año el resto de las reformas pendientes (nuevo régimen de autónomos, elevación de la base máxima de cotización y ampliación del periodo de la base de cálculo por encima de los 25 años actuales) y a que el Ejecutivo español presente su propia evaluación presupuestaria global de todas las reformas antes de que Bruselas emita su propio dictamen definitivo sobre la sostenibilidad financiera de los cambios aprobados en España.