Segundo día con tope

El precio de la luz se dispara hasta rozar los 260 euros pese a la 'excepción ibérica'

La ola de calor y la subida de precios del gas anticipa precios altos en los próximos días

En ausencia del mecanismo el precio hubiera alcanzar los 275 euros, según el Gobierno

Un técnico revisa los contadores de electricidad

Un técnico revisa los contadores de electricidad / Archivo

6
Se lee en minutos
Sara Ledo
Sara Ledo

Periodista

ver +

La Ley de Murphy dice que si algo puede salir mal, saldrá mal. Y algo así ha ocurrido con el mecanismo diseñado por España y Portugal para abaratar el precio de la luz: se ha estrenado en medio de una tormenta perfecta que ha llevado a que los consumidores de electricidad no noten una rebaja en su factura pese a que el mercado eléctrico tiene el precio del gas limitado a 40 euros por megavatio-hora. Este jueves, el precio total volverá a subir hasta los 259 euros por megavatio-hora (MWh), después de que la subasta eléctrica quedase en 170,81 euros MWh y la compensación se disparase hasta los 88,20 euros MWh.

La ola de calor que azota a todo el país ha disparado la demanda y la escasez de viento ha vuelto a impulsar la generación con gas. A esto se suma el anuncio de Gazprom de ayer de reducir un 40% el aprovisionamiento de gas del Nord Stream, el mayor gasoducto en el continente europeo, que elevará de nuevo los precios de esta materia prima y llevará a los precios de la electricidad a mantenerse en niveles altos durante las próximas jornadas, como auguró un día antes la vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, en declaraciones al Telediario de Televisión Española. En ausencia de este mecanismo, el precio de la luz hoy hubiera escalado hasta los 275 euros MWh, unos 15 euros MWh más del precio final actual, en línea con otros países europeos como Francia (272 euros MWh) o Italia (277 euros MWh), según fuentes del departamento que dirige Teresa Ribera. En Alemania el precio hoy es de 202 euros MWh. Estas son algunas de las claves de esta subida:

Dos precios

Con el mecanismo actual, el precio del mercado mayorista se divide en dos patas, por un lado el precio resultado de la subasta del mercado y, por otro, el resultado de la compensación a las centrales de ciclo combinado por el coste del gas una vez descontados los ingresos por las ventas de electricidad a Francia. Pero es la suma total la que da el precio que paga la demanda mayorista (comercializadoras y grandes consumidores). El precio resultado de la subasta está capado: las centrales que utilizan gas en la generación (ciclos combinados, principalmente) no pueden realizar ofertas que incorporen un coste de gas superior a los 40 euros por megavatio-hora (Mwh), pero esas ofertas incluyen otras variables, como la eficiencia de estas centrales (cuánto cuesta ponerlas en marcha). Mientras que la compensación sale como resultado de la diferencia entre el precio de cotización del gas natural (Mibgas) y ese tope de 40 euros MWh.

Ola de calor

La ola de calor que azota a todo el país ha disparado la demanda, por el uso del aire acondicionado, y desplomado la generación con viento, lo que ha impulsado la producción con gas a través de los ciclos combinados a niveles récord de hace más de una década. El coste del gas natural es una de las variables que afecta al precio de las ofertas que realizan estas centrales de ciclo combinado en la subasta del mercado eléctrico. Pero hay otras, como la eficiencia. Las plantas más eficientes tienen un coste de activación inferior que aquellas más en desuso. Es decir, muchas de las centrales que entraron en funcionamiento estos dos días llevaban años paradas y eso tiene un coste. Por eso, pese a que el gas no podía superar los 40 euros MWh, la eficiencia de las centrales elevó el precio de las ofertas que realizaron y eso llevó al precio de la subasta a alcanzar los 165 euros por megavatio-hora para el miércoles y los 170 euros MWh para el jueves, en vez de los 130 euros MWh previstos en la mayor parte de las estimaciones previas.

Alza del precio del gas

El precio de cotización del gas natural también influye, pese a que el mecanismo ponga un tope de 40 euros MWh a las subastas porque hay que compensar a los ciclos combinados que utilizan gas natural en su generación y, por tanto, tienen un coste superior a esos 40 euros MWh. El martes esa diferencia (casi 60 euros MWh) no fue muy elevada, a tenor del elevado número de centrales de ciclo combinado en funcionamiento (récord de más de una década), según explicaba a El Periódico el consejero delegado de Neuro Energía, Javier Colón. Si bien el precio de cotización se elevó al día siguiente, al pasar de los 78 euros MWh a casi 90 euros MWh, lo cual anticipaba una diferencia mayor en la compensación, que finalmente ha escalado hasta los 88 euros MWh. Esta conclusión ya la anticipaba el día anterior en el Telediario de Televisión Española la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, cuando apuntaba que el precio "seguirá alto" por la ola de calor, pero también por el anuncio de Gazprom de reducir el aprovisionamiento un 40% de gas del gasoducto Nord Stream, "el accidente que ha habido en una de las principales plantas en EEUU" o incluso por la "expectativa de que se va a necesitar más".

El ahorro llega al evitar la compensación al resto de tecnologías

El precio final de la electricidad en el mercado mayorista incluye una compensación por el precio del coste del gas a los ciclos combinados, pero se ahorra pagar esta misma cuantía al resto de tecnologías que generan electricidad ese día y que, sin el mecanismo creado por España y Portugal, se retribuirían al mismo precio en función de cómo está diseñado el mercado eléctrico. Según fuentes del mercado, sin el tope al gas el precio de la electricidad este jueves sería de 275 euros MWh, unos 15 euros MWh más que con el mecanismo. No obstante, la vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha advertido a las eléctricas de que se vigilarán sus ofertas en caso de mala praxis, algo que realiza de oficio la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). "Esto es algo que siempre vigila de cerca Competencia y le recordaremos que siga muy de cerca el comportamiento de ayer y de los próximos días", ha indicado en declaraciones en 'El Programa de Ana Rosa'.

Hace falta tiempo para evaluar el mecanimo

Es evidente que el precio de la luz estos días sigue alto, pero eso no permite llegar a la conclusión de un fracaso de este mecanismo, sobre todo por las circunstancias excepcionales de demanda y falta de renovables que distorsionan la comparación con los días previos. La patronal de las compañías eléctricas Aelec ha reconocido que en cuanto se pase la ola de calor “se espera que los resultados de reducción de coste sean mayores”. Además, la comparación con otros países europeos sale favorable a España. Además, el precio vuelve a ser inferior al de otros países europeos, como Francia (272 euros MWh) o Italia (277 euros MWh), mientras en Alemania el precio fue de 202 euros MWh. "Es capital dar tiempo a que esto se vaya asentando para hacer una valoración de conjunto y ver cómo se comportan las empresas y el mercado y, si es necesario, introducir medidas adicionales, pero no quemar de antemano los inicios de este mecanismo en una circunstancias de máxima demanda por la temperatura, la reducción de la energía eólica y el menor rendimiento de la fotovoltaica por el calor", ha subrayado. La ministra ha reiterado que la aplicación del mecanismo ibérico supondrá una rebaja en la factura de entre el 15% y el 20%, para los consumidores domésticos (con tarifa PVPC) e industriales.