Transformación sectorial

Industria pondrá en marcha la alianza por el PERTE del coche eléctrico en julio

  • Reyes Maroto confirma en el congreso Global Mobility Call que Catalunya ha sido la comunidad que más proyectos ha presentado al Gobierno con un total de 89 propuestas.

  • Representantes del sector reclaman que se acelere la construcción de infraestructuras de recarga para garantizar la transición al vehículo eléctrico y conectado.

Reyes Maroto en el Global Mobility Call.

Reyes Maroto en el Global Mobility Call.

3
Se lee en minutos
El Periódico

El impulso al vehículo eléctrico debe ser una realidad cuanto antes. Porque ya es una necesidad. En este sentido se ha manifestado la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, que en la segunda jornada del congreso Global Mobility Call ha informado de la puesta en marcha el próximo julio de la Alianza del Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica del Vehículo Eléctrico y Conectado (PERTE-VEC), con el objetivo de reforzar la colaboración público-privada de la mesa de la Automoción.

Reyes Maroto ha señalado que, entre los muchos avances en ese sentido, el programa de formación en almacenamiento energético de baterías que se lanzó el pasado mes y que se inscribe en el marco de la Academia Europea de Baterías, representa una iniciativa pionera en Europa, y que tiene por objetivo formar personal cualificado en los Estados miembros de la UE en el sector. "El objetivo es actualizar el catálogo profesional. Generar el talento necesario para que España sea líder en la electromovilidad", recalca.

Recarga y anitgüedad

Todos esos esfuerzos por el desarrollo del vehículo eléctrico topan, sin embargo, con la realidad de la infraestructura. En otra mesa de debate del foro Global Mobility Call, los representantes del sector han coincidido en señalar que la potenciación de la red de recarga es clave, "ya que supone una barrera para que la sociedad acceda al vehículos eléctrico", apunta Eduardo Divar (director general de Kia España).

Los representantes de los fabricantes han señalado que ellos "han hecho los deberes", pero que falta concienciación social sobre la transformación del sector, que se agrava al no disponer la sociedad de facilidades para realizar la transición a la electromovilidad.

En esta línea, se argumentó que una fiscalidad, denominada en el sector como "verde", supondría no solo un incentivo a la compra, sino que también implicaría una reducción de la edad media del parque automovilístico español, que actualmente se encuentra en los 13,5 años. En este sentido, el director general de Industria y Pyme, Galo Gutiérrez, selañó que "si simplemente el impuesto de matriculación se pagara según avanza la vida del vehículo, los más antiguos pagarían más, lo que supondría un incentivo para la compra".

13 proyectos tractores

Para desbrozar toda la propuesta de fabricantes, instituciones y empresas asociadas al sector, el Gobierno considera que es clave poner en marcha en toda su magnitud el PERTE-VEC (vehículo eléctrico y conectado). Desde que se diera luz verde a la presentación de propuestas, la minsitra Reyes Maroto ha confirmado que ya ha recibido solicitudes de 13 proyectos tractores que movilizarán 11.855 millones de euros, entre ayudas públicas y financiación privada.

Los proyectos, que están conformados por 487 proyectos primarios y que involucran a 327 empresas, tienen un valor de 5.927 millones de euros de inversión subvencionable. "Este modelo funciona", ha resaltado Maroto y ha señalado que impulsa a las pymes, dado que representan el 55,7% de las propuestas presentadas.

Por otro lado, el 39% de los proyectos procede de grandes empresas y el 5,5% lo conforman universidades públicas, centros tecnológicos de ámbito estatal o entidades sin ánimo de lucro. Mientras que los proyectos de I+D+i representan el 60% de los proyectos primarios, al tiempo que los proyectos de innovación en sostenibilidad y eficiencia energética alcanzan el 20% de las propuestas.

Noticias relacionadas

Por territorios, destaca Catalunya con 89 proyectos presentados y la Comunidad Valenciana con 82, seguida del País Vasco con 39, mientras que, por inversión movilizada, la Comunidad Valenciana se sitúa en primer lugar, por delante de Catalunya y Extremadura.

Además, ha destacado que el Perte Chip supondrá 12.250 millones de euros de inversión pública hasta 2027. "Se aprueba con el objetivo de tener independencia industrial. Tenemos una oportunidad única de liderar la trasformación desde España", ha subrayado la ministra.