Entrevista al CEO y cofundador

Àngel Bou: “En Simplr queremos simplificar los procesos complejos de la vida”

Esta compañía pionera en España y fundada en el 2021 está popularizando el modelo de pago por uso

Su ‘marketplace’ es el único que integra la economía circular y la sostenibilidad

Àngel Bou, CEO y cofundador de Simplr

Àngel Bou, CEO y cofundador de Simplr

3
Se lee en minutos
Lara Bau

La contratación de servicios de suscripción es cada vez más común más allá de las plataformas de streaming. A través de esta modalidad se están popularizando las opciones para consumir sin tener que comprar nada, solamente pagar por el uso, y evitar acumularlo en casa o tener que venderlo cuando ya no es necesario. Simplr, compañía española pionera en el ámbito de la economía de acceso, es la primera en ofrecer en un mismo 'marketplace' todos los productos y servicios necesarios en nuestra vida diaria bajo suscripción. Desde coches y teléfonos, pasando por servicios bajo suscripción como la tarifa de la luz y hasta la donación mensual a oenegés, Simplr (disponible en simplr.io y en una aplicación de teléfono) ha pensado en todo para simplificar los trámites diarios, tanto en casa como en la oficina.

La misión de esta plataforma es mejorar la calidad de vida de las personas y empresas, facilitando el acceso y gestión de los productos y servicios necesarios en la vida diaria. A la vez, contribuye a una economía más sostenible y responsable con el medioambiente. Para ello, Simplr ofrece actualmente más de mil productos y servicios en alrededor de 50 categorías tales como alimentación, electrónica, automoción y hogar. Ángel Bou, CEO y cofundador de la compañía, nos da las claves de este tipo de consumo que integra la economía circular y la sostenibilidad.

-¿Cómo definiría Simplr?

-Para nosotros es el sitio donde ir para poder acceder a todo con una metodología de pago por uso. Es un portal para consumir sin comprar nada, utilizando las cosas de forma temporal, democratizando así el consumo y evitando las compras compulsivas.

-¿Cómo nació esta propuesta?

-La idea nació en el 2015 con el propósito de aportar más flexibilidad, ofreciendo opciones de consumo más flexibles y más sostenible. Con este modelo de consumo no condicionas la vida ni te ves forzado a tener que venderlo o acumularlo. Nosotros reutilizamos todos los productos y en cuanto a los servicios miramos que tengan un formato de reuso. Con esta idea, lanzamos la plataforma en julio del 2021.

-¿Qué se encuentran los usuarios que entran a vuestra plataforma? 

-Se encuentran un 'marketplace' con diferentes tipos de productos y servicios a los que los clientes pueden acceder. Están divididos por categorías y en dos grandes mundos: servicios básicos del hogar y para empresas. 

-¿Qué quieren transmitir con su nombre? 

-El nombre fue una de las primeras cosas que elegimos. Simplr nos define muchísimo, porque queremos erradicar los procesos complejos de la vida y simplificarlo todo, como por ejemplo el proceso de comprarse un coche o de contratar servicios como la luz. La plataforma funciona con un formato simple, como es la suscripción mensual, con plazos de compromiso de un mes hasta 24 meses. Además, las suscripciones son paquetizables: se puede agrupar toda una vivienda o una oficina. Las suscripciones además incluyen seguros y logística. 

-¿Qué servicios sorprenden más a sus clientes?

-Ofrecemos un tractor, por ejemplo. Es un producto muy sujeto a la estacionalidad y muy caro, algo que permite que el pago por uso sea eficiente. También ofrecemos, tratamientos psicológicos, cervezas bajo suscripción y menús para empresas, por ejemplo.

-¿De qué manera integran la sostenibilidad en sus procesos, como uno de los polos de la economía circular?

-La sostenibilidad siempre está detrás de nuestros procesos. Trabajamos para reutilizar nuestros productos. Tratamos directamente con fabricantes y grandes marcas para ayudarles a montar este tipo de negocio circular. El fabricante puede ganar más dinero, porque puede explotar los activos mucho más tiempo. Y, en cuanto al usuario final, puede acceder a muchos productos a los que antes no podía acceder. Por ejemplo, no todo el mundo se puede comprar un Tesla, pero todo el mundo se puede suscribir a un Tesla. 

-¿Con qué nos sorprenderá Simplr en el futuro?

Noticias relacionadas

-Estamos trabajando en la transformación industrial, con productos que no han existido nunca con este formato flexible y sostenible, generando menos residuos y fomentando la reutilización. Nuestro objetivo es seguir transformando las compañías. Nuestra intención es que el cliente final pueda acceder a cada vez más productos y servicios a los que ahora no puede acceder. 

Estamos además en un proceso de expansión internacional: acabamos de lanzarnos ahora en Estados Unidos, ya que hasta ahora solo estábamos operativos en España.