Informe de Deloitte y los Apis

La actividad inmobiliaria se mantiene fuerte pese a Ucrania y la amenaza de los tipos de interés

El sector defiende que ofrece la mejor rentabilidad en los actuales momentos de inestabilidad

Un agente de la propiedad coloca un cartel con un piso disponible en una inmobiliaria de Barcelona.

Un agente de la propiedad coloca un cartel con un piso disponible en una inmobiliaria de Barcelona. / RICARD CUGAT

2
Se lee en minutos

La inestabilidad económica y las incertidumbres sobre la evolución de los tipos de interés otorga buenas perspectivas para el sector inmobiliario en los próximos meses. La inflación y una cada vez más posible subida de los tipos de interés no ha frenado todavía las perspectivas de actividad para los vendedores de viviendas. Un estudio de la consultora Deloitte confirma las sensaciones de los profesionales del sector. La consultora presentó este viernes el balance del 2021 en el que constata que se realizaron un 47% más de operaciones el año pasado en Catalunya, con un incremento medio de los precios del 1,7 % hasta alcanzar los 2.265 euros el metro cuadrado.

Los volúmenes de inversión en primera vivienda se situaron, según Deloitte, cerca de los 3.000 millones de euros, casi 850 millones más que en el ejercicio 2019. El presidente de la Asociación de Agentes Inmobiliarios de Catalunya (AIC), Vicenç Hernández, ha destacado la reactivación del mercado de la vivienda en Barcelona tras la pandemia y ha augurado que la tendencia se mantendrá, pese al contexto inflacionista y una eventual subida de los tipos de interés: "La inversión inmobiliaria es la que ofrece una mejor rentabilidad en comparación con otras alternativas de inversión, y el conflicto bélico en Ucrania favorece también este mercado. Estos efectos positivos acabarán por compensar el riesgo de la inflación o del aumento de tipos", ha señalado.

Materiales de construcción

Noticias relacionadas

Hernández ha admitido que el encarecimiento de los materiales de construcción puede provocar en los próximos meses una subida de precios de la vivienda, aunque no cree que vaya a pasar de manera inmediata y, en todo caso, no afectará al valor global que ha adquirido el inmobiliario como sector refugio. Al mismo tiempo, ha apuntado que se verá un incremento del peso de la vivienda de alquiler sobre la de propiedad, de manera que se acercará a la media europea. Respecto del riego por la inseguridad jurídica de la regulación de los alquileres, ha asegurado que el mercado ha descontado ya los cambios legislativos y que existe un convencimiento generalizado de que el control de rentas no tirará adelante.

Ucrania

El responsable de Real Estate de Deloitte, Alberto Valls, también se ha mostrado confiado en que la guerra de Ucrania, los problemas de suministros y el alza de las materias primas no afectarán a la tendencia positiva al alza del mercado inmobiliario en Catalunya y en España. Sin embargo, sí que ha vaticinado un incremento de los precios de la vivienda en el segundo semestre del año debido al incremento que han registrado los costes de producción, que ha cifrado en un 10%-15%.