Más allá de la pandemia

El BBVA consolida el teletrabajo: 3 días en la oficina, 2 en casa

  • La entidad bancaria aplica a su plantilla las condiciones del convenio sobre trabajo a distancia y proveerá de silla ergonómica homologada, pantalla, teclado y ratón

El BBVA consolida el teletrabajo: 3 días en la oficina, 2 en casa
3
Se lee en minutos
Gabriel Ubieto
Gabriel Ubieto

Redactor

Especialista en Mercado laboral, empresas, pensiones y las diferentes derivadas del mundo del trabajo

Escribe desde Barcelona

ver +

El BBVA ha anunciado que consolida el teletrabajo de forma permanente y más allá de la pandemia. Unos 12.000 empleados podrán acogerse a la modalidad de trabajo a distancia y operar desde casa hasta dos días a la semana, según ha hecho público la entidad en un comunicado. Las nuevas condiciones que regirán serán las contempladas en el convenio colectivo del sector y no amplía lo allí consensuado, según explican fuentes sindicales de la entidad.

La compañía a proveerá de silla ergonómica homologada, pantalla, teclado y ratón a sus empleados, que podrán ejercer desde dos domicilios diferentes ubicados siempre en el mismo país. También tendrán derecho, tal como recoge el convenio colectivo de entidades bancarias, al pago de hasta 55 euros mensuales en concepto de compensación por la luz, el gas o el agua que gasta el trabajador mientras opera desde casa.

40% de teletrabajo

El modelo establece un mínimo de un 60% del tiempo presencial y un máximo de un 40% en remoto, siempre que sea posible en función de la naturaleza del puesto. Esta medida afectará a más de 12.000 empleados en España, principalmente de servicios centrales y funciones de apoyo, y se está incorporando gradualmente en el resto de países donde el banco tiene presencia.

Cada empleado en España podrá fijar estos porcentajes de forma trimestral, de acuerdo con su responsable y las necesidades de los equipos. Los empleados que opten por esta modalidad firmarán un contrato de trabajo a distancia, con carácter voluntario y reversible para ambas partes.

El teletrabajo era una práctica residual en el mercado laboral español antes de la pandemia, se generalizó entre determinados perfiles con el confinamiento y luego, progresivamente y acoplado a los vaivenes de las distintas olas, se ha ido diluyendo. Actualmente el 13,6% de los ocupados en España teletrabaja de manera ocasional o más de la mitad de los días de la semana, según los últimos datos del INE. Y una parte de las empresas ha ido regularizando dicha práctica entre sus plantillas más allá de la emergencia sanitaria, tal como contempla la nueva ley de trabajo a distancia aprobada por el Gobierno en octubre del 2021.

Incrementa el compromiso

El BBVA es una de ellas y este martes ha publicitado su acuerdo para regular el trabajo a distancia. Según explican desde la entidad, el formato 3+2 (tres días en la oficina y dos en casa) surge de una reciente encuesta realizada entre 4.500 empleados del grupo. Según esta, el 92% afirmaba que no le gustaría volver a un modelo de trabajo totalmente presencial y el 85% declaraba que un modelo híbrido le permitiría una mejor gestión del tiempo de trabajo, así como una mejor conciliación. El '3+2' es un formato por el que mayoritariamente han apostado las compañías que han consolidado el trabajo a distancia, como Google, o administraciones públicas, como la Generalitat de Catalunya.

"Creemos firmemente que dotar a nuestra plantilla de flexibilidad en las formas de trabajo incrementa el nivel de satisfacción y su compromiso", ha afirmado el responsable global de Talento y Cultura de BBVA, Carlos Casas. "Desde septiembre de 2021 hemos testado este modelo para extraer aprendizajes y mejoras que nos han llevado a la actual propuesta", ha explicado el directivo.

BBVA recuerda que en 2019 impulsó el cierre de sus sedes a las 19.00 horas, así como medidas de conciliación basadas en la productividad frente a la presencialidad, como limitar las reuniones a 45 minutos o dar flexibilidad en los horarios de entrada y salida.

KPMG, cuatro semanas al año

Noticias relacionadas

Otra firma que ha anunciado un acuerdo de teletrabajo es la consultora KPMG, aunque con un método organizativo más flexible. Sus 5.000 empleados en plantilla en España podrán ejercer a distancia un total de cuatro semanas al año, es decir, cerca de una décima parte del curso (descontando fines de semana y vacaciones). Fuentes de la empresa explican que cada departamento pactará internamente la distribución de esas cuatro semanas, en función de las prioridades de la plantilla, de la carga de trabajo, de las necesidades del cliente para el que trabajan y la coincidencia con la dirección de KPMG.

Otras medidas que estudia la consultora a corto plazo es aumentar la flexibilidad de horario, dar la opción de tener libre la tarde del día de cumpleaños del trabajador y contar con dos tardes al mes sin reuniones internas para que los profesionales puedan realizar un mejor uso de su tiempo y optimizar su jornada.