Discriminación de género

Treball sanciona con 91.000 euros a Mutua Universal por pagar menos a las mujeres

  • La Inspección de Trabajo sanciona a la aseguradora por una brecha salarial de hasta el 77,8%, carecer de registro retributivo y plan de igualdad

Sede de Mutua Universal, en la calle Balmes de Barcelona.

Sede de Mutua Universal, en la calle Balmes de Barcelona. / Ferran Nadeu

3
Se lee en minutos
Gabriel Ubieto
Gabriel Ubieto

Redactor

Especialista en Mercado laboral, empresas, pensiones y las diferentes derivadas del mundo del trabajo

Escribe desde Barcelona

ver +

La Inspección de Trabajo dependiente de la Generalitat ha interpuesto una propuesta de sanción contra Mutua Universal por diversas discriminaciones de género entre su plantilla. El importe total de las sanciones asciende a 91.000 euros y censura a la aseguradora por una brecha salarial de hasta el 77,8%, carecer de registro retributivo y plan de igualdad. Coincidiendo con el 8 de marzo, el Departament de Treball ha hecho público en un comunicado una actuación iniciada en abril del año pasado, en la que la policia laboral ha conseguido acreditar múltiples infracciones en materia de paridad sobre esta empresa con más de 1.800 trabajadores contratados en toda España.

Desde el lunes de esta semana todas las empresas de 50 o más empleados tienen la obligación de tener negociado, elaborado y registrado ante la autoridad laboral un plan de igualdad, para medir y tratar de reducir las discriminaciones por razón de género entre sus plantillas. Mutua Universal incumple con dicha obligación, pese a que según la actual normativa debiera hace tres años de tener un plan de igualdad vigente y formalmente registrado. No es la única, pues el incumplimiento es generalizado y únicamente el 15,6% de las firmas obligadas cumple con la legislación. Y por ello la Inspección de Trabajo le ha interpuesto una sanción de 6.000 euros.

Dentro del plan de igualdad, una de las tres patas imprescindibles es la auditoría salarial. Esta consiste en un análisis pormenorizado por categorías de cuánto cobran las mujeres y cuánto cobran los hombres, para así medir la brecha salarial existente. Y la ley establece que si la diferencia retributiva excede el 25%, la compañía tiene la obligación de justificarlo debidamente pues sino está incurriendo en una infracción. En Mutua Universal, como no tenían plan de igualdad, también carecían de auditoría salarial y no tenían formalmente cuantificada la brecha existente en sus plantillas.

La 'policía laboral' sí ha medido las diferencias retributivas en su actuación y ha descubierto brechas de calado, especialmente entre los altos mandos. Las mujeres directivas perciben de media el 27,6% menos de sueldo que sus homólogos masculinos (55.187 euros ellos, frente a 39.976 euros ellas). Y dicha diferencia se agrava en el caso de los perfiles técnicos, entre los que asciende hasta el 77,8% (44.405 euros ellos, 9.899 euros ellas). Este es el incumplimiento más grave detectado por los inspectores y por ello requiere a la compañía un pago de 85.000 euros. 

Multa ejemplarizante

Noticias relacionadas

La sanción propuesta por la Inspección de Trabajo catalana -sobre la que la empresa puede recurrir- es una de las más elevadas entre las que han trascendido por discriminación de género. Hasta ahora la actuación de la policía laboral ha adoptado un perfil menos punitivos para con las compañías en lo relativo a las nuevas normativas de planes de igualdad, tendiendo a requerirles antes que subsanes los incumplimientos o irregularidades antes que sancionarlas.

Como muestra el último balance inspector, referente a la memoria del 2020. Según esta, los agentes de la policía laboral realizaron un total de 5.803 inspecciones en toda España en empresas que empleaban a 24.298 trabajadores. De estas, el 31% terminó en requerimiento o multa. Es decir, casi un tercio de las empresas no pasan una inspección por razón de género. No obstante, cuando las actuaciones acabaron en sanción, estas no fueron de las más elevadas dentro del ordenamiento y el importe total ascendió a 790.427,5 euros, con una multa media de 4.909 euros por empresa.