AUTOMOCIÓN

Switch Mobility elige Valladolid para su fábrica de autobuses eléctricos

  • La compañía, que produce buses eléctricos, creará 2.000 empleos en la planta vallisoletana, que además servirá de centro de investigación y desarrollo.

  • Andy Palmer, que presentó el plan del grupo Punch para reindustrializar la planta de Nissan en Barcelona, lidera ahora Switch Mobility.

Autobus eléctrico de Switch Mobility.

Autobus eléctrico de Switch Mobility. / Switch Mobility

2
Se lee en minutos
Álex Soler
Álex Soler

Periodista

Especialista en motor, movilidad eléctrica e industria del automóvil

Escribe desde Barcelona

ver +

Switch Mobility, una compañía dedicada a la producción de autobuses eléctricos nacida a partir de la división de vehículos eléctricos de la británica Optare y de la marca india Ashok Leyland, ha elegido finalmente Valladolid para abrir su tercera fábrica, tras la de Leeds en el Reino Unido y la de Chennai en la Inida, que albergará también un centro de tecnología avanzada. Estas instalaciones se construirán en el área de Soto de Medianilla.

El área elegida por Switch Mobility tiene una extensión de 140.000 metros cuadrados y se ubica en una zona de fácil acceso al centro de Valladolid. La elección de la ciudad, según la marca, se debe a "las fuertes conexiones de infraestructura por carretera" a "la sólida base de proveedores automotrices dentro de la región". Con motivo del anuncio, Andy Palmer, consejero delegado de la compañía, y Eva Driessen, presidenta de Switch Mobility Iberia, han plantado varios árboles en la zona en la que se levantará su fábrica. La compañía espera plantar 2.000 árboles este año en España, uno por cada empleo que espera crear en la ciudad vallisoletana.

Andy Palmer y Eva Driessen tras plantar los árboles en Valladolid.

/ Switch Mobility

Switch Mobility tiene presencia en más de 40 países con una flota de más de 300 autobuses eléctricos que ya han recorrido 50 millones de kilómetros. Andy Palmer, exCEO de Aston Martin, ya admitió en diciembre en un comunicado que la elección de Valladolid "fue natural" por "la larga historia de España en excelencia automotriz y la riqueza de talento en ingeniería". En el evento celebrado este jueves, el directivo ha argumentado que "nos ha abrumado el nivel de interés en el proyecto" por parte de las administraciones públicas. Según Palmer, su construcción empezará en primavera y espera que las instalaciones estén operativas "dentro de los próximos 12 meses".

Por su parte, Reyes Maroto, ministra de industria, ha celebrado que la llegada de Switch Mobility es "una gran noticia que viene a refrendar el trabajo que está realizando el Gobierno de España en la atracción de inversiones·. Maroto ha destacado "la importante cadena de valor industrial para la fabricación de vehículos electrificados" de España en general y Castilla y León en particular.

Inversión de 177 millones de euros

Noticias relacionadas

Esta nueva planta en Valladolid se enmarca dentro de una inversión de hasta 177 millones de euros durante los próximos años para el desarrollo de nuevos productos y para la apertura de nuevas fábricas en la Unión Europea. Una estrategia que, según la marca, "facilitará el camino hacia el transporte público cero emisiones, mejorando la movilidad y contribuyendo a cumplir con el plan cero emisiones.

Andy Palmer es un viejo conocido en España. En verano, el directivo fue el elegido por el grupo Punch para presentar un plan para la reindustrialización de las plantas de Nissan en Barcelona. Su oferta pasaba por una inversión de hasta 650 millones de euros durante todo el ciclo de vida del proyecto y mantener 2.000 empleados para producir 75.000 vehículos anuales.