Pocos turistas

Los hoteleros de Barcelona cierran una Navidad "mala" con una ocupación de entre el 20% y el 30%

  • "En verano ya habíamos previsto que el invierno iba a ser malo", ha reconocido Manel Casals, director general del Gremio de Hoteles de Barcelona. El sector reclama ayudas.

Barcelona con turistas en fin de año, frente de la casa Batlló

Barcelona con turistas en fin de año, frente de la casa Batlló / Zowy Voeten

2
Se lee en minutos
ACN

Los hoteles de Barcelona han tenido una ocupación de entre el 20% y el 30% durante las fiestas de Navidad y cierran así un período de vacaciones "flojo" y "malo". Lo ha asegurado a la Agencia Catalana de Noticias (ACN) el director general del Gremio de Hoteles de Barcelona, Manel Casals, quien ha confesado que las cifras eran las pronosticadas: "Nada que no esperáramos". "En verano ya habíamos previsto que el invierno iba a ser malo y cuando vimos que fuera los países volvían a poner restricciones tanto para su vida diaria como para viajar ya vimos que nos iba mal y que se paralizaban las reservas", ha explicado, ya que los hoteles de la capital catalana dependen sobre todo del visitante extranjero.

La excepción ha sido Fin de Año, una festividad que suele suponer un repunte de empleo y que se ha situado en un 60% puntual tanto el 31 de diciembre como el 1 de enero. El Gremio de Hoteles atribuye estos porcentajes a la combinación de la "inseguridad" percibida por los visitantes en plena oleada de la variante ómicron del coronavirus y las medidas impuestas en Cataluña: "Las restricciones que nos han puesto a nosotros nos han acabado de matar" . Y es que preveían que el 85% de establecimientos estuvieran abiertos durante el mes de diciembre y finalmente han rondado el 70%.

A la espera del Mobile

Noticias relacionadas

Para remontar la situación hotelera, confían en que el turismo de negocios y, especialmente, eventos "importantísimos" como el Mobile World Congress (MWC) y el Integrated Systems Europe (ISE) del mes de febrero aporten más huéspedes. Es por eso que esperan que las restricciones que ha sufrido la población en general durante las fiestas de Navidad para reducir contagios de cóvid-19 "permitan llegar al mes de febrero con unas condiciones diferentes y pudiendo asegurar que estos eventos se podrán celebrar". De lo contratio, alertan, "peligra su continuidad".

Ayudas

Reclaman ayudas pues temen que la recuperación tarde en llegar. A la espera de Semana Santa, el sector augura que el visitante extranjero, el público principal en los hoteles barceloneses "no volverá de manera activa". Por eso, reclaman "ayudas directas" a la Generalitat y una campaña de promoción turística para compensar pérdidas. Esgrimen que han sido "un sector muy respetuoso" con las restricciones y de los más perjudicados, ya que "prácticamente hasta junio el cliente no podía venir". "Una vez se toman las medidas que conllevan una afectación directa hacia los negocios, lo que sí reclamamos a la Administración son estas ayudas", ha insistido Casals, quejoso porque el Govern no les ha respondido la demanda que el Gremio le ha trasladado "públicamente por escrito".