Revisión 2022

Las pensiones contributivas subirán el 2,5% el año que viene

  • Las pagas mínimas, no contributivas y el Ingreso Mínimo Vital aumentará el 3%

Las pensiones contributivas subirán el 2,5% el año que viene
2
Se lee en minutos
Gabriel Ubieto
Gabriel Ubieto

Redactor

Especialista en Mercado laboral, empresas, pensiones y las diferentes derivadas del mundo del trabajo

Escribe desde Barcelona

ver +

Las pensiones contributivas subirán el 2,5% a partir del 1 de enero del 2022. Teniendo en cuenta que la pensión media actual en España es de 1.038,49 euros mensuales, la subida media rondará los 25 euros. El Instituto Nacional de Estadística (INE) ha publicado este miércoles el dato definitivo del IPC del mes de noviembre, que confirma ese incremento del 2,5% avanzado hace una semanas y que el Gobierno tomará de referencia para actualizar estas prestaciones sociales durante el próximo ejercicio. Según la reforma diseñada por el ministro José Luís Escrivá, las pensiones subirán cada año en función de cómo haya evolucionado la inflación, realizando el cálculo en base al incremento promedio entre el mes de diciembre del año anterior y el noviembre presente. Las pagas mínimas, las no contributivas y el Ingreso Mínimo Vital (IMV), por su parte, se verán incrementadas el 3%.

Un total de 9,9 millones de pensionistas se beneficiarán de los incrementos previstos una vez cerrado el dato definitivo del IPC, tras ya tener un primer aviso con el adelantado hace unas semanas. Pese a que finalmente la inflación acumulada se ha moderado una décima en noviembre, esa ligera modificación no incidirá finalmente en la revisión de las prestaciones contributivas. La escalada de la inflación durante los últimos meses, empujada por el encarecimiento de la energía, ha provocado la mayor revisión al alza de los últimos años. Y el incremento del 2,5% previsto para el año que viene es sustancialmente superior al 0,9% del año anterior. No obstante y a expensas de si se mantiene o no la actual espiral inflacionista, los pensionistas empezarán el año con una pérdida de poder adquisitivo. Si luego durante el 2022 bajan los precios esta se moderará.

Noticias relacionadas

Así, con esta revalorización en el 2022 la pensión mínima de jubilación será de los 10.103,8 euros anuales en el caso unifamiliar (frente a los 9.808,4 del 2021) y hasta los 12.467 euros con cónyuge a cargo (en el 2021, era de 12.103). Mientras, la pensión de jubilación máxima llega a los 39.468,66 euros anuales, 962,78 euros más que en el 2021 (38.505,88 euros). 

Además del incremento consolidado, otra novedad para el año que viene derivada de la 'reforma Escrivá' es una 'paguilla' compensatoria para los jubilados. Esta pretende corregir la diferencia entre el incremento aprobado para el 2021 de la inflación que finalmente se ha producido. Es decir, si el Gobierno subió las pensiones el 0,9% pensando que esa sería la inflación, pero finalmente el IPC cierra el año en el 2,5%; ahora deberá abonar el equivalente a esos 1,6 puntos de diferencia. Lo que implicará un gasto adicional para las arcas de la Seguridad Social de unos 2.300 millones de euros. Actualmente España invierte el 12% de su producto interior bruto (PIB) en costear las pensiones; según los últimos datos de la Seguridad Social.

Temas

Pensiones