Etric

Ionity: la red colaborativa

  • Ionity es el proyecto mediante el cual una decena de marcas del sector quieren conectar las principales carreteras del continente europeo.

Red Ionity

Red Ionity / Audi AG

2
Se lee en minutos
Álex Soler
Álex Soler

Periodista

Especialista en motor, movilidad eléctrica e industria del automóvil

Escribe desde Barcelona

ver +

La infraestructura de carga pública en Europa es todavía corta en comparación con los objetivos marcados tanto por fabricantes como por la clase política para la descarbonización del sector del automóvil. Los fabricantes reclaman un mayor esfuerzo público y privado a empresas de otros sectores después de haber invertido miles de millones en crear una oferta competitiva formada por coches eléctricos de todas las clases. No obstante, estos esfuerzos reclamados siguen siendo lentos. 

Ante la imposibilidad de esperar, muchas marcas también han invertido en el despliegue de cargadores públicos, siendo el último Kia al anunciar un ambicioso proyecto de cargadores rápidos en España. Los fabricantes entienden, desde que llegaran los primeros eléctricos, que la carga rápida es crucial para conectar el continente y así posibilitar los viajes largos sin temer por la batería. Por eso se creó Ionity, una iniciativa empresarial que nació en 2017 para desplegar una red de carga ultrarápida en el continente europeo.

Un esfuerzo conjunto

Pocas iniciativas han puesto de acuerdo a tantas compañías, algunas de las cuales rivales directos en el sector del automóvil. Ionity es una asociación estratégica participada por el Grupo BMW (BMW, Mini), Ford, Daimler (Mercedes-Benz, Smart), Volkswagen, Audi y Porsche, originalmente, y también por Hyundai Motor Group (Hyundai, Kia, Genesis) desde 2019. Cuenta con una sede principal en Múnich, Alemania, y unas oficinas en Oslo, Noruega, el mercado europeo con mayor penetración de coches eléctricos.

Volkswagen ID. 3 cargándose en la red pública Ionity

/ Ionity

A los grupos automovilísticos se suma la colaboración de empresas como Cepsa, Avia, enel X, Eni o Shell, entre otras. Desde Ionity admiten que “somos capaces de garantizar nuestra presencia en localizaciones de fácil acceso en, o cerca de, las principales autopistas europeas, gracias a la ayuda de estos socios”. Asociaciones del sector como la Asociación Empresarial para el Desarrollo e Impulso del Vehículo Eléctrico (Aedive) también colaboran. 

Red actual y precios

Noticias relacionadas

En Europa hay operativos 370 puntos de carga de Ionity, 13 en España, menos que los 400 que la compañía quería tener para 2020. Esto ha provocado que Ionity esté buscando financiación externa para seguir aumentando su red de carga. Sus cargadores disponen de una potencia de carga de hasta 350 kW y utilizan el enchufe CCS (Sistema de Carga Combinada). Pese a que la mayoría de coches actuales no admiten esa potencia de carga, se espera que en el futuro sí lo hagan. Con un cargador de Ionity, el Tesla Model S con batería de 100 kWh, capaz de cargarse a 250 kW, completa el 100% en menos de 30 minutos.

La red de carga más potente de Europa es también la más cara, con una tarifa estándar que cobra 0,79 euros el kWh, con lo que cargar los 100 kWh del mismo Tesla cuesta 79 euros. No obstante, algunos de los fabricantes que colaboran con Ionity disponen de tarifas especiales, como los 31 céntimos el kWh de Audi, los 33 de Porsche o el precio cerrado de 8,40 euros por la carga completa de Volkswagen. Ionity ha lanzado, además, una nueva tarifa plana llamada Passport, que reduce el precio a los 35 céntimos previo pago mensual de 17,99 euros. Para que salga a cuenta, el cliente debe cargar, como mínimo, 40 kWh al mes, es decir, menos de una carga completa al mes.