Condiciones laborales

Ikea regula el teletrabajo: 3 días a la semana en casa y 30 euros de plus al mes

  • La dirección de la multinacional de muebles llega a un acuerdo con la mayoría sindical y parte de sus 9.148 empleados en España podrán acogerse a la modalidad de trabajo en remoto

Centro de diseño de interiores de Ikea.

Centro de diseño de interiores de Ikea.

2
Se lee en minutos
Gabriel Ubieto
Gabriel Ubieto

Redactor

Especialista en Mercado laboral, empresas, pensiones y las diferentes derivadas del mundo del trabajo

Escribe desde Barcelona

ver +

Ikea y los sindicatos con representación mayoritaria han alcanzado un acuerdo para regular el teletrabajo en sus centros en España. Parte de los 9.148 trabajadores que emplea la multinacional de origen sueco podrán ejercer en remoto hasta tres días a la semana y, para compensar los gastos derivados, cobrarán un plus de 30 euros brutos al mes (unos 27,5 euros netos). Así lo confirman tanto fuentes de la empresa como de los sindicatos, que ordenan el trabajo a distancia después de la experiencia inicial durante la pandemia. La regulación del ejercicio en remoto, un año después de la aprobación de la nueva ley de teletrabajo, es una tarea pendiente en España y solo el 3% de los trabajadores está cubierto por un acuerdo al respecto.

El nuevo acuerdo de teletrabajo entrará en vigor el próximo 1 de enero del 2022 y desde la compañía todavía no tienen una estimación de cuántos trabajadores de su plantilla podrán acogerse a esta modalidad. Teniendo en cuenta que perfiles como comerciales, diseñadores o de atención telefónica y asistencia a la venta online encajan perfectamente (como es el caso de los centros de Valladolid o Oviedo); mientras que los operarios de almacén tendrán complicado adherirse. Ikea deberá proveer a quienes pasen a ejercer en remoto, además de esos 30 euros al mes, un ordenador, un ratón, teclado y silla ergonómicos; además de una mesa, un flexo y un reposa pies.

Noticias relacionadas

El plus de compensación de gastos ha sido una de las piedras angulares de la negociación. Finalmente el acuerdo se ha cerrado con un aporte extra de 30 euros mensuales, siempre y cuando el trabajador haya ocupado al menos un 30% de su horario laboral en remoto. Y con la obligatoriedad de disponer de un sistema rúter que asegure la correcta conexión, para evitar perder horas de trabajo debido a interrupciones del internet. Aquí sindicatos como CCOO, en minoría en el comité intercentros de Ikea, ha reivindicado (sin éxito) el incluir una cláusula de revisión automática de esta cantidad en función de la evolución del IPC. Para que así que los trabajadores no vean menguar en poder adquisitivo esta compensación.

El plus compensatorio de 30 euros al mes está dentro de la franja baja de los pluses que se están pactando actualmente en el mercado laboral español. En el convenio de la banca, por ejemplo, ese pago se saldó con 50 euros brutos al mes.